Polémica empresa de Hialeah se declara en bancarrota

 

eflor@elnuevoherald.com

Una empresa azucarera de Hialeah perteneciente a un ex convicto por narcotráfico que ha buscado ser beneficiado con dinero público de un programa gubernamental de promoción de inversiones, se declaró en bancarrota dejando una estela de acreedores que el lunes expresaron su indignación.

Banah Sugar International Group, Inc. registró el jueves su declaratoria de bancarrota ante una corte federal del Sur de la Florida, reportando una lista de 232 personas y empresas con las que mantiene una deuda de entre $1 millón y $10 millones, según documentos públicos.

El director administrativo de la azucarera, Luis Estrada, dijo el lunes a El Nuevo Herald que el propietario de la azucarera, Alex Pérez, se encontraba reunido con los funcionarios de esa compañía pero indicó que no estaba autorizado a ofrecer declaraciones sobre el tema.

La bancarrota fue registrada bajo la modalidad conocida como Capítulo 11, la cual establece una reorganización del negocio para “tratar de volverla rentable”. Esta modalidad también establece que la administración de la empresa continúa realizando operaciones día a día, pero el tribunal de bancarrota debe adoptar todas las decisiones importantes de la empresa.

El lunes varios representantes de las compañías adeudadas criticaron al dueño de Banah por el incumplimiento de los pagos.

“Me siento frustrado y defraudado”, dijo Alexander A. Pérez, dueño de Florida Patrol Investigators (FPI), una empresa de Hialeah que le ofrecía seguridad a la azucarera. “Ellos me giraban cheques sin fondos, por eso los demandamos”.

El dueño de FPI indicó que le adeudan cerca de $70,000 por la vigilancia que brindaba a las instalaciones de la azucarera, en el 215 de la avenida 10 del sureste. En julio, un tramo de esa avenida fue bautizado por la Ciudad de Hialeah como Banah Sweet Way.

El alcalde de esa ciudad, Carlos Hernández, rehusó comentar sobre la sorpresiva declaratoria de bancarrota de la azucarera.

“Quiero informarme más de lo que ha ocurrido con esa empresa”, dijo Hernández. “Hasta que no tenga más información no voy a comentar”.

Sobre el bautizo de la calle, Hernández argumentó que lo hizo por la inversión que Banah realizó en las antiguas instalaciones de una papelera. A la ceremonia acudieron varias autoridades municipales de Miami-Dade y Hialeah.

El vocero del Condado, Fernando Figueredo, dijo que el alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, acudió “de buena fe” a la ceremonia, la cual buscaba destacar la inversión realizada en una planta de 10 acres, donde supuestamente se procesaría unas 200,000 botellas de azúcar líquida al día.

“El alcalde no sabía nada de los antecedentes del dueño de esa empresa”, enfatizó Figueredo. “El fue porque la empresa estaba creando trabajo y estaba siendo recomendada para que se le premiara en Hialeah”.

Por su parte, la presidenta de la Comisión de Miami-Dade, Rebeca Sosa, lamentó la bancarrota de Banah.

“Es triste enterarse de eso”, dijo Sosa.

El jefe de despacho de Sosa, Hiram Barroso, indicó que en el 2012 Banah había solicitado participar en un programa de ayuda a empresas, el cual permite recibir incentivos financieros estatales y condales. Sin embargo, agregó que Banah no cumplió con la meta de crear 300 empleos, como lo habían prometido.

“A ellos no se les ha dado ningún tipo de ayuda financiera del Estado ni del Condado”, enfatizó Barroso. “Es cierto que lo pidieron, pero ellos no cumplieron con las metas”.

Hace un año, luego de una sesión de Concejo en Hialeah, funcionarios de Banah anunciaron que organizarían una feria de empleo que mantendría como prioridad la contratación de residentes de esa ciudad.

El lunes, Estrada, quien además de ser funcionario de Banah forma parte de la Cámara de Comercio de Hialeah, reconoció que tampoco cumplieron con organizar la feria. Actualmente laboran unos 15 empleados, agregó.

En octubre, el periodista Francisco Alvarado, del semanario Miami New Times, reveló que en el 2001 el gobierno federal acusó al dueño de Banah por dos cargos graves de conspiración de tenencia de cocaína y posesión con intención de venta de esa droga.

Dos años antes, agentes de la Agencia de Lucha contra las Drogas (DEA) detuvieron a dos hombres con seis kilos de cocaína ocultos en un vehículo. Los hombres declararon bajo juramento que la droga les había sido entregada por Pérez, el dueño de Banah.

En el 2003, Pérez, nacido en Camagüey, Cuba, se declaró culpable de uno de los cargos y pasó cuatro años en prisión federal.

El ex director ejecutivo de Banah, Diego Leiva, dijo sentirse sorprendido por la repentina bancarrota divulgada originalmente el viernes por Paul Brinkmann, reportero del South Florida Business Journal, un periódico con sede en Fort Lauderdale.

“En octubre me fui de la azucarera cuando salió a relucir el pasado de Pérez”, dijo Leiva, quien también figura en la lista de adeudados. “Yo no sabía nada de eso”.

Otro de los adeudados es Delfín Fernández, quien ha dicho haber sido asistente de la familia de los hermanos Fidel y Raúl Castro, en Cuba, a quien le adeudan $27,000. Fernández, quien se desempeñaba como jefe de despacho de Pérez, rehusó comentar sobre el tema.

En noviembre, Hialeah al punto, un periódico crítico de la administración municipal en esa ciudad, cuestionó que Hernández haya bautizado la avenida 10 del sureste con el nombre de Banah sin investigar los antecedentes de su dueño.

“Es bochornoso lo que ha ocurrido”, dijo el ex detective Ricky García, quien la semana anunció su candidatura al Concejo y que patrocina el periódico. “El alcalde ha tomado la iniciativa de promover a una compañía que venía de Costa Rica para invertir en Hialeah sin indagar los antecedentes del dueño”.

Más de More top mobile stories

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria