Las raíces colombianas de Nicolás Maduro

 

adelgado@elnuevoherald.com

El presidente encargado Nicolás Maduro —quien cuestiona la venezolanidad de su rival en las elecciones presidenciales de este mes resaltando que sus abuelos eran polacos y judíos— tiene un vínculo aún más directo con el exterior: Su madre, de quien el líder bolivariano casi no habla, nació en Colombia.

Documentos obtenidos por El Nuevo Herald revelan que la progenitora del presidente encargado de Venezuela, Teresa de Jesús Moros de Maduro, nació en Cúcuta en 1929 y mantenía la nacionalidad colombiana con el número de cédula de ciudadanía 20,007,077.

Según un certificado emitido por la Registraduría Nacional del Estado Civil de Colombia, Moros de Maduro solicitó su cedula de ciudadanía en diciembre de 1956, seis años antes de que naciera el actual candidato oficialista para las elecciones presidenciales del 14 de abril.

La cédula de ciudadanía de Teresa Moros se encuentra vigente pero no ha participado en los últimos procesos electorales del país andino.

Maduro, quien fue ungido en diciembre por el fallecido presidente Hugo Chávez como su candidato para unas eventuales elecciones, no hace mención de sus padres en sus apariciones públicas y son muy pocas las biografías escritas sobre él en las que los nombres de sus progenitores han sido publicados.

Pero el presidente encargado de Venezuela no escatima esfuerzos en acusar a su contrincante en la elección, Henrique Capriles Radonski, de representar intereses extranjeros.

Capriles, cuyos abuelos maternos llegaron a Venezuela escapando del nazismo durante la Segunda Guerra Mundial, ha sido blanco reiteradamente de insultos racistas debido a sus raíces extranjeras y acusaciones de todo tipo, incluyendo que él representa los intereses del sionismo internacional.

“Hasta nazi me llaman, imagínate el grado de ignorancia”, dijo Capriles en una reciente entrevista.

Pero si bien los orígenes de Capriles son bien conocidos en Venezuela, los de Maduro son más bien un misterio. Existe poca información publicada sobre la infancia del actual presidente encargado, lo que ha generado toda una serie de mitos sobre sus orígenes.

Una versión que cobró bastante fuerza esta semana en las redes sociales es que Maduro pasó gran parte de su infancia en Cúcuta, lo que fue recogido el jueves por el diario colombiano El Tiempo.

El rotativo reportó que cuatro colombianos afirman haber conocido a Maduro en Cúcuta, incluyendo al consejero comunal de la Alcaldía de esa ciudad, Walter Cardona, quien aseguró que solía jugar al fútbol con él, en una polvorienta cancha.

“Maduro pasaba por los 16 o 17 [años]... y lucía una delgadez imposible de imaginar al ver su corpulencia actual”, dijo Cardona en declaraciones a El Tiempo.

“Por la estatura, siempre lo ponían de central”, declaró, antes de añadir que Maduro solía ser una “muralla infranqueable”.

El Maduro que conoció Cardona ocupaba la mayor parte de su tiempo como ayudante de un bus que viajaba a San Cristóbal, Venezuela, pero luego no supo más de él y dio por hecho que se había ido a Caracas. La próxima vez que lo vio fue en el 2005, cuando apareció por televisión al lado de Hugo Chávez, ya como presidente de la Asamblea Nacional del vecino país.

Otra de las fuentes citadas por el diario dijo que cuando joven, Maduro solía vender hallacas y bollos de maíz en las calles de Cúcuta.

Otro medio colombiano, RCN Noticias, reportó que el padre del presidente encargado, Nicolás Maduro García, se graduó en un colegio de Ocaña, al norte de Santander, en 1947.

El medio admitió que la nacionalidad de Maduro García no había sido comprobada, pero reportó que los padres del presidente encargado se habrían conocido entre las poblaciones de Ocaña y Cúcuta.

Más de Es noticia esta semana

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria