Churromanía, de Venezuela al mundo

 

igomez@elnuevoherald.com

Todo empezó con un lema publicitario: “Descubre una manía que te hará chuparte los dedos”. En un pequeño y escondido local en Puerto La Cruz, una ciudad costera a cuatro horas de Caracas, Venezuela, María Alejandra Bravo, Ariel Acosta-Rubio y Miguel Bravo se fijaron la meta de llevar Churromanía, una tienda de churros, a cada rincón de Venezuela y del mundo.

“Al comienzo nos miraban con burla. La gente decía: ‘Pobrecito este muchacho en lo que terminó, friendo churros’. Era el churrero de la esquina”, recordó Acosta-Rubio, de 53 años, cofundador y CEO de Churromanía.

Para entonces, él ya se había graduado en administración de empresas y economía en la Universidad de Tampa y tenía experiencia en el campo de los negocios en compañías hoteleras, de construcción y en la venta de propiedades de tiempo compartido.

Hoy, 16 años después, en la oficina corporativa de Churromanía, en Brickell Avenue, en Miami, decorada con afiches de las dulces recetas y de estantes con las muestras de sus productos principales, Acosta-Rubio se siente orgulloso de haber demostrado que su proyección iba más allá de ese modesto local de 17 metros cuadrados, en el centro comercial Plaza Mayor, de Puerto La Cruz.

En la actualidad, Churromanía tiene 17 tiendas en Estados Unidos, entre las que se cuentan las de centros comerciales del sur de la Florida como Dolphin Mall, Broward Mall, International Mall, Pembroke Pines, Sawgrass Mills y Southland Mall, aparte del Churro Truck, un camión que vende churros en diferentes puntos de la ciudad.

“La tienda en el Dolphin, que abrió hace 12 años, en un espacio de 1,200 pies cuadrados, por un costo total de $350,000; en la actualidad vende aproximadamente $900,000 al año”, contabilizó Acosta-Rubio.

En mayo del 2012, la compañía concretó una alianza con Wal-Mart para abrir tiendas Churromanía dentro de los SuperCenter Wal-Mart y se inauguró la primera en Pembroke Pines. A finales de abril, se abrirá la de Coral Springs.

Aparte de estar en Venezuela y Estados Unidos, Churromanía tiene presencia en Aruba, República Dominicana, Perú, Panamá, Colombia y Puerto Rico.

La meta de Acosta-Rubio es convertir la compañía en “el McDonald’s de los churros’’.

En el camino al logro de sus proyectos, precisamente, recuerda cuando años atrás un amigo le regaló la biografía de los fundadores de McDonald’s.

“Cuando leí el libro me dije: este sueño lo estoy viviendo. Estoy haciendo lo correcto…”, comentó.

“El éxito se logra de abajo hacia arriba”, precisó.

Churromanía cuenta con oficinas corporativas en Venezuela, con 25 personas de planta. En la sede de Miami, que se abrió hace tres años como centro de operaciones para Estados Unidos y Latinoamérica, cinco empleados negocian las franquicias de la compañía, que tiene un costo de $30,000, y brindan asesoría en la búsqueda de sitios estratégicos, diseño y construcción de nuevos establecimientos, caracterizados por la decoración en los colores azul y dorado.

Aparte, en Doral, funciona su filial, Barb’s Distributors, que provee, en empaques contramarcados, los insumos de los churros a las franquicias de Churromanía, como la harina, el dulce de leche, el chocolate y la guayaba para rellenos y glaseados, así como las máquinas freidoras, entre otros productos.

La creación de Churromanía, en 1997, de acuerdo con su CEO, obedeció a dos razones básicas: necesidad y oportunidad.

“Habíamos adquirido un local con propósitos de inversión y teníamos la necesidad de decidir qué hacer con este”, indicó.

A su sobrino, Miguel Bravo, quien entonces tenía 20 años, se le ocurrió la idea de vender churros con chocolate caliente. Acosta-Rubio le cuestionó el porqué vender churros en un caluroso ambiente de playa.

“Luego, en estudios comprobamos que pasa lo mismo que el helado en invierno. En sitios, como Colorado, se vende en grandes cantidades; aparte no teníamos nada que perder”, comentó.

Los churros, según explicó, son productos de impulso, aquellos que se compran en el momento en que se ven.

En cuestión de un mes y medio, entonces, equiparon ese primer local de Churromanía para abrir antes de la Semana Santa, cuando se esperaba la visita de los turistas. Su esposa, María Alejandra Bravo, arquitecta de profesión, se ocupó de la distribución del espacio, del equipo y del mobiliario; Miguel Bravo, de aprender la receta de los churros, y Acosta-Rubio, de la administración y mercadeo.

Después de una campaña de publicidad en la radio y de la distribución de volantes de propaganda, el día de la apertura, en la puerta de Churromanía se formó una larga fila para probar la esperada “manía”.

“Nos escondimos detrás de los mostradores a mirar la multitud. Apenas habíamos aprendido a hacer los churros, mezclábamos a mano la harina, se nos explotaban en la paila freidora y no estábamos preparados para tanta gente”, recordó.

“Pero a las personas les pareció divertido el negocio, los churros eran la novedad’’, añadió.

En menos de un año decidieron la apertura del segundo local. “Vimos entonces que podíamos profesionalizar este negocio y maximizarlo”, indicó.

Empezaron a trabajar en la elaboración de sus propios manuales operativos, a crear el diseño arquitectónico de las tiendas, a planear el desarrollo de nuevos productos, la elaboración de materias primas con su sello y el establecimiento de alianzas estratégicas con proveedores. No dejaron de lado los estudios de las propiedades nutritivas y las calorías de los churros.

“Me metí de lleno en el estudio del tema de las franquicias, su metodología, distribución y logística de insumos y materias primas e identidad corporativa”, resumió.

La primera franquicia les fue asignada 15 meses después de abierto el primer local. El tercer establecimiento de la cadena se abrió en la ciudad de Puerto Ordaz y el quinto en Caracas. Posteriormente, se abrieron franquicias en casi todos los estados de Venezuela.

Actualmente, Churromanía figura en la lista de franquicias de churros más grandes del mundo.

Acosta-Rubio y su esposa María Alejandra, de 50 años, llevan las riendas del negocio. El se encarga del mercadeo y ella de la parte legal, la arquitectura, los productos y su mercadeo. Mientras tanto, ya preparan a sus hijos de 7 y 12 años para el futuro de Churromanía.

“Ellos saben preparar los churros y saben del negocio”, destacó orgulloso Acosta-Rubio.

Más de Finanzas

  • Coca Cola reduce ganancias

    Coca Cola anunció el martes un beneficio neto de $1,626 millones en el primer trimestre del año fiscal, con un descenso del 8%, unas cuentas afectadas por el impacto de la tasa de cambio de divisas y las menores ventas en algunos países desarrollados.

  •  

 <span class="cutline_leadin">Masayoshi Son</span>, presidente y CEO de Softbank Corp.

    Vaticinan un mundo fantástico para las telecomunicaciones

    En 2040, un smartphone podrá contener 500,000 millones de canciones, 350 millones de archivos de periódicos o 30,000 años de cine, y los datos viajarán 3 millones de veces más rápido que hoy, vaticina el gurú japonés de las telecomunicaciones Masayoshi Son.

  •  

 <span class="cutline_leadin">Los precios</span> de la gasolina han subido recientemente.

    La inflación por encima del pronóstico

    El índice de precios al consumidor (IPC) registró en marzo un alza del 0.2%, por encima de los pronósticos, y la interanual se ubicó en el 1.5%, lo que aligera la preocupación de la Reserva Federal (Fed) por la baja inflación en el país.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria