Venezuela cada vez más cerca de una crisis institucional

 

adelgado@elnuevoherald.com

El vicepresidente Nicolás Maduro -quien gobierna a nombre de Hugo Chávez pese a que nadie ha visto al presidente en más de diez semanas- conduce a Venezuela peligrosamente cerca de una crisis institucional, en la que cada día se refuerza más la noción de que los herederos del líder bolivariano están usurpando el poder, advirtieron analistas.

Chávez, quien no ha sido visto en público desde que el 8 de diciembre anunció que sería sometido a una nueva operación, oficialmente sigue a cargo del gobierno venezolano pese a que no estuvo en condiciones de ser juramentado el 10 de enero.

Según las versiones del propio gobierno, el líder de la revolución bolivariana es quien está impartiendo las órdenes en Venezuela.

Pero el propio gobierno admite que los problemas de salud del mandatario persisten.

“La insuficiencia respiratoria surgida en el curso del postoperatorio persiste y su tendencia no ha sido favorable por lo cual continúa siendo tratada. En cambio el tratamiento médico por la enfermedad de base continúa sin presentar efectos adversos significativos hasta el momento”, anunció el jueves en la noche el ministro de Información Ernesto Villegas.

“El paciente se mantiene en comunicación con sus familiares, con el equipo político del gobierno y en estrecha colaboración con el equipo médico de trabajo. El presidente se mantiene aferrado a Cristo, con máxima voluntad de vida y con la mayor disciplina en el tratamiento de su salud”, agregó.

Pero pronunciamientos como esos hacen muy poco para contener la incertidumbre provocada por el hecho de que el mandatario no ha podido dirigirse a la nación ni una sola vez desde que partió a La Habana para su intervención quirúrgica a inicios de diciembre.

Y ya son muchos los que dudan que Chávez sea quien realmente sostenga las riendas del poder en Venezuela.

“Lo que están haciendo ahorita es un proceso de usurpación, donde están mandando las Fuerzas Armadas junto con Nicolás Maduro. Esa es la realidad”, dijo el analista y columnista David Morán.

Es una percepción que toma más fuerza cada día que pasa, y que está generando una sensación de malestar que comienza a trasladarse a la calle.

El jueves, un grupo de universitarios que se manifestaron recientemente ante la embajada de Cuba en Venezuela, amenazó con ir al hospital de Caracas donde supuestamente está internado Chávez, para exigirle que aparezca.

“Así como exigimos que volviera a Venezuela, hoy exigimos que salga y dé la cara [y] si en las próximas horas no lo hace, el movimiento estudiantil se dirigirá al Hospital Militar para saber claramente si se encuentra bien y en capacidad de gobernar”, dijo en rueda de prensa Gabriela Arellano, una dirigente estudiantil.

“Hoy estamos haciendo una exigencia al gobierno: que muestre al presidente Chávez, que le diga al país en qué situación se encuentra. Necesitamos saber si tiene o no las condiciones físicas necesarias para asumir las funciones presidenciales”, insistió el dirigente estudiantil José Vicente García.

Para los estudiantes, Maduro, y el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, “quieren quedarse” con el gobierno.

Los jóvenes habían protagonizado la semana pasada una manifestación similar frente a la embajada cubana para exigir que el mandatario retornara al país, cuando llevaba cerca de 70 días en la isla y en medio de acusaciones de que las decisiones del gobierno venezolano estaban siendo tomadas por el régimen de Raúl Castro.

Chávez, quien padece de un cáncer cuya gravedad es desconocida por los venezolanos, habría retornado el fin de semana, según el anuncio oficial, pero nadie lo vio llegar.

El anuncio del regreso se hizo horas después de que el gobierno divulgara unas fotos del mandatario acompañado por sus hijas, como una especie de prueba de que aún continuaba vivo.

Pero la fe de vida suministrada no fue lo suficientemente contundente como para apaciguar las dudas sobre las condiciones físicas del mandatario, dijo Jesús Seguías, presidente de la encuestadora DatinCorp.

“El manejo comunicacional del gobierno ha sido terrible, ha sido sumamente torpe”, comentó Seguías.

Es un manejo de información que ha demostrado ser en ocasiones contradictorio. La foto divulgada, incluso, fue ejemplo de ello.

La fotografía, que para empezar carecía de la fuerza de un video, mostraba a Chávez con sus dos hijas en una habitación normal, que dejaba entrever que el mandatario ya no se encontraba en terapia intensiva.

“Pero de pronto, a los pocos días de esas fotografías, viene de gallos y de media noche, escondido, y nadie sabe, y nadie lo ha visto, no hay ninguna evidencia, entonces resulta que genera un manto de dudas”, expresó Seguías.

“Y luego, para rematar, el presidente Evo Morales, un gran amigo del presidente, viene a verlo y no lo dejan ver. Solamente eso ocurre cuando estás en terapia intensiva, y las fotografías que publicaron de sus hijas demostraron que el presidente no lo estaba. Eso lleva a muchos a pensar que las fotos eran trucadas”, dijo.

Para el analista Orlando Viera-Blanco, el manto de misterio colocado sobre la situación del mandatario arroja ciertas similitudes con el proceso sostenido hace unos años en Cuba, cuando un Fidel Castro enfermo transfirió el poder a su hermano Raúl.

En ese entonces persistían las dudas de que Raúl podía llenar los zapatos de Fidel, quien pese a salir muy poco en público debido a su enfermedad, quedaba nominalmente a cargo del gobierno mientras la gente comenzaba a acostumbrarse a ver a su hermano frente al timón.

En Venezuela, ocurre lo mismo, dijo Vera-Blanco.

“Este es el continuismo de una política de incertidumbre y de misterio. En este caso, Chávez llega a Venezuela y continúa sin verse. Desde el punto de vista estratégico para la revolución, es el esquema de incertidumbre y de ansiedad al que se sigue jugando para crear en torno a él, un personaje mitológico y de expectativas latentes”, dijo.

“Pero desde el punto institucional, es una situación absolutamente inaceptable. Es una burla a la credibilidad de la buena fe de los venezolanos y es un proceso que está convirtiendo a Venezuela [país que antes de la revolución contaba con un largo legado democrático de instituciones sólidas] en una república bananera y habanera”, expresó.

Este artículo fue complementado con los servicios cablegráficos de El Nuevo Herald.

Más de Es noticia esta semana

  •  

 <span class="cutline_leadin">Durante varios</span> meses, propietarios de negocios a lo largo de Alton Road, choferes y peatones han experimentado la opresión de la construcción en casi todas las esquinas de South Beach.

    Construcción en Alton Road está matando los negocios en South Beach

    Camiones de volteo rugían por la cuadra de los 900 de Alton Road en South Beach esta semana mientras los trabajadores rompían el asfalto y maniobraban piezas de tuberías de drenaje bajo tierra.

  •  

 <span class="cutline_leadin">La falta</span> de productos en Cuba es común y la escasez afecta todos los rubros, desde alimentos a medicinas. En la imagen de noviembre del 2013, los estantes de una farmacia de La Habana tienen poco que ofrecer.

    De cerveza a condones, se agrava la escasez en Cuba

    Primero, las papas desaparecieron de los mercados cubanos. Ahora están de vuelta, pero la policía lucha para mantener bajo control a multitudes de frenéticos compradores. Y hay una nueva escasez de cerveza y preservativos, con algunas tiendas cobrando hasta $1.30 por cada condón.

  •  

Un grupo de estudiantes y manifestantes opositores al Gobierno venezolano participan en una manifestación de pies descalzos en la Avenida Francis de Miranda hoy, miércoles 16 abril de 2014, en Caracas (Venezuela). Los estudiantes convocaron a una nueva jornada de protesta tras la segunda reunión para el diálogo entre el Gobierno y la oposición del pasado martes.

    Diálogo ensancha fisuras entre sectores de la oposición en Venezuela

    Las conversaciones entre el régimen de Nicolás Maduro y dirigentes de la oposición están ensanchando las fisuras entre los adversarios del chavismo, con un bando denunciando el diálogo como el suministro de oxígeno a un gobierno debilitado y con el otro describiendo el proceso como un nuevo frente desde donde también embestir a la “revolución bolivariana”.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria