Brasileño acusado de contrabandear 'turistas'

 

achardy@elnuevoherald.com

Un ciudadano brasileño de origen alemán enfrenta hasta 10 años en la penitenciaria federal si es declarado culpable de cargos de que ayudó a traer de contrabando a decenas de brasileños que se hacían pasar por turistas, pero que en realidad tenían la intención de emigrar ilegalmente a Estados Unidos.

Cassius Dietrich, quien trabaja para una agencia de viajes cerca de Belo Horizonte, Brasil, compareció esta semana ante el tribunal federal en Miami para solicitar libertad bajo fianza, pero la jueza federal Andrea M. Simonton se la negó porque no tiene vínculos familiares o de negocios en el sur de la Florida y por lo tanto representa un riesgo de fuga.

Los documentos judiciales presentados en el caso indican que en el pasado Dietrich ha traído de contrabando a por lo menos otros 40 extranjeros, presuntamente brasileños, a cambio de dinero.

El abogado de Dietrich, Max R. Whitney, dijo a El Nuevo Herald en una entrevista después de la audiencia, que su cliente es inocente.

“Trabaja en una agencia de viajes y, como muchos agentes de viajes, a veces acompaña a sus clientes en los viajes”, dijo Whitney. “El no tiene nada que ver con el contrabando de inmigrantes. No falsificó ningún pasaporte o visado. Las visas de sus clientes son legítimas y es la decisión del viajero si desea quedarse más tiempo de lo que autoriza su visa de turista”.

El caso es el más reciente que implica el presunto tráfico de inmigrantes brasileños a Estados Unidos a través del sur de la Florida.

Una pareja brasileña, Juliana Rose Tome-Froes y su esposo Fabio Rodrigues Froes, fueron condenados en marzo en la corte federal de Miami después de que se declararon culpables de contrabando de brasileños y otros extranjeros indocumentados desde Brasil al sur de Florida a través de Europa y las Bahamas.

Tome-Froes fue condenada a cinco años de prisión, mientras que Rodrigues-Froes fue condenado a tres años y 10 meses de prisión.

El caso que involucra a Dietrich es diferente al caso típico de contrabando de inmigrantes en virtud de que los brasileños que acompañaban al acusado llegaron con visas de turismo genuinas, emitidos por cónsules estadounidenses en Brasil.

El caso comenzó el 7 de mayo, cuando Dietrich llegó al Aeropuerto Internacional de Miami en un vuelo procedente de Río de Janeiro.

Los agentes de control de pasaportes sospecharon de Dietrich cuado presentó un pasaporte alemán y dijo que estaba acompañando a dos jóvenes brasileñas, una de 14 años y otra de 18, cuyos pasaportes contenían visas de turistas legitimas.

Al ser interrogado, según documentos en la corte, Dietrich dijo inicialmente que estaba acompañando a las dos jóvenes en un viaje a Orlando de vacaciones. Pero más tarde “admitió” que en realidad no las conocía y que sus padres le habían pagado $7,000 más el hotel y la tarifa aérea por traerlas a Estados Unidos.

El pago era a cambio de traer a las dos hermanas a Estados Unidos y entregarlas a sus padres en Boston, de acuerdo con una denuncia penal presentada en la corte federal por un agente de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE).

En entrevistas separadas, las hermanas reconocieron haber mentido cuando dijeron a los cónsules estadounidenses en Brasil que iban a Orlando como turistas, cuando en realidad tenían la intención de reunirse con sus padres que viven ilegalmente en Massachusetts, según la denuncia penal de ICE.

De acuerdo con la denuncia de ICE, Dietrich también admitió haber traído de “contrabando” a Estados Unidos entre 30 y 40 otros extranjeros, presuntamente todos brasileños, utilizando la misma táctica de obtener visas de turismo para emigrar ilegalmente.

Más de Sur de la Florida

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria