JUAN M. DIRCIE: Un sueño milenario: los 65 años de la independencia del Estado de Israel

 

La realización del sueño milenario se materializaba finalmente hace escasos 65 años.

El anhelo del pueblo judío de tener un estado propio, donde sus habitantes pudieran vivir protegidos y seguros y realizar sus aspiraciones nacionales, se concretaba con la declaración de la independencia del Estado de Israel en 1948.

Un pueblo que había sido víctima de persecuciones, expulsiones, abusos, matanzas, y hasta del peor asesinato masivo en la historia de la humanidad, se ponía de pie y se aventuraba a normalizar una situación que lo había condenado a permanecer a merced del beneplácito y misericordia de gobernantes extranjeros.

La tierra que había sido testigo de las epopeyas de los patriarcas hebreos Abraham, Isaac y Jacob; del regreso de los israelitas de la esclavitud de Egipto; de las gloria del Rey David y la sabiduría del Rey Salomón; de la valentía de los profetas de Israel, abría ahora sus brazos a las olas de nuevos inmigrantes y exiliados que llegaban a sus costas en busca de refugio, salvación y amparo. La Tierra Prometida dejaba de ser una metáfora para convertirse en la salvación tanto para los cientos de miles de judíos sobrevivientes de los aún calientes campos de exterminio de la reciente Europa nazi como para los judíos que escapaban temerosos por sus vidas de los países árabes del Norte de África y del Medio Oriente.

El joven Estado, que enfrentaba amenazas existenciales desde su primer día frente a la ofensiva militar de varios países árabes que buscaban su aniquilación, fue sobrellevando con éxito los desafíos constantes de un vecindario hostil y de una naturaleza que no lo había bendecido con recursos naturales abundantes.

Pero la derrota no era una opción ni abatimiento una alternativa. La superación y la tenacidad vencieron todos los obstáculos y los pronósticos más pesimistas.

La democracia como estilo de vida se fue afianzando; la educación de las nuevas generaciones se adoptó como un imperativo; la igualdad de oportunidades para ambos sexos se convirtió en la norma y el desarrollo del capital humano se transformó en el recurso natural por excelencia.

Siguieron nuevos desafíos provocados por quienes seguían, y siguen, negándole al pueblo judío el derecho a un estado. Pero llegó la paz con Egipto, la paz con Jordania y el firme compromiso de seguir apostando a la paz, a pesar de todo.

Y así, en escasos 65 años, el pequeño y tímido Estado se convirtió en un ejemplo de libertad, de desarrollo económico y en uno de los mayores productores mundiales de tecnologías de avanzada.

El sueño superó quizás la más optimista fantasía de aquellos soñadores milenarios, forjando una nueva visión de un estado moderno y libre que es hoy ejemplo para las naciones del mundo. ¡Felices primeros 65 años, Estado de Israel!

Director Asociado-Miami, Instituto Latino y Latinoamericano del American Jewish Committee (AJC).

Más de Opinión

  • MANUEL CORAO: Venezuela ora en la calle

    Esta semana que finaliza de simbolismo religioso coincide con la fecha del 19 de abril, la cual se encuentra en los anales de la historia libertadora de Venezuela como el primer grito de independencia de la Corona española en 1810.

  • ROLAND J. BEHAR: El Estado Judío

    Una paz duradera y verdadera no es posible si los palestinos no reconocen a Israel como la patria del pueblo judío como se ha venido haciendo desde la Declaración de Balfour, hasta la fecha

  •  

 <span class="cutline_leadin">Agentes de </span>policía montan guardia cerca de la estatua del escritor colombiano Gabriel García Márquez en la alcaldía de Bogotá. El autor de  <span class="italic">Cien años de soledad</span> falleció el jueves pasado en México.

    GINA MONTANER: El amor en los tiempos de la juventud

    Gabriel García Márquez nos ha dejado. La suya también fue una muerte anunciada, pero no por ello menos impactante, porque nos resistimos a decirles adiós a nuestros héroes. Y García Márquez, el escritor inmenso, era un súper héroe de las letras. Otra cosa fueron sus inexplicables querencias políticas. Debilidades imperdonables por caudillos como Fidel Castro que ponían de manifiesto su mal tino a la hora de diagnosticar los males de América Latina. Lo que en última instancia demuestra que un escritor colosal es, también, un individuo de carne y hueso con sus delitos y faltas.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria