Unos minutos con

GARCIA-TUÑON: Cómo prosperar en el 2013

 

Pequeños Negocios

Hemos recorrido un largo camino en los últimos cinco años desde el comienzo de la recesión en el 2008. La mayoría de los indicadores económicos muestran que la recesión ha resaltado – en particular, la rentabilidad de empresas grandes ha sobrepasado los niveles pre-recesión. Sin embargo la tasa de desempleo sigue más de tres puntos por encima del nivel que disfrutábamos en enero del 2008 y el indicador de confianza se sitúa en 44.3 – siete décimas por debajo del mes anterior y más de 26 puntos menos que hace un año.

Pero créalo o no, personalmente veo todo lo que está transcurriendo en nuestra sociedad en relación con pequeñas empresas y me siento positivo. Considero que si es un empresario, dueño de una pequeña empresa, y ha sobrevivido hasta ahora, usted se encuentra en una posición extremadamente favorable para crecer. Lo peor está en el pasado y el futuro… aunque no sea el futuro que esperábamos hace unos años atrás, el futuro brilla con esperanza.

Pero, ¿cómo realizar este futuro positivo? Mi sugerencia para todas las pequeñas empresas es concentrarse en las maneras de incrementar la demanda.

Aún durante la recesión había muchas empresas logrando un éxito tremendo, gracias a la demanda. Las empresas asociadas con el movimiento verde, como la energía renovable y tecnologías limpias, y con servicios dirigidos a los Baby Boomers, la generación que envejece, crecieron a pesar de la recesión, mientras que las empresas especializadas en asesoría de crédito, la deuda y la consolidación presupuestaria, gestión y liquidación de la deuda crecieron precisamente debido a la recesión. La clave está en la demanda.

Al final –no importa a qué industria pertenezcan– hay ciertas cualidades que podemos desarrollar para nuestros negocios que siempre estarán en la demanda más allá de la economía.

Los debates sobre las estrategias de precios son tan antiguos como la moneda en sí. Establecer el precio adecuado al valor es fundamental, ya que afecta a todos los aspectos de un negocio. Durante la recesión, cuando sobrevivir era la regla del juego, muchas empresas, con tal de permanecer en el mercado, bajaron los precios hasta sólo cubrir los costos. Como resultado, la mayoría de las empresas en una determinada industria se vieron obligadas a reevaluar las estrategias de precios para mantener la posición del producto. En estas situaciones, mientras que es imprescindible que una empresa reduzca sus gastos, nunca debe bajar sus estándares o el valor que crea para sus clientes. Siempre debemos tratar de proporcionar más valor del que nuestros clientes pagan. Por favor, no me malinterpreten, no estoy proponiendo que infravalore a su negocio, pero sus clientes siempre deben sentir que recibieron más por su dinero al hacer negocios con usted en lugar de su competidor.

Otra consideración importante es la calidad de su servicio. ¿Cuánto vale el buen servicio? Ese fue el tema de un estudio realizado en Inglaterra por el Chartered Insurance Institute (CII) y Ernst & Young, que encontró un fuerte consenso en que la industria de seguros no está proporcionando un buen servicio a pequeñas empresas de acuerdo con el 69% de los corredores y 87% de los asegurados que fueron entrevistados. El estudio concluyó que la industria de seguros podrían ahorrar 80 millones de libras esterlinas por año reduciendo la duplicación y mejorando el servicio al cliente.

Marcos Radburn, director de la CII, dice: “Uno de los elementos clave del informe es la necesidad de mejorar nuestra comprensión de las necesidades del cliente. Para hacer esto viable se necesitaría personal adecuadamente capacitado y un enfoque más profesional hacia el servicio al cliente. El mercado necesita trabajar en conjunto para mejorar la profesionalidad y nos retamos a nosotros mismos para ofrecer un servicio de clase mundial al cliente. La calidad del servicio estará siempre en demanda.

La calidad de su servicio refleja la calidad de sus relaciones con sus clientes. Todo negocio tiene que ver con las relaciones que se forman a través del intercambio de valor. La gente prefiere hacer negocios con personas que conocen y por lo tanto, las ventas repetidas y las que son referidas son más efectivas y producen una mayor tasa de retorno. Los negocios basados en las relaciones tienden a obtener mejores resultados que los promedios de la industria debido a la fidelidad del cliente. Las relaciones interpersonales siempre estarán en demanda.

Por último, el péndulo de la percepción del público hacia las empresas se ha desplazado lejos de la codicia de décadas pasadas que culminó con la reciente debacle de las hipotecas “subprime” hacia una visión de los negocios más socialmente responsable. Ahora más que nunca los clientes están atribuyendo un valor más alto a las organizaciones con conciencia social y muchas empresas están descubriendo que, además de todas las razones sociales adecuadas, la responsabilidad social es una buena práctica para los negocios. Como dijo el gran Sir John Marks Templeton: “A aquellos que hacen el bien, les va bien en cualquier economía”.

Más de Manny García-Tuñón

  • Unos minutos con

    GARCIA-TUÑON: Los recursos humanos en su empresa

    Cada organización con dos o más empleados lidia con la gestión de recursos humanos, sépanlo o no, pero solo unos pocos tienen un líder dedicado oficialmente a esta carga.

  • Unos minutos con

    GARCIA-TUÑON: En el mundo de los negocios, el cambio no solo es inevitable, es esencial

    Esta es una lección que muchos de nosotros hemos aprendido de manera difícil durante la reciente recesión y continuamos aprendiendo aún durante la recuperación actual. Típicamente nos vemos forzados a cambiar como reacción a factores externos. Pero también existe la necesidad de aceptar el cambio como parte de un proceso creativo; un requisito para la innovación – algo que Steve Jobs, el fallecido fundador de Apple, una de las empresas más grande del mundo, dijo que es lo que distingue entre un líder y un seguidor. Las organizaciones que desean ser líderes en sus mercados deben cambiar e innovar.

  • Unos minutos con

    GARCIA-TUÑON: Delegar es imprescindible para el liderazgo eficaz

    Quizá se haya dado cuenta de que me fascina el tema de liderazgo. Me encanta leer libros y artículos sobre líderes eficaces y aprender de ellos. No cabe duda de la importancia del liderazgo en nuestras empresas – y por lo tanto aprovecho esa relevancia para escribir a menudo sobre el tema ya que mi columna trata de asuntos empresariales. Pero hay razones aún mayores por las cuales considero este tema tan importante.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria