Sentencian a jefe de banda que vendía documentos cubanos

 

achardy@elnuevoherald.com

El cabecilla de una banda que vendía actas de nacimiento cubanas falsas a inmigrantes indocumentados para que pudieran obtener tarjetas verdes de residencia fue sentenciado el lunes a dos años y nueve meses en prisión y a tres años de libertad supervisada.

La condena contra el cubano Fidel Morejón por la jueza federal Cecilia Altonaga en Miami es la más larga de los cuatro miembros del grupo, todos los cuales se declararon culpables después de ser arrestados el año pasado.

Morejón, de 40 años, se disculpó ante la juez, los fiscales y su familia y dijo que había “cometido un error” con la venta de las actas de nacimiento cubanas a extranjeros que no eran cubanos.

Por lo menos desde el 2009, la banda de Morejón vendió las actas a unos 50 inmigrantes de varios países, incluyendo argentinos, colombianos, costarricenses, mexicanos, peruanos, salvadoreños y venezolanos. El grupo obtuvo más de $500,000 por la venta de los certificados. Los clientes pagaban entre $10,000 y $15,000 por cada documento.

Los fiscales le habían pedido a Altonaga que sentenciara a Morejón a 10 años de prisión, pero la jueza se negó señalando que ese castigo no se ajustaba a las pautas de sentencia por el tipo de delito cometido. Los fiscales dijeron que Morejón merecía una sentencia más dura, porque se hizo pasar por funcionario de inmigración y se ofreció a proteger contra la deportación a los clientes que pagaban por las actas de nacimiento, pero amenazaba con deportación a los que se negaban a pagar.

De acuerdo con expertos en cuestiones de inmigración, el caso arroja luz sobre lo que se ha convertido en un problema importante para las autoridades federales. La venta de documentos falsos, tales como certificados de nacimiento y documentos de nacionalidad cubanos ha obligado a las autoridades de inmigración a redoblar sus esfuerzos por verificar si las personas que solicitan residencia como cubanos son realmente nativos de la isla.

Según un funcionario federal, las autoridades de inmigración llaman con más frecuencia a entrevistas personales para verificar los antecedentes de solicitantes.

En virtud de la Ley de Ajuste Cubano de 1966, los cubanos que llegan a Estados Unidos sin visado pueden permanecer en el país y solicitar residencia después de un año y un día. Pero para obtener la tarjeta verde de residencia, los inmigrantes cubanos deben mostrar prueba de ciudadanía cubana.

Documentos disponibles en la corte revelaron otro caso aparte. Estos documentos muestran que un mexicano indocumentada - Alejandro Marcelo Jiménez - pagó $3,000 aproximadamente hace cuatro o cinco años para obtener una acta de nacimiento cubana falsa que luego utilizó para obtener una tarjeta verde diciendo ser refugiado cubano cuyo padre había nacido en La Habana.

No está claro si Jiménez compró su acta a la banda liderada por Morejón. Una lista de los clientes de Morejón proporcionado a El Nuevo Herald por una persona familiarizada con el caso contiene un nombre más o menos similar a la un comprador, Julio Alejandro Jiménez. Pero este cliente de Morejón pagó $12,000 para su certificado de nacimiento cubano, de acuerdo con la lista que examinó El Nuevo Herald.

Según una declaración jurada presentada por un agente de la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), el mexicano que pagó $3,000 por su certificado fue descubierto cuando regresaba de un viaje al exterior al Aeropuerto Internacional de Miami (MIA).

La declaración jurada dice que durante un interrogatorio, Alejandro Marcelo Jiménez reconoció haber comprado el acta de nacimiento cubana y utilizarla para obtener su tarjeta verde de residencia. También reconoció haber mentido cuando afirmó que su padre había nacido en La Habana.

Otros dos miembros de la banda de Morejón, Nelson Daniel Silvestri Soutto y su esposa, Laura María Ponce Santos, ambos de Uruguay, fueron condenados anteriormente. Silvestri recibió una condena de un año en la penitenciaría y tres años de libertad supervisada, mientras que su esposa fue sentenciada a seis meses de prisión y dos años de libertad supervisada.

Ambos son susceptibles de ser deportados tras la finalización de su condena.

Un tercer miembro del grupo, Amelia Osorio, una cubana, fue condenada anteriormente a cuatro meses de prisión y dos años de libertad supervisada.

Como cubanos, Osorio y Morejón probablemente serán puestos en proceso de deportación, pero no serían deportados.

Morejón era residente de Kissimmee en la parte central de la Florida, mientras que Osorio, Silvestri y Ponce vivían en Naples, en la costa oeste del estado.

Más de Sur de la Florida

  • Seguro Social: ¿Qué tanto hay que trabajar para pedir la jubilación?

    ¿Cuánto tiempo tengo que trabajar para tener derecho a beneficios por jubilación?

  •  

 <span class="cutline_leadin">Estudiantes de</span> una escuela chárter administrada por Mater Academy durante una clase de música en esta foto de archivo.

    Legislación 2014

    Compañía de escuelas chárter en la lupa federal

    La Oficina del Inspector General del Departamento de Educación está auditando a la empresa Academica Corp., la compañía más grande de gerencia de escuelas chárter del estado, que ha estado bajo el escrutinio del Departamento de Educación de Estados Unidos por potenciales conflictos de interés en sus prácticas de negocios.

  • Aspero debate entre las partes en pro y en contra del estadio

    El Condado de Miami-Dade vio el domingo la aspereza que puede esperar en las próximas semanas y quizás meses mientras las dos partes se enfrentaban en un irritable debate sobre un potencial estadio de la Major League Soccer (MLS) en el Puerto de Miami.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria