‘La revolución’, representación sobre la decadencia y el desastre

 
 

Alejandro Corona y Gustavo Rodríguez en una escena de 'La revolución'.
Alejandro Corona y Gustavo Rodríguez en una escena de 'La revolución'.
Cortesía / El Nuevo Teatro

Especial/El Nuevo Herald

Obra emblemática de uno de los principales teatristas venezolanos de los últimos 100 años, Isaac Chocrón (1930-2011), La revolución (1971) constituye una pieza interesantísima dentro del actual panorama latinoamericano. Con dos personajes y un espacio único, el propio escenario, consigue recrear a profundidad las complejidades de la conducta humana sobre un fondo social que no aparece como referencia explícita sino brumosa. La verdadera conexión entre lo humano y lo social en La revolución se forma en el ámbito compartido del espacio teatral.

Para tal efecto, la sala flexible de El Nuevo Teatro, que está cumpliendo un año de fundarse en Doral, ofrece las condiciones idóneas de un café-concert: pequeñas mesas con velas, escenario mínimo y la cercanía de la barra. Así, el espectáculo, muy bien montado por Armando Gota, preserva la coherencia discursiva y comunicacional que perdería en una sala diferente. La puesta en escena, a la manera de un vodevil grotesco y accidentado, permite la improvisación y cierto diálogo con un público que se sabe partícipe y testigo de una representación sobre la decadencia y el desastre. A la vez, el montaje invita, desde la ironía y el psicologismo, al conocimiento, la burla e identificación con los personajes.

Gabriel y Eloy forman una empresita teatral donde el primero es un extrovertido actor, travesti y divo, y el segundo, un valet introvertido, presentador del show y empresario. Son dos hombres homosexuales con personalidades opuestas cuyas vidas han atravesado por diferentes etapas: la relación íntima, el contrato laboral y la camaradería. Son también figuras de un patetismo que parece enlazar el pasado y el presente de una sociedad que añora una transformación, aunque sea de un plumazo. Podría ser el encuentro lujurioso con múltiples amantes o la recuperación de familiares, o acaso un cambio social que los favorezca. Así, la risa, el placer y la diversión se van convirtiendo en la simulación perfecta para criaturas frustradas. Quizá el recurso artístico principal de esta escenificación, que emplea pocos recursos materiales, sea el contraste.

La interpretación modélica en limpieza y precisión de Gustavo Rodríguez y Alejandro Corona al asumir, respectivamente, el gordo divo envejecido y su entrado en años y ridículo valet, produce un espectáculo fluido que divierte desde el humor y la inquietud del drama, desde la presunción de que “algo” va a pasar, no obstante la sucesión de canciones, anécdotas y situaciones sobre el mismo hecho de la representación vodevilesca. Pero el magnetismo del texto, la maestría histriónica y el juego escénico en clave juglaresca consiguen que uno se pregunte qué tendrán que ver aquellas angustias disfrazadas, aquellos apetitos de vida, con la revolución. La obra, que alude a la realidad venezolana actual, asume el grotesco incluso cuando gira alrededor de la noción de persona y de la realidad de los cuerpos. El drama de La revolución alcanza su paroxismo en el inesperado final donde el impacto de la muerte parece más el cierre de un tormentoso intento de transformación social que su principio. • 

Más de Entretenimiento

  •  

El atacante argentino del Barcelona Lionel Messi (izquierda) durante nun momento del juego entre su equipo y el Athletic de Bilbao que se jugó el domingo 20 de abril de 2014.

    FIFA difiere castigo a Barcelona durante apelación

    FIFA autorizó al Barcelona a contratar a nuevos jugadores en el receso entre temporadas al congelar la sanción que le impedía firmar elementos mientras se resuelve la apelación al castigo.

  •  

Andrés Iniesta (8), Xavi (6) y Lionel Messi (10) fotografiados luego de que Athletic de Bilbao anotó un gol contra Barcelona el 20 de abril del 2014. El Barsa, que atraviesa por un mal momento, recibió una buena noticia cuando la FIFA dejó en suspenso la prohibición de comprar jugadores que había dispuesto para el club catalán debido a ciertas irregularidades en la adquisición de jóvenes promesas.

    Barcelona podrá comprar jugadores

    Barcelona, muy necesitada de refuerzos, podrá comprar jugadores durante el receso de verano pues la FIFA dejó en suspenso el castigo que le había impuesto a la espera de que se tramite una apelación.

  •  

David Ferrer lamenta la pérdida de un punto ante Stanislas Wawrinka en las semifinales del Masters de Mónaco el 19 de abril del 2014. El español perdió ese partido y cayó también en su debut en el Abierto de Barcelona ante el ruso Teymuraz Gabashvili.

    Ferrer eliminado otra vez por un ruso en Barcelona

    David Ferrer (cabeza de serie número dos) fue eliminado por segundo año consecutivo por un ruso en el Abierto de Barcelona.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK

Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria