Una estudiante muere baleada por la policía durante su rescate

 
 

Andrea Rebello
Andrea Rebello

ASSOCIATED PRESS

La estudiante universitaria era rehén de un intruso enmascarado que le apuntaba a la cabeza con una pistola cargada, dijo la policía. Poco después el pistolero le apuntó con el arma a un agente.

Un momento más tarde Andrea Rebello, alumna de la Universidad Hofstra, y el intruso estaban muertos, tras una decisión tomada en un segundo que es quizás la más difícil que debe tomar un policía: cuándo debe disparar.

“La gran pregunta que uno se hace es, ¿cómo se sabe, cuando alguien te apunta con un arma, si debe seguir hablando o disparar?”, dijo Michele Galietta, profesora de psicología de la Universidad de Justicia Criminal John Jay, cuyo trabajo es ayudar en el entrenamiento de los agentes de la policía. “Eso es lo que hace que la labor de un agente sea sumamente delicada”.

Galietta habló el domingo cuando estudiantes de la Universidad Hofstra le rindieron un homenaje a Rebello, una popular muchacha de 21 años que estudiaba Relaciones Públicas. Los estudiantes vistieron cintas blancas en la ceremonia de graduación.

Los funerales de Rebello tendrán lugar el miércoles en Sleepy Hollow, al norte de Nueva York.

La noticia de que murió a manos de una bala disparada por un policía resultó “otro golpe” para la ya devastada familia, dijo Henry Santos, padrino de Rebello.

Su vida terminó en los segundos que obligaron al veterano policía a tomar la decisión, pero las interrogantes que rodean la muerte de la estudiante no han hecho más que comenzar, junto con una investigación de la Sección de Asuntos Internos del Departamento de Policía del Condado Nassau en Nueva York.

Rebello y el intruso, Dalton Smith, murieron en las primeras horas del viernes cuando el agente hizo ocho disparos, de los cuales siete alcanzaron a Smith y uno a Rebello en la cabeza, dijo el teniente John Azzata, de la Sección de Homicidios.

Con una pistola apuntándole a la cabeza de Rebello, Smith no paraba de decir: “La voy a matar”, y luego apuntó con el arma al agente, según Azzata.

El agente actuó con rapidez, y posteriormente declaró que creyó que su vida y la de Rebello corrían peligro, de acuerdo con las autoridades.

No hay duda de que actuó tratando de salvar vidas, su propia vida y la de la joven, dijo Galietta.

“Lo que queremos que el policía anticipe es qué está pensando el sospechoso en ese momento“, dijo Galietta. “Siempre tratamos de contener una situación, pero la seguridad es lo primero, y eso es lo que el agente tiene que evaluar”.

Eugene O'Donnell, ex policía de Nueva York City, y profesor de Leyes y Estudios Policíacos de la Universidad John Jay, dijo que el problema crucial es lo que el policía piense en un caso donde hay rehenes.

O'Donnell agregó que tal vez el agente tuvo pocas opciones debido a la “confrontación visual tan cercana entre él y el agresor”.

Las tácticas policiales son importantes para ayudar a un agente a tomar la mejor decisión posible, pero a fin de cuentas, “no resultan infalibles”, dijo Galietta. “En una situación como esta, se puede seguir lo que indica el protocolo, pero eso no quiere decir que resulte 100% seguro”.

John Kourtessis, estudiante de Hofstra, le dijo al New York Post que había ido a un bar con Rebello y otros amigos para celebrar el fin de curso. Cuando llegaron a casa de Rebello, ella le pidió que moviera su automóvil y él subió al segundo piso para buscar sus llaves.

Cuando bajó, se encontró con que Smith estaba allí. Kourtessis dijo que Smith no hacía más que hablar sobre el “el tipo ruso” e insistía que los residentes de la casa le debían dinero a un ruso y que estaba afuera esperando. “Nos decía que sólo quería que cooperaramos con él y le dimos todo el dinero que teníamos“.

Kourtessis dijo que los estudiantes le ofrecieron a Smith computadoras, joyas y otros artículos de la casa, pero que Smith seguía pidiendo dinero.

El agente que disparó es un veterano de la policía de Nueva York (NYPD) y lleva 12 años en la policía del Condado Nassau.

En la actualidad está bajo licencia administrativa, dijo Azzata.

La fiscalía del Condado Nassau se encargará de determinar si el uso de la fuerza por parte del agente estuvo o no justificado, señaló O'Donnell. Un portavoz de la fiscalía no respondió la solicitud que se le dejó en el contestador telefónico el sábado por la noche.

Más de Estados Unidos

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria