Escándalo por fotos de estudiantes desnudas de Escuela Secundaria Cypress Bay, de Broward

 

mrvasquez@MiamiHerald.com

Un website anónimo lleno de fotos de desnudos subraya los peligros de “sextear” (enviar mensajes de texto de índole sexual) entre los adolescentes y podría acabar llevando a una acusación criminal.

Los estudiantes de la Escuela Secundaria Cypress Bay en Weston creen que uno o más de sus compañeros de clase son responsables del escabroso portal de internet, en el que aparecen más de una docena de fotos sexualmente explícitas de chicas adolescentes. La página las identifica como estudiantes de Cypress Bay, y, en algunos casos, da sus nombres.

“Eso es jugar con la vida de las personas”, indicó el estudiante de último año de Cypress Bay Matthew Gio, de 17 años.

El Departamento de Policía de Broward (BSO) está investigando el portal como posible pornografía infantil.

En los últimos dos o tres días, las fotos en internet se han hecho virales, y el enlace ha sido pasado rápidamente a través de Twitter. Muchos de los aproximadamente 4,300 estudiantes de Cypress Bay bajaron las imágenes en sus teléfonos mientras estaban dentro de la escuela.

Resultó una humillación pública para el grupo de muchachas, quienes son en su mayoría estudiantes de primer año.

Una de las chicas fotografiadas fue vista llorando abiertamente en la escuela; otra se fue abruptamente de la clase en medio de un coro de miradas y susurros.

“Ay, bendito, es algo horrible”, comentó Cherie Benjoseph, cofundadora de la Fundación KidSafe, una agencia sin ánimo de lucro del sur de la Florida que trabaja para proteger a menores de la explotación y el abuso.

Benjoseph declaró que los padres y las escuelas pueden hacer un mejor trabajo en cuanto a enseñar a niños y adolescentes cómo protegerse en internet. Por ejemplo, la importancia del respeto a sí mismo y de los límites personales pueden ser incorporados en las clases de educación sexual en las escuelas, y los padres pueden tomarse el trabajo de examinar el contenido de los teléfonos de sus hijos.

El Distrito Escolar de Broward envió todas las llamadas sobre el incidente a la Oficina de la Policía de Broward.

Por supuesto que el fenómeno del siglo XXI denominado “sextear”, el envío de fotos explícitas a través de mensajes de texto, no se limita a los adolescentes. Celebridades como la actriz Vanessa Hudgens han visto horrorizados cómo fotos subrepticias se han hecho virales en la internet. Hudgens afirmó recientemente que el escándalo por sus fotos había sido “con mucho el peor momento de mi carrera”.

Siempre existe la posibilidad de que esas fotos se filtren. En el caso de menores de edad, existe la complicación adicional de las leyes de pornografía infantil, y el hecho de que la mentalidad de los adolescentes es más dada a los riesgos que la de los adultos.

En Cypress Bay, el problema de las fotos podría dejar una huella de años. A Benjoseph le preocupa que las adolescentes afectadas “querrán hacerse daño a sí mismas. Ellas considerarán que eso no es algo que pueden tolerar y con lo que pueden vivir… a menos que cuenten con un apoyo extremadamente fuerte. Es muy triste. Es desolador”.

En Twitter, donde la noticia de las fotos se propagó a toda velocidad, los comentarios iban de lo comprensivo (“Wow. Pobres muchachas”, escribió una persona) a los que dijeron que la culpa era de ellas.

“Por eso yo digo siempre que las chicas no deberían mandar desnudos”, comentó en Twitter Kiki Estévez. “Una vez que aprietan ENVIAR, se puede hacer CUALQUIER COSA con eso”.

De hecho, algunos usuarios de Twitter reenviaron las fotos, al parecer sin darse cuenta de que al hacerlo podrían ser acusados de cargos criminales.

Janet Johnson, abogada defensora por lo criminal de Jacksonville, declaró que los adultos que enviaron las fotos por Twitter o incluso que reenviaron el enlace de la página de internet podrían acabar recibiendo condenas de cárcel más largas que los mismos adolescentes que publicaron las fotos en la web. Una razón clave: esos adolescentes, aunque pueden enfrentar cargos por diseminar pornografía infantil, serán probablemente juzgados en un tribunal de menores más clemente.

Para los adultos convictos de propagar las imágenes, un par de años de cárcel es una posibilidad real, señaló Johnson, incluso para los que reciban su primera acusación. Podrían además acabar siendo registrados como delincuentes sexuales.

“Una vez esas imágenes están en su teléfono o su iPad o su computadora, incluso si las borran, están en su posesión”, señaló Johnson, quien se ocupa de muchos casos de pornografía infantil. “Ellos no pueden borrar eso de su disco duro”.

Algunos estudiantes de Cypress Bay se sorprendieron de que las fotos siguieran en internet el viernes.

La portavoz del BSO, Veda Coleman-Wright, declaró que la agencia todavía estaba trabajando para identificar a las chicas, y que no pediría al operador de la página de internet que la cierre hasta que confirme que las chicas son menores de edad.

“No es algo tan simple”, señaló Coleman-Wright. “Hay que probar que se ha cometido un delito, que hay de hecho actividad criminal, antes de que se pueda exigir que se cierre un portal de internet”.

Los estudiantes de Cypress Bay comentaron que al menos algunas de los nombres son de las muchachas en las fotos, mientras que en otros casos no.

En lo que se refiere al lado académico, Cypress Bay tiene una reputación impecable. La escuela tuvo el raro honor de que el año pasado el discurso de principio de curso fuera hecho por el vicepresidente Joe Biden. Pero en sólo una década o más o menos de existencia, Cypress Bay ha tenido múltiples escándalos sexuales.

En el 2009, la policía descubrió a un estudiante de 17 años usando su teléfono para sacar fotos de chicas mientras usaban el baño de la escuela. El año pasado, la policía investigó a un maestro de Estudios Sociales y entrenador de lucha que fue acusado de tener una relación sexual con una estudiante. La estudiante confirmó la relación romántica, pero afirmó que era de mutuo acuerdo, y que ella tenía 18 años cuando ocurrió.

La policía no presentó cargos en ese caso.

Más de Es noticia esta semana

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria