Se encuentran 2 cadáveres tras el tiroteo en Kendall

 

EFlor@ElnuevoHerald.com

Uno de los 3 hombres involucrados en un intenso tiroteo en Kendall la noche del martes, fue encontrado muerto a un par de millas de la vivienda incendiada donde se produjo el incidente, informó la policía de Miami-Dade.

El cuerpo identificado como el de Dell DiGiovanni, de 50 años, fue encontrado en una zona con árboles a la altura de la intersección de la 147 avenida del suoeste y la calle 47 mientras oficiales de la policía inspeccionaban el lugar.

Las investigaciones preliminares indican que Dell DiGiovanni se habría suicidado.

En la mañana del miércoles, el Departamento de Policía de Miami confirmó que fue hallado otro cadáver en el interior de la vivienda incendiada el martes tras el tiroteo.

La vocera de la policía Aida Fina-Milian, dijo que el cuerpo no ha sido identificado y permanece en la vivienda en el área de la 154 avenida y la calle 57 del suroeste.

"El cuerpo todavía no ha sido retirado del lugar por el mal estado de las estructuras de la vivienda", dijo Fina-Milian.

La policía de Miami-Dade mantiene el miércoles un cerco de vigilancia en Kendall tras un tiroteo protagonizado la noche del martes entre agentes de esa fuerza y tres sospechosos.

Las autoridades tienen bajo custodia a Brian Howell, 29 años, uno de los tres sospechosos que le dispararon a agentes de la policía con armas de alto calibre, incendiaron su casa y huyeron, lo que provocó que todo el barrio estuviera bajo un cerco policial la noche del martes.

El miércoles, vecinos relataron los momentos de pánico que vivieron durante el incidente.

Valeria García, dijo que se escucharon varios disparos cerca de una casa en la que vivían los sospechosos desde hace al menos 5 años. "Cuando escuché los tiros y vi a la policía pensé que era algo muy serio", dijo García. Por su parte Estephany Díaz de 14 años, dijo que la balacera la aterrorizó y la llevó a esconderse en su casa "No quería morir, tenía mucho, mucho miedo", comentó Díaz.

Los detalles no eran muy claros, pero el incidente comenzó alrededor de las 7 p.m. cuando detectives antinarcóticos se acercaron a una casa cerca de Southwest 154 Avenue y 57 St.

La policía sospechaba que en la casa funcionaba un invernadero con plantas de marihuana, además la vivienda era “conocida como un lugar problemático en el barrio”, según vecinos entrevistados por The Miami Herald.

Los vecinos dijeron que dos hombres jóvenes adultos y un hombre mayor, probablement el padre, vivían en la casa. Dijeron que las tres personas venían de Virginia, y parecía que alquilaban la casa en 15415 SW 57 Street. Los hombres fueron identificados como Dell DiGiovanni, de 50 años; su hijo, Michael DiGiovanni, 27 años; y Brian Howell, 29 años, por el canal NBC6. La policía no confirmó las identidades de los hombres, pero dijo que uno podría estar herido.

El martes en la noche la policía se aproximó a la casa, y los tres hombres empezaron a dispararles a los agentes, posiblemente con armas de alto calibre . La policía respondió al ataque. Al parecer uno de los hombres fue herido.

“Al principio pensamos que eran fuegos artificiales, pero cuando salimos a ver, la policía nos gritó que entráramos a la casa”, dijo una mujer que vive en la cuadra y no quiso ser identificada. “Al final, se escuchaba como un tiroteo de verdad. Llamamos al 911”.

El incidente se intensificó cuando unidades especiales SWAT y de la policía se acercaron al área.

Después que los hombres lograron escabullirse del lugar, la policía alertó a los vecinos de que no salieran de sus casas hasta que escucharan nueva información. Cerca de las 10:30 p.m., la policía levantó el cerco parcialmente para que los residentes regresaran a sus hogares.

Algunas de las personas que viven en la cuadra dijeron que los hombres eran considerados un problema. El mes pasado, uno de ellos, posiblemente bajo los efectos del alcohol, chocó su carro contra un árbol en la cuadra; otro de los hombres se llevó por delante varios buzones de correo.

“Eran bastante callados pero si algo malo pasaba en el barrio, seguramente eran ellos los que lo habían causado”, dijo uno de los vecinos.

Más de Es noticia esta semana

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria