Hombres de Hialeah construyen réplica del Arca de Noé

 

jflechas@MiamiHerald.com

En el principio fue el diluvio universal. No el del Génesis que limpió el mundo de todo mal, sino las aguas que inundaron la Costa del Golfo durante el huracán Katrina.

Mientras los sobrevivientes y los trabajadores de asistencia se enfrentaban a la muerte y la devastación, los animales también pasaron trabajo. Ellos luchaban por encontrar comida y vagaban en busca de un hogar.

Estas imágenes conmovieron profundamente el corazón de Rodolfo Almira. El soñaba con crear un refugio para los animales en caso de una catástrofe. Entonces se le ocurrió:

“¿No sería bueno hacer lo que hizo Noé?”

Y, ¿por qué no aquí mismo, en la agreste frontera del oeste de Miami-Dade?

Eso podría ser una atracción para turistas, un refugio para las criaturas de Dios, un testimonio de su fe y un lugar para la reflexión y el aprendizaje.

Sucedió, pues, que Almira y otros tres hombres de Hialeah empezaron a construir un arca justo al oeste de la ciudad a partir de un modelo bíblico, convirtiendo el codo –la distancia aproximada entre el codo y la punta del dedo medio– a medidas modernas.

El arca se alza en un terreno de cinco acres rodeado por lagos que empezaron sus vidas como canteras, un paisaje de aridez lunar en que las botas quedan cubiertas enseguida por el polvo levantado por los camiones que constituyen la mayor parte del tráfico local.

Seis meses después de comenzada su misión, la cubierta inferior del arca de madera, de tres pisos, está casi completa. Tablones sobresalen de la proa y la popa. Vigas de madera se cruzan en lo alto. Una estatua de elefante, de tamaño natural, sirve de centinela frente al arca.

El problema es que, a diferencia de, digamos, la época bíblica, se necesitan permisos y el visto bueno de la oficina de zonificación para construir una cosa como esa. Los inspectores de código ya les han puesto algunas notificaciones de violación.

Almira y sus amigos no se dejan amilanar y permanecen comprometidos a terminar la estructura de 500 pies de largo, llamada “Hidden Ark” (Arca Escondida) y ubicada en el 16891 NW 122 Ave.

Con mucho entusiasmo y poco dinero, ellos estiman que costará $1.5 millones terminar el ambicioso proyecto que, según ellos, incluye un museo, una tienda, y un pequeño zoológico con cabras, cerdos, gallinas y otros animales pequeños, así como perros y gatos callejeros.

Almira, quien se gana la vida instalando piedra natural en casas y negocios, se acercó primero con la idea a Reniel Aguila. Aguila, quien es camionero, se lo propuso a sus amigos Manuel Guerra y Osmar Oliva. Oliva, propietario de una compañía de camiones, no necesitó de mucho embullo para donar $300,000 a fin de que pudieran empezar a martillar y serruchar.

A pesar de no tener entrenamiento formal de ingeniería, Aguila dibujó unos planos aproximados en base a las instrucciones dadas por Dios a Noé en la Biblia.

Ellos trataron de recaudar fondos a través de una campaña de recaudación en Internet, pero eso no ha dado mucho resultado. Hasta el jueves, ellos habían recibido $644.

Los cuatro se conocían hacía años a través de su trabajo, pero nunca habían hecho una amistad muy íntima hasta que el proyecto del arca les dio una causa común. Sus familias los han apoyado.

“Ellos me dijeron que siguiera mi sueño”, dijo Almira.

La historia del Arca de Noé se ha apoderado de la imaginación de muchos a través de los siglos.

El ex astronauta James Irwin, quien caminó por la Luna, hizo varias expediciones al monte Ararat en Turquía con la esperanza de encontrar restos de la embarcación, antes de dejar la búsqueda en manos de otros.

Un holandés terminó su propia arca de tamaño natural el verano pasado, después de haber tenido un sueño 20 años antes en el que los Países Bajos habían quedado inundados por el Mar del Norte. El arca sirve en estos momentos como museo de tema bíblico.

Un grupo creacionista radicado en Kentucky llamado Answers in Genesis (Respuestas en el Génesis), ha recaudado casi la mitad de los $24.5 millones que ellos calculan que costará construir un arca como primera fase de Ark Encounter (Encuentro con el Arca), una atracción en la que habría finalmente un arca de 510 pies de largo, un petting zoo (mini zoológico donde se permite a los niños tocar los animales) y una réplica de la Torre de Babel.

Almira concibe su arca como un lugar donde personas de todas las religiones podrían rezar o meditar, un espacio en el que los animales podrían interactuar con los visitantes, y como un programa extracurricular.

“No tiene nada que ver con ninguna religión en específico”, dijo.

Aguila habla con fervor del arca como un símbolo de la salvación de la humanidad.

“Nosotros soñamos con que el Papa venga a nuestra inauguración”, dijo, parado a la sombra de Luyanó, el elefante al que pusieron el nombre de un barrio de La Habana. De cierta manera, Luyanó es el primer animal rescatado por el arca. La estatua les fue donada por un hombre de la localidad, Reinol Fernández, quien tuvo problemas con los vecinos y con funcionarios del Condado Miami-Dade por colocar al paquidermo en el césped al frente de su casa.

Los constructores del arca han tenido sus propios problemas con las autoridades burocráticas. El Condado ha multado a los constructores del arca por trabajar sin sacar permisos. Las estructuras erectas en la propiedad incluyen el arca, un cobertizo de madera que les sirve de oficina y un contenedor de metal para almacenaje.

Aguila dijo que ellos apelaron tres multas de $500, pero que las pagarán si es necesario. Dijo que ellos se proponen cumplir con la ley y con todos los requisitos necesarios.

“Nosotros no sabíamos”, dijo. “Empezamos la construcción sin saber lo que teníamos que hacer”.

El grupo pidió luego la asesoría de la firma de diseño arquitectónico Building Permits Miami, radicada en el Doral.

“Yo les di asesoría porque ellos tenían violaciones”, dijo el arquitecto Darly León, quien piensa que el proceso de conseguir los permisos podría demorar entre seis meses y un año y que la construcción podría tomar hasta dos años.

Algo de lo que no se puede acusar a los constructores del arca es de falta de ambiciones. Ellos están considerando la posibilidad de expandirse más allá de los cinco acres actuales, ya sea comprando terrenos adyacentes o mudándose a un lote de mayor tamaño no lejos de allí. Eso significaría desmantelar el casco existente, trasladar la madera y volver a construirlo.

El cuarteto conserva el optimismo sobre su visión, que incluye instalar cámaras para que los miembros puedan transmitir filmaciones de los animales desde el interior del arca.

El acceso a la transmisión se haría disponible por medio de una membresía de Hidden Ark, la cual estuvo disponible durante un breve tiempo en el website www.hiddenark.com por $3.99 al mes. (Cuando les dijeron que eso constituye actividad comercial y provoca aún más problemas de zonificación, los cuatro decidieron dejar de ofrecer membresías. Por el momento).

En última instancia, Aguila visualiza hacer que gente de todo el planeta se hagan miembros del Arca Escondida, con una membresía tan grande que mantendría gratis la admisión al arca y de todos modos cubriría el costo de las operaciones, incluyendo un veterinario in situ y un restaurante.

“Esto no es sólo para la comunidad”, dijo. “Es para el mundo entero”.

Más de Sur de la Florida

  •  

 <span class="cutline_leadin">Johanna Rodríguez </span>baila durante el Festival Ultra Music el, viernes en ‘downtown’.

    Festival de música Ultra volverá al centro urbano de Miami en el 2015

    Los comisionados de Miami votaron el jueves 4 a 1 para mantener el evento en la Ciudad, con la condición de que se agreguen varias medidas para aumentar la seguridad, como vallas más fuertes, más policías en el área y estaciones de atención para salud mental y abuso de sustancias.

  •  

Selena Pérez.

    MIAMI-DADE

    Madre acusada de abuso y negligencia tras muerte de su hijo

    Una madre de 18 años fue arrestada y acusada de abuso y negligencia infantil cinco días después de la muerte de su hijo de tres años. Selena Pérez-Pérez compareció ante un juez el miércoles luego que su hijo fue llevado al hospital el viernes pasado con moretones y mordidas.

  •  

 <span class="cutline_leadin">Julio Robaina,</span> ex alcalde de Hialeah, y su esposa, Raiza, salen de la corte federal de Miami el miércoles.

    Esposa de Julio Robaina niega que querían evadir impuestos

    Tras pasar temporalmente del banquillo de los acusados al de los testigos, Raiza Villacís rechazó ante una corte federal que se haya confabulado con su esposo, el ex alcalde de Hialeah, Julio Robaina, para defraudar al fisco y ofrecer falsos testimonios a las autoridades.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria