Miles de tiburones llegan a playas de Palm Beach

 

Palm Beach Post

Cualquiera que vaya en estos días a una playa del Condado Palm Beach verá a miles de tiburones cerca de la orilla, algunos de hasta siete pies de largo, y otros saltando del agua en busca de presas.

La llegada de los tiburones ha obligado esta semana a cerrar varias playas del condado, desde Singer Island hasta Boca Raton.

Sin embargo, los que piensen aprovechar el delicioso tiempo que se pronostica para este fin de semana no deben temer: nadie ha muerto a consecuencia de un ataque de tiburón en el Condado Palm Beach desde que hace más de 130 años las estadísticas siguen los ataques.

De cualquier modo, Gail Holland, que disfrutaba el jueves de Ocean Reef Park en Riviera Beach durante su visita procedente de Boston, afirmó que no quería correr ningún riesgo.

“De ningún modo voy a entrar al agua”, comentó Holland. “Pero eso no me va a privar para nada de las vacaciones, porque disfruto caminar por la playa, el sol y los bonitos paisajes”.

Ver a tiburones tan cerca de la orilla no es nada raro. Al igual que los turistas que vienen a la Florida escapando del frío, los tiburones, entre otras especies, se dirigen al sur dirigen al sur para escapar del invierno.

Desde diciembre del año pasado, los tiburones se han congregado en las cálidas aguas de la costa sureste de la Florida como parte de su migración anual del sur de Nueva Inglaterra.

“Su migración tiene lugar en los meses de invierno, por lo general en la misma época en que los turistas están aquí”, declaró Julia Leo, capitana del Departamento de Bomberos del Condado Palm Beach. “Los vemos con más frecuencia en enero y febrero. Vienen y siguen a sus presas, que casi siempre el mújol o la macarela española”.

Los tiburones, a los que les gusta saltar del agua, generalmente siguen las olas cercanas a la orilla, afirmó Eddie Green, salvavidas de Riviera Beach.

Green aseguró que los tiburones se mantienen a unas 10 ó 15 yardas de la orilla, en aguas bajas.

Ese patrón no es extraño, indicó George Burgess, director del Programa de Investigaciones de Tiburones, perteneciente al Museo de Historia Natural de la Florida, en Gainesville.

“Muchos tiburones pueden ser vistos durante el día en aguas que apenas llegan al tobillo”, indicó Burgess.

Entre 1882 y el 2012 fueron confirmados 663 ataques no provocados de tiburones en la Florida, según el Archivo Internacional de Ataques de Tiburones, compilado por el Museo de Historia Natural de la Florida. De esos ataques, 11 provocaron muertes.

“Si los tiburones quisieran realmente ir tras los humanos como presas, las lesiones y las muertes se medirían por miles todos los años en lugar de los cuatro decesos que tenemos anualmente en todo el mundo’’, señaló Burgess.

Más de Es noticia esta semana

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria