De la tapicería al diseño de lujo

 

Una familia cubana celebra cuatro décadas en el negocio de retapizado

igomez@elnuevoherald.com

Consuelo “Connie” Alvarez se siente orgullosa de que en su negocio se respire ambiente de hogar. En medio de las instalaciones de la fábrica de muebles Le Jeune Upholstery, en el Bird Road Art District de Miami, creó su propio territorio: una pequeña cocina, con su colección de platos y cerámicas, donde a diario prepara la comida para su familia y para los clientes a quienes les gusta hacer sus citas hacia la hora del medio día para así tener la oportunidad de sentarse con ellos a la mesa y disfrutar de sus ya reconocidas creaciones vegetarianas.

“Cuando mis hijos están reunidos con clientes, mi esposo cierra la puerta de la cocina, pero yo vuelvo a abrirla para que ellos sientan el aroma de las hierbas y la comida fresca, así se provocan y yo los invito a almorzar con nosotros; es cuando mis hijos hacen los mejores negocios’’, confesó entre risas.

Muchos se lo agradecen con notas. Entre ellas, guarda una de hace varios años de Lili Estefan, quien aparte de elogiar la comodidad de los sillones que le fabricaron para el programa El gordo y la flaca, también recordó el jugo de mango de la “jefa de la cocina’’.

Hasta allí llegó también, en el 2010, el diseñador David Bromstad, presentador del programa Color Splash, de HGTV, quien desde allí coordinó parte del proceso de transformación de un simple comedor en un vibrante espacio gracias al color y al retapizado de los muebles.

Es ahora cuando Connie, de 75 años, y su esposo Osmundo Alvarez, de 81, pueden disfrutar de lo que lograron con años de trabajo duro. Sus hijos Alex, de 41 años; Fernando, de 45, y Gerardo, de 49, llevan las riendas del negocio. Sin embargo, la pareja, que cumple 51 años de casada y tiene cinco nietos, no falta un día a la fábrica.

“Me encanta venir todos los días”, afirmó Connie.

Le Jeune Upholstery pasó de ser un pequeño negocio de retapizado a una fábrica de 30,000 pies cuadrados, desde donde se realiza todo el proceso de diseño y producción de muebles; cuenta con una línea propia que se vende por internet y, además, tiene como clientela principal a los diseñadores de exclusivas residencias de la ciudad, como la de Alonzo Mourning.

El negocio abrió en 1971, cuando esta pareja nacida en Cuba, que llegó a Miami a comienzos de los años 1960, hizo realidad su sueño de tener su propio negocio.

“Me prestaron $2,000 en el banco y el resto se lo pagué a plazos a la persona que me vendió un pequeño negocio de tapicería que incluía la máquina de coser y las herramientas para hacer el trabajo, además de una camioneta para las entregas, con gotera incluida”, recordó Osmundo.

El oficio lo habían aprendido en Camilo Furniture, un negocio que fundaron los padres de Connie en Cuba y que reabrieron en Miami. Empezaron con la restauración y tapicería de muebles antiguos. Osmundo quitaba los forros viejos y cortaba y ponía los nuevos. Connie los cosía a máquina y también atendía a la clientela.

“Eramos los dos solos, no podíamos pagar a empleados. Yo lo acompañaba y lo ayudaba en las entregas, incluso embarazada de mi hijo menor, Alex”, agregó Connie.

Un pequeño servicio que un día ofrecieron con amabilidad les abrió la puerta al primer gran negocio.

“Un día llegó una señora, a quien le reparé la falda de un sofá con trozos de tela que saqué de los protectores de los brazos; quedó tan agradecida que me dijo que me iba a recomendar con su esposo”, contó Osmundo.

“La sorpresa fue que su esposo tenía un alto cargo administrativo en la cadena de hoteles Howard Johnson y me dio una gran cuenta para retapizar los muebles de varios hoteles”, agregó.

Años después, otro contrato grande para retapizar 4,000 asientos de los auditorios de la Universidad de Miami le permitió expandir el negocio.

“Con ese pago pudimos pagar la cuota inicial del edificio donde ahora funciona la fábrica”, contó Edmundo sobre la fábrica, a la que se mudaron en 1989, la cual consta de talleres de carpintería, costura y almacenamiento, entre otros departamentos.

En el camino, sus hijos aprendieron bien la lección.

“Nosotros terminamos el college y el resto lo aprendimos en la escuela de Edmundo”, anotó Fernando.

“Desde niños íbamos al negocio a ayudar a limpiar y a quitar las telas de los muebles para retapizar, así aprendimos lo que era la buena construcción de un mueble y la mala también, porque al desbaratarlo se veía si la armazón de madera estaba bien construida o si no valía la pena. En Coral Gables, nos mandaban a retapizar piezas de más de 100 años hechas con calidad”, agregó.

Los tres saben cómo se construye o se retapiza un mueble, pero hoy se encargan de dirigir a más de 30 empleados. Alex es vicepresidente de ventas y mercadeo, Fernando, vicepresidente de diseño, y Gerardo, vicepresidente de operaciones.

Antes de la recesión, la compañía llegó a producir hasta $3 millones al año, de acuerdo con su vicepresidente de ventas y mercadeo. El concepto en que se ha convertido el negocio es diseño de lujo. “Nuestros padres nos han inculcado ser honestos y quedar bien con los clientes, no importa el costo que tengamos que pagar. La perfección es la mejor carta de presentación’’, dijo Alex.

“A veces perdiendo se gana’’, anotó Connie.

Para más información: http://lejeuneupholstery.com

Más de Boletín de Cuba

  •  

 <span class="cutline_leadin">Edward MacDougall </span>durante el encuentro con Junta Editorial del Miami Herald/El Nuevo Herald el jueuves.

    Candidatos al Congreso dicen que campaña va más allá del tema de Cuba

    El alcalde de Cutler Bay, Edward MacDougall, rechazó el jueves que impulse una campaña racista contra los candidatos cubanoamericanos que junto con él compiten en las primarias republicanas de agosto para reemplazar al demócrata Joe García en el escaño del Distrito 26 en el Congreso Federal.

  •  

El experto forestal Reynier Samón planta semillas de mangle en Batabanó, Cuba, donde las autoridades están tratando de revivir la barrera que forman los manglares y que ayuda a frenar las aguas.

    Cuba le pone una muralla al avance del mar

    Los pescadores aún recuerdan cuando la línea costera de este pequeño poblado al sur occidente de la isla estaba 100 metros más lejos. En el fondo de las aguas que avanzaron quedaron casas rústicas, una ruta paralela al mar y hasta un tanque de guerra que ahora los vecinos utilizan para medir, preocupados, cuánto retrocede la tierra cada año.

  •  

Imagen del fotógrafo Willy Castellanos titulada “La caída”. Con el objetivo de recobrar las memorias de la Crisis de los Balseros de 1994, el Centro Cultural Español de Miami y el Colectivo Curatorial Aluna convocaron a los cubanos que hicieron parte de esta masiva ola migratoria a sumarse a un proyecto artístico. Ambas organizaciones esperan recolectar los testimonios de algunos de los cerca de 50.000 balseros cubanos que realizaron la travesía marítima hacia Estados Unidos y que será documentada en la instalación artística interactiva “Éxodo: Documentos Alternos”. La exhibición se inaugurará en la segunda semana de septiembre con motivo del vigésimo aniversario de la Crisis de los Balseros, que se produjo entre el 11 de agosto y el 13 de septiembre de 1994, cuando el Gobierno cubano autorizó la salida de quienes desearan irse por sus propios medios de la isla.

    Proyecto artístico en Miami busca recolectar testimonio de balseros cubanos

    Con el objetivo de recobrar las memorias de la Crisis de los Balseros de 1994, el Centro Cultural Español de Miami y el Colectivo Curatorial Aluna convocaron a los cubanos que hicieron parte de esta masiva ola migratoria a sumarse a un proyecto artístico.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria