Falleció el periodista cubano Ariel Remos

 

smoreno@elnuevoherald.com

El periodista, abogado y músico cubano Ariel Remos falleció en la mañana del jueves 18 en Miami. Remos, de 86 años, padecía la enfermedad de Parkinson.

“Mi padre dedicó la mayor parte de su vida a defender la causa de la libertad de Cuba, a que el mundo conociera la verdad sobre el gobierno cubano”, expresó su hijo Ariel, quien recordó que su padre además compartió su labor como periodista de Diario las Américas, durante cuatro décadas, con su pasión por la música.

“Era periodista de día y músico de noche”, apuntó Remos hijo, indicando que su padre tenía una excelente voz de barítono. Esto lo llevó a cantar tanto la zarzuela Marina y la opereta Bohemios, junto a la soprano Blanca Varela y con la Sociedad Pro Arte Grateli, como a interpretar música tradicional cubana.

“Tenía una voz de barítono preciosa y hacía una segunda voz como nadie”, recordó Varela, quien lo llamaba con frecuencia para hablar de los viejos tiempos. “Ariel era un hombre muy espiritual que amaba la música. Se nos fue una persona excepcional”.

Remos se graduó de abogacía en la Universidad de La Habana en 1948 y estudió una maestría en Filosofía, que combinó con su interés en la Teosofía. A su salida al exilio en 1960, amplió sus estudios de Leyes en la Universidad de la Florida y luego realizó una maestría en Literatura Española en la Universidad de Miami. Es autor de los libros En torno al nuevo orden mundial (1997) y Raíces de cubanía (2006) que agrupa 35 semblanzas sobre literatos y músicos cubanos. Grabó el disco Voces de hoy y ritmos de ayer, en 1964.

El doctor Horacio Aguirre, director emérito de Diario las Américas, lo describió como “un profesional de primera clase”, que cubrió las noticias de mayor trascendencia. “Tenía una cultura muy hermosa, un gran sentido de responsabilidad y una extraordinaria formación académica. Ayudó a muchas personas de manera desinteresada y con gran solidaridad humana”, dijo Aguirre.

Remos entrevistó a personalidades y gobernantes como David Rockefeller, con quien conversó a solas por espacio de 10 minutos en Miami a principios de la década de 1980, y al expresidente George Bush (padre), en el Air Force One, en un vuelo de Miami y a Tallahassee. Cubrió acontecimientos en Angola, España y Centroamérica, y estuvo presente en las sesiones en la Comisión de Derechos Humanos en Ginebra, Suiza.

“Las personas que conocían a mi padre dicen que destacaba por su honestidad e integridad. Era un hombre de palabra, que siempre cumplía lo que prometía”, añadió Remos hijo, quien apuntó que su padre fue un viajero incansable, que aprovechó sus investigaciones en los países que visitaba para luego volcarlas en sus libros. “Cantaba en 15 idiomas”, apunto Remos hijo.

La doctora Uva de Aragón, que sostuvo con Remos una amistad de cuatro décadas, lo describió como “un caballero medieval, un humanista renacentista; músico de espíritu, periodista de oficio”.

“Era inteligente, culto, asombrosamente modesto”, expresó De Aragón, que lo recibió muchas veces en su casadonde Ariel solía tomar la guitarra y cantar con deleite canciones cubanas como Aurora, de Manuel Corona. “Hombre público, su orgullo mayor era su familia. “Criollo de guayabera blanca, le dolía Cuba. Anticomunista feroz, supo ser tolerante y respetuoso con todos. Era un ser humano bueno e íntegro”. añadió De Aragón, precisando “pensábamos de forma diferente en muchas cosas, pero fue un amigo entrañable, y con él se va muriendo una era, y un poco de mi propio corazón”.

En una entrevista con El Nuevo Herald en el 2011, Remos dijo: “Salí de Cuba en 1960 con mi esposa y mis dos hijos. Y siempre albergué la esperanza de que regresaríamos. Los primeros años fueron terribles”, confesó. “Pero nunca me arrepentí, porque lo que hizo Fidel Castro no tiene perdón de Dios. Políticamente pertenezco al grupo de los intransigentes”.

Sobre su pasión por la preservación de los temas cubanos, Aguirre expresó: “Yo le podría decir que sin él el exilio pesa menos porque conocía perfectamente muchos temas cubanos”.

A Remos lo sobreviven su esposa Alicia y, además de Ariel, su hijo Alejandro. Sus nueras, Lourdes y María Teresa y una nieta, Alexandra.

Los servicios funerarios se efectuarán el domingo 21 a partir de la 1 p.m. en la funeraria Maspons, en 3500 SW 8 St. Sus restos serán cremados. Se oficiará una misa fúnebre el próximo sábado 27 a la 1 p.m. en la iglesia St. Patrick de Miami Beach.

Más de Artes y Letras

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK

Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria