LINEA DE INMIGRACION: ¿Cuándo podría yo volver a visitar a mi “viejita linda”?

 

Especial para El Nuevo Herald

Señor Manfred Rosenow, me dirijo a usted con la esperanza que pueda aclararme algunas dudas que tengo sobre las leyes de inmigración de este gran país. Soy “ciudadano español” (según dicen los papeles), pero en realidad no soy mas que un simple cubano que usó a su difunto abuelo para adquirir la nacionalidad española con el único fin de poder venir a este país a visitar a mi mamá, que ya está viejita y durante 18 años no podía disfrutar de su cariño.

Entré el 14 de julio del 2013 y el próximo día 8 de octubre regreso a Cuba a reencontrarme con mi señora y mis dos hijos.

Empecé a averiguar con diferentes personas sobre cuándo podría volver a visitar a mi viejita y usted imaginará la gran variedad de respuestas y “consejos” que me han dado. En concreto señor Rosenow, no sabe cuanto agradecería que usted me informara ¿cuándo yo podría volver a este país a visitar a mi viejita linda? Agradecido de antemano, reciba saludos afectuosos de este “gallego” que quisiera tenerlo como consejero migratorio.

Ricardo Peña González, Miami

Los ciudadanos de 37 países del mundo, entre ellos España, disfrutan del privilegio de viajar a Estados Unidos sin visa, con admisión o permiso de permanecer en este país por un tiempo fijo estrictamente limitado a 90 días, sin derecho a extensiones o cambios de estatus inmigratorio. Además, el viajero bajo este programa renuncia por operación de la ley a su derecho de comparecer ante un juez de inmigración (excepto para reclamar asilo), lo cual significa que quien no cumpla con las condiciones del programa será deportado sin comparecer ante un juez.

¿Qué se necesita para ser elegible al programa de visa waiver (“viajar sin visa”)? Tener la nacionalidad de uno de esos 37 países, comprobada por el respectivo pasaporte que cumpla con los requisitos de que (1) el pasaporte sea legible por el computador ( machine-readable); (2) la fecha de expedición o extensión del mismo sea después de 10/26/2006; (3) tenga un chip integrado con la información de la página biográfica, y (4) la fotografía en la página de información biográfica sea de tipo digital.

El programa de “Viajero-Sin-Visa” lo administra el U.S. Customs and Border Protection (CBP) y el viajero que intente utilizarlo debe registrarse en la página web de ESTA (Sistema Electrónico para Autorización de Viaje) para determinar su elegibilidad. En general, la información del solicitante permanece activa en el sistema ESTA por el periodo de validez de esta sección, el cual generalmente es de 2 años o hasta tanto el pasaporte expire, lo que ocurra primero.

El I-94W, o sea, el cartoncito de admisión bajo el programa waiver es cosa del pasado. El sistema retiene este documento de admisión por 75 años. Como lo manda la ley, ESTA notifica a la línea aérea o marítima la autorización para que el viajero pueda embarcarse en el avión o barco escogido.

Concretamente, usted podrá visitar a su “viejita linda” múltiples veces durante los 2 años que el sistema le haya autorizado. Si usted obedece estrictamente las condiciones de ESTA, podrá renovar su inscripción en el programa. Si. en cambio, las viola, se hará inelegible de por vida (!) a utilizar el atractivo programa Viajero-Sin-Visa.

Una referencia que me permito hacer al introito de su carta es que usted dice que “en realidad no soy más que un simple cubano que usó a su difunto abuelo para adquirir la nacionalidad española con el único fin de poder venir a este país a visitar a mi mamá”. Respeto su pensamiento, pero disiento de su opinión... Usted no se naturalizó en España – usted heredó su nacionalidad española de su abuelo. “Lo que se hereda no se hurta”, dice un viejo refrán. Usted, con o sin su reconocimiento, siempre fue (!) ciudadano español (además de cubano), a menos que hubiera renunciado formalmente su ciudadanía española – lo cual no hizo, (ni hará, creo yo). Lo que pasaba antes era que usted no había gestionado su pasaporte español... A distinction without a difference (“una distinción sin diferencia”), diría un purista. Lo que ocurre es que yo no soy tan puro... ¡Ja, ja!

MANFRED ROSENOW es un

abogado y periodista de Miami

especializado en temas de inmigración.

Escríbale a El Nuevo Herald,

3511 NW 91 Avenue, Doral FL 33172 o al correo electrónico rosenowesq@aol.com

Más de Sur de la Florida

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria