Más beneficios para soldados homosexuales

 

EFE

El Departamento de Defensa de Estados Unidos anunció el lunes beneficios adicionales para los militares homosexuales, sus cónyuges y sus familias, entre los que figuran la concesión de permisos por emergencias, compensación en casos de discapacidad o muerte y asignación de tareas conjuntas.

“Es una cuestión de equidad fundamental que se otorguen beneficios similares a todos los hombres y mujeres de uniforme que sirven a su país”, explicó en un comunicado el secretario de Defensa, Leon Panetta.

El jefe del Pentágono precisó que, si bien se requieren “modificaciones sustanciales” de políticas y formación que tomarán tiempo, el objetivo es que los nuevos beneficios “estén disponibles con la mayor rapidez posible”.

Entre los beneficios para los militares homosexuales anunciados están los permisos por emergencias relacionadas con sus cónyuges, compensación en casos de discapacidad o muerte y la asignación de tareas conjuntas cuando los dos miembros de la pareja pertenecen a las Fuerzas Armadas.

Panetta también recordó, no obstante, que una de las limitaciones para lograr la igualdad plena de los homosexuales en las Fuerzas Armadas sigue siendo la Ley de Defensa del Matrimonio, vigente desde 1996 y que prohíbe al gobierno federal el reconocimiento legal de las uniones entre personas del mismo sexo.

Esa ley está siendo revisada actualmente por la Corte Suprema y Panetta confía en que en algún momento el Departamento de Defensa pueda conceder todos los beneficios disponibles a los militares y sus dependientes “independientemente de su orientación sexual”.

Entre los beneficios pendientes que no están entre los anunciados el lunes figuran el derecho de entierro en los cementerios nacionales, privilegios de vivienda y ciertos gastos de viaje para los cónyuges.

La del lunes fue una de las últimas medidas adoptadas por Panetta como secretario de Defensa, un cargo que abandonará en cuanto el Senado confirme a su sucesor, Chuck Hagel.

Durante el mandato de Panetta el Pentágono ha tomado dos decisiones históricas: la de permitir a las mujeres servir en unidades de combate y la anulación de la prohibición de formar parte de las Fuerzas Armadas a las personas abiertamente homosexuales.

La norma conocida como don’t ask, don’t tell permitía a los homosexuales formar parte de las Fuerzas Armadas, siempre y cuando no hicieran pública su orientación sexual, lo que dio pie a una cultura de denuncias y venganzas y a la expulsión de más 13,000 militares homosexuales.

Más de Estados Unidos

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria