Las boletas ausentes

Solicitudes fantasmas inundaron oficina de elecciones en Miami-Dade

 

pmazzei@MiamiHerald.com

La primera solicitud fantasma de una boleta ausente llegó al website de elecciones de Miami-Dade a las 9:11 p.m. del sábado 7 de julio.

La siguiente arribó a las 9:14. Luego 9:17. 9:22. 9:24. 9:25.

En cuestión de 2 semanas y media, llegaron 2,552 solicitudes por internet de votantes que no habían pedido boletas ausentes. Llegaban demasiado rápido para que se tratara de verdaderas personas llenándolas. Se originaban en sólo un puñado de Direcciones IP. Y no llegaban al azar.

El asunto tenía todas las apariencias de un truco político sucio, un esfuerzo de alta tecnología hecho por un pirata cibernético desconocido para alterar tres elecciones primarias clave del 14 de agosto, concluyó una investigación de The Miami Herald.

El ardid fracasó. El programa de computadora del departamento de elecciones marcó las solicitudes como sospechosas. Las boletas no se enviaron.

Pero, ¿quién estaba detrás del ardid? Y, la próxima vez, ¿podrá un pirata cibernético más hábil alterar los resultados de una elección?

Tras seis meses y una pesquisa de un gran jurado, todavía hay algunas preguntas sobre las solicitudes fantasma, que se centraron en los votantes demócratas de un distrito del Congreso y los votantes republicanos de dos distritos de la Cámara de Representantes de la Florida.

El presidente de ese gran jurado, cuyo informe hizo pública la existencia de las solicitudes fantasma, declaró que los jurados estaban impacientes por averiguar si algún candidato o consultor político había tenido éxito en manipular el sistema de votaciones. Pero no recibieron respuesta alguna.

“Nos preguntamos: ‘¿Por qué nadie hizo nada al respecto?’ ”, afirmó el presidente del gran jurado, Jeffrey Pankey.

La fiscalía estatal de Miami-Dade no pudo encontrar al pirata cibernético porque la mayoría de sus actos fueron enmascarados por Direcciones IP en el extranjero. Pero por lo menos algunas de las solicitudes de boletas se originaron en Miami y pudieron haber sido rastreadas con mayor profundidad, concluyó The Herald.

La fiscalía no obtuvo esa información como parte de su pesquisa inicial, debido a problemas de comunicación con el Departamento de Elecciones.

El viernes, un día después de que The Herald señaló el tema de las Direcciones IP domésticas, la oficina de la fiscal estatal Katherine Fernández Rundle aseguró que estaba revisándolas.

Según las leyes electorales del estado, solamente los votantes, los miembros de su familia inmediata o sus tutores legales pueden presentar solicitudes de boletas ausentes. Las violaciones se pueden considerar fraude de mayor cuantía.

El intento frustrado se centró en los votantes de tres distritos: los demócratas en el Distrito Congresual 26, donde cuatro candidatos —incluyendo un sospechoso de ser un falso candidato, que fuera acusado el viernes de violaciones de elecciones federales— compitieron para enfrentarse luego al vulnerable representante republicano David Rivera; y los republicanos en los distritos 103 y 112 de la Cámara de la Florida, dos escaños codiciados.

Nueve candidatos estuvieron involucrados en las campañas: Joe García, Gustavo Marín, Gloria Romero Roses y Justin Lamar Sternad, en el Distrito 26; Manny Díaz Jr., Renier Díaz de la Portilla y Alfredo Naredo-Acosta, en el Distrito 103; y Gus Barreiro y Alex Díaz de la Portilla en el Distrito 112.

García, Díaz Jr. y Alex Díaz de la Portilla ganaron sus primarias, todos por un amplio margen. Al fin y al cabo, las boletas ausentes fantasmas no hubieran cambiado los resultados.

Pero en ese momento no había modo de estar seguro. Y las boletas hubieran traído más votantes a la elección, que no tuvo una gran presencia de votantes. Las solicitudes fantasma se centraron en votantes de poca frecuencia que no habían solicitado votar en ausencia, la mayoría de los cuales acabaron por no votar en absoluto en las primarias.

Solamente los candidatos, los partidos políticos y los comités tienen acceso durante una elección a las listas, que se actualizan una vez al día, y que muestran qué votantes ya han solicitado y devuelto boletas en ausencia.

García, Marín, Romero Roses, Díaz y Barreiro negaron haberse involucrado en modo alguno en el fraude de solicitudes fantasma, lo mismo que Renier Díaz de la Portilla y un importante consultor de su hermano Alex, quien se negó a hacer comentario alguno.

Naredo-Acosta, quien no hizo campaña de modo visible, no pudo ser contactado. Y Sternad, quien se declaró no culpable el viernes de acusaciones de haber mentido en sus informes federales de campaña, se negó a comentar a través de su abogado, Rick Yabor.

Existen vínculos entre algunos de los candidatos que se postularon en distintos distritos.

Sternad contrató como su gerente de campaña a Ana Sol Alliegro, un antiguo amor de Alex Díaz de la Portilla que lo respaldó en su campaña el año pasado, según su rival Barreiro. Renier Díaz de la Portilla contrató a su hermano para que dirigiera su campaña, y ambos compartieron varios consultores políticos.

Pero la familia no tuvo nada que ver con solicitudes fantasma, indicó Renier Díaz de la Portilla.

“No, en absoluto”, subrayó.

De él se hizo eco Elnatan Rudolph, presidente de la compañía Cornerstone Management Partners, radicada en Nueva Jersey, un importante consultor político para los dos Díaz de la Portilla.

“Para mí no tiene sentido que alguien haga eso, porque de todos modos necesitan que la persona vote por ti”, señaló.

Si se hubieran enviado las boletas solicitadas, las campañas hubieran podido, aun sin robarse las boletas del buzón, inundar a los votantes con llamadas telefónicas, volantes y visitas a domicilio para tratar de ganar su voto.

Si persuades un número suficiente de ellos, has sumado votantes para tu candidato.

Primeras indagaciones

Cuando se marcaron inicialmente las solicitudes fantasma, personal del Departamento de Elecciones llamó por teléfono a una docena de los votantes afectados para comprobar si de verdad habían pedido boletas ausentes. No lo habían hecho, explicó Rosy Pastrana, la subdirectora de elecciones para servicios al votante.

Lynn Sargent, de 23 años, dijo que ella recibió un correo electrónico el 8 de julio confirmando su solicitud de una boleta ausente, aun cuando ella nunca la había pedido.

“Yo me puse definitivamente preocupada cuando lo recibí”, dijo Sargent, quien es oriunda de Miami-Dade y se había mudado hacía poco a Connecticut. Pero la boleta nunca le llegó y votó en su nuevo estado.

Una vez que el departamento estuvo seguro de que las solicitudes eran falsas, bloqueó las 15 Direcciones IP de las cuales provenían. Les tomó varios intentos —el pirata cibernético simplemente se cambiaba a una dirección distinta— antes de que dejaron de llegar las solicitudes.

“Cada vez que veíamos ese patrón, bloqueábamos la Dirección IP”, explicó Bob Vinock, subdirector adjunto de elecciones para informática. “Me imagino que al final se rindieron”.

Luego vino lo más difícil: tratar de averiguar quién lo hizo.

Pastrana, la subdirectora de elecciones, envió una carta enumerando las conclusiones locales y una lista de 12 Direcciones IP en el extranjero a la fiscalía estatal el 8 de agosto, según los archivos.

El 21 de agosto, Thomas Haggerty, fiscal de la unidad de crímenes cibernéticos, notó que las Direcciones IP eran extranjeras, registradas en la India y en el Reino Unido.

“Evidentemente, la persona que solicitó esas boletas está usando software, servicios y/o servidores proxy para enmascarar su propia Dirección IP”, escribió Haggerty en un correo electrónico a Johnette Hardiman, fiscal a cargo de la revisión. “Estas son probablemente un punto muerto”.

En diciembre, mientras la fiscalía estatal preparaba su informe de gran jurado sobre las boletas ausentes, el fiscal Tim VanderGiesen, quien no participó en la pesquisa de agosto, se puso en contacto con el Departamento de Elecciones.

No fue hasta entonces —cuatro meses después— que empleados de informática del Departamento de Elecciones se dieron cuenta de que Pastrana no había enviado a la fiscalía estatal otras tres Direcciones IP, que correspondían a las primeras solicitudes fantasma de principios de julio.

Las tres direcciones eran domésticas. Por lo menos dos de ellas son de Miami, según mostró una búsqueda rápida en internet de Direcciones IP. No está clara la ubicación de la tercera dirección en EEUU.

La demora en entregar esas direcciones a la fiscalía fue un descuido, dijo Vinock. El 12 de diciembre, él envió por correo electrónico las direcciones a VanderGiesen. Pero estas parecen haber pasado inadvertidas.

Un mes después, el 15 de enero, José Arrojo, jefe de la Unidad de Corrupción Pública de la fiscalía estatal, firmó el memorándum de cuatro párrafos de Hardiman cerrando la pesquisa de las solicitudes fantasma. El memo no contenía referencia alguna a Direcciones IP domésticas.

Las Direcciones IP domésticas están siendo examinadas en estos momentos, dijo el viernes Ed Griffith, portavoz de la fiscalía estatal.

El próximo paso

Armada con la información completa, la fiscalía puede ahora dar seguimiento al asunto, usando su poder para emitir citaciones judiciales para obtener las direcciones físicas de los usuarios de parte de los proveedores de servicios de internet.

Con las ubicaciones en la mano, ellos podrían ser capaces de identificar la vivienda, trabajo o lugar público —una biblioteca, un café Starbucks— que el pirata cibernético usó para aprovechar la internet inalámbrica, comentó Steven Rambam, investigador privado radicado en Nueva York con amplia experiencia en bases de datos computarizadas y asuntos de privacidad. Allí, la fiscalía podría trata de obtener video de vigilancia para identificar la persona que estaba usando internet en el momento en que llegaron las solicitudes de boletas.

“Si fue un McDonald’s, los McDonald’s tienen generalmente video de todas sus instalaciones, adentro y afuera”, explicó Rambam, quien revisó los orígenes de las Direcciones IP para The Herald.

Vale la pena incluso revisar las Direcciones IP en el extranjero, añadió.

“Yo he llamado por teléfono, como investigador privado haciendo estas pesquisas, y hablando con los departamentos de seguridad y abusos de los proveedores de servicios de internet, he conseguido que cooperen conmigo”, aseguró Rambam .

El Departamento de Elecciones envió además a la fiscalía un mapa de los votantes en que se centraron las solicitudes fantasma. Aun que el departamento no sacó conclusión alguna a partir del mapa. El mismo ilustra con claridad que los votantes estaban ubicados en tres distritos específicos.

El memo de “cierre” del 15 de enero no menciona el mapa en ningún momento, ni que la fiscalía hubiera hecho seguimiento alguno con las campañas políticas. “El mapa nos dio escasa información de utilidad en cuando a rastrear la fuente de esos ataques computarizados”, aseguró Griffith.

El mapa mostró que las primeras solicitudes —las que se originaron en por lo menos dos Direcciones IP del área de Miami el 7 y el 8 de julio— se centraban en votantes de Miami-Dade del Distrito Congresual 26, que se extiende desde Kendall hasta Cayo Hueso. Poco más de una semana después, el 16 de julio, las solicitudes comenzaron de nuevo —esta vez desde Direcciones IP en el extranjero— para los votantes de los distritos 103 y 112 de la Cámara de la Florida. Estas pararon el 24 de julio.

El Distrito 103 se extiende del Doral hasta Miramar; el Distrito 112, de La Pequeña Habana a Key Biscayne.

Numerosos pedidos

El análisis de The Herald mostró que, en el distrito congresual, 466 de 472 solicitudes se centraron en demócratas. En el Distrito 103 de la Cámara, 864 de 871 solicitudes se centraban en republicanos, lo mismo que 1,184 de 1,191 solicitudes en el Distrito 112 de la Cámara.

Las solicitudes llegaron dos veces para casi 500 votantes, y tres veces en el caso de siete. El Departamento de Elecciones no considera sospechosas las solicitudes múltiples porque a los votantes se les permitía presentar dos solicitudes de boleta por elección, en caso de que se perdiera la primera boleta, por ejemplo.

Muy pocos del total de 2,046 votantes estaban registrados fuera de esos tres distritos.

Lo que alertó al Departamento de Elecciones de que había un problema fue lo rápido que llegaban las solicitudes de las mismas Direcciones IP.

Jane Watson, presidenta de VR Systems, con sede en Tallahassee, la cual proporciona software de elecciones a Miami-Dade y otros 52 condados de la Florida, aseguró que el software marca toda actividad sospechosa, como cuando cinco o más solicitudes se originan en una sola Dirección IP.

Medidas de seguridad

La mayoría de las direcciones de correo electrónico en las solicitudes fantasma eran convencionales y claramente falsas —el nombre de pila del votante con arroba y AOL, Gmail o Yahoo, por ejemplo— pero las direcciones de correo electrónico de por lo menos algunas de las primeras solicitudes eran correctas. Eso es significativo, porque aunque las direcciones no están disponibles en el expediente del votante, las campañas políticas compilan como cosa de rutina direcciones de correo electrónico a través de otras fuentes.

Para presentar una solicitud de boleta en internet, el votante tiene que verificar una serie de letras y números desfigurados, un paso adicional para hacer más difíciles las solicitudes automáticas.

“Eso es una barrera, pero me dicen que alguien que sea lo suficientemente sofisticado como programador puede vencer ese obstáculo”, admitió Watson.

Watson dijo que en el pasado su compañía ha traído a expertos en seguridad de la Universidad Estatal de la Florida para probar el software en busca de puntos débiles.

Pero ni el Condado ni la compañía de software han cambiado sus programas ni sus políticas desde las primarias de agosto, dijeron Watson y el Departamento de Elecciones. La razón: los procedimientos existentes funcionaron, dijeron. Las solicitudes fantasma fueron detectadas.

Crear un programa de computadora para llenar automáticamente solicitudes de boleta en internet usando la información del votante no es difícil, señaló Rambam, el investigador privado.

Programas escritos de antemano, conocidos como scripts, están disponibles en internet y son fáciles de modificar para piratas cibernéticos aficionados.

Con un poco más de pericia, el pirata cibernético que envió las solicitudes fantasma pudo haber incluido código informático para impedir que se alertaran los mecanismos de seguridad del Departamento de Elecciones, apuntó Rambam.

Una vez que el programa está listo, oscurecer su origen a propósito a través de Direcciones IP en el extranjero es además barato, añadió.

“Y eso, por supuesto, es lo más asusta del asunto: que cualquier programador con una pericia moderada, o incluso ligera, pudo haberlo hecho”, amplió Rambam.

Más de Es noticia esta semana

  •  

La antigua Estrella de la Muerte del Servicio de Inmigración y Naturalización de EEUU (INS) — conocida anteriormente por líneas interminables que le daban la vuelta a la manzana, oficinas claustrofóbicas y, con bastante frecuencia, estrepitosas protestas callejeras afuera — se prepara a convertirse en un hotel, el elemento central de un nuevo complejo residencial y de tiendas que, según sus diseñadores, transformará la cuadra entera, ahora venida a menos.

    La antigua sede de Inmigración en Miami será pronto renovada

    La antigua Estrella de la Muerte del Servicio de Inmigración y Naturalización — conocida anteriormente por líneas interminables que le daban la vuelta a la manzana — se prepara a convertirse en un hotel, el elemento central de un nuevo complejo residencial y de tiendas...

  •  

** FILE ** In this Nov. 30, 2006 file photo, oil drills are seen in Maracaibo Lake in Venezuela's oil rich Zulia state.  (AP Photo/Leslie Mazoch, file)

    Venezuela se ve obligada a comprar petróleo externo

    El subsidio que Venezuela destina a Cuba se está tornando cada vez más difícil de sostener para el régimen de Nicolás Maduro, no solo por el alto costo monetario que conlleva para un país en quiebra, sino por el gradual deterioro en la producción del crudo venezolano, dijeron analistas.

  •  

WASHINGTON, DC - MAY 14:  Former U.S. President Bill Clinton speaks at the Peter G. Peterson Foundation's fifth annual fiscal summit on "Our Economic Future" on May 14, 2014 in Washington, DC. Clinton spoke on the topic of "Investing in America's Future: Policy Choices for Shared Prosperity and Growth."  (Photo by Win McNamee/Getty Images)

    FLORIDA | ELECCIONES

    Clinton viaja a Miami para apoyar campaña de Charlie Crist

    El expresidente Bill Clinton arribará a la ciudad de Miami para participar el próximo viernes en una reunión de campaña de Charlie Crist, el candidato demócrata al cargo de Gobernador de Florida, según se informó este sábado.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria