No están todos los que son, ¡ni son todos los que están!

 

Especial para El Nuevo Herald

Estimado abogado y periodista: Un saludo afectuoso para usted y su querida esposa. Quiero hacerle una pregunta, pues sé que quedaré tranquila después de recibir su respuesta, pues ahora estoy muy triste y desconsolada.

Tengo una hermana en Cuba y a su hijo, mi sobrino. Ella es divorciada y abogada hace18 años, y todavía trabaja actualmente pues ahora tiene 57 años y su hijo, soltero de 29 años, es graduado de informática y trabajador hace 7 años. Yo, soy ciudadana americana hace 7 años, que desde hace 13 años vivo en este maravilloso país, decidí ponerle una petición de Reunificación Familiar, pues ellos son los únicos seres queridos que tengo.

Hace ahora un año y 2 meses nombré a una persona capacitada para eso, y manos a la obra. Todo se hizo bien, papeles van y papeles vienen, todo según la ley pedía para ese tramite fue mandado, minuciosamente estudiado, correcto, y bien claro. Volvieron a pedir lo mismo nuevamente, con más evidencias, se mandó todo correctamente, pero el 29 de marzo recibo la negación del caso, y que podía apelar con 30 días, creo para mandar cosas que yo creo serían insólitas.

Motivo de la denegación del caso: Que nosotras dos no somos hermanas, que el padre mío y la madre mía no son los padres de ella, que nuestros abuelos paternos maternos, ya por supuestos todos muertos hace años, no son los de ella. Hay constancia de todo por inscripciones de nacimiento de todos los familiares que son los míos y asimismo son los de ella. Me dicen que el problema es que mi hermana fue inscrita en el año 1961, y que nació en el año1957, que hay fraude ahí, que por eso no somos hermanas.

Por favor, yo estoy sin voz, sin conocimiento, yo tengo 79 años y creo que en aquellos tiempos en un campo de un Central en Las Villas, Santa Clara, Cuba, nuestros padres iban al juzgado e inscribían a sus hijos cuando podían. No es como hace años por las ciudades, que los niños se inscriben en los hospitales maternos. Quedé destrozada, a punto de un derrame cerebral con mis 79 años, y lo he dejado todo así, pues ella y su hijo están desbaratados en la Cuba desastrosa. Se gastó en todos los trámites hasta el último kilito que reunimos y que personas de buena voluntad nos ayudaron, pero todo fue en vano.

¿Qué hay de cierto en esa respuesta? Por favor déjeme tener una respuesta de usted, gracias . Los saludo con mucho cariño, que Dios me los cuide por muchos años. De ustedes,

Deysi Alfonso Bermúdez, Hialeah, Florida

Muy triste lo que cuenta, apreciada Deysi, y deseo de mi corazón que su caso tenga una solución positiva y que así usted recobre la sonrisa, que ahora la adivino muy desdibujada...

Es obvio decirle que así, nada más que con la historia de su desilusión y su fracaso, no tengo base alguna para poder responderle, y mucho menos, para ayudarle en su caso. Me tocaría, por lo menos, tener ocasión de examinar todos los papeles de su caso, para así buscar la punta del ovillo por donde desenredar su dificultad y desconsuelo.

A pesar de lo largo de su carta, observo, sin embargo, algunos detalles en ella que me dejan un saldo de perplejidad. ¿Usted está segura de haber contratado un abogado que le llevara el caso? ¿Está segura de haber encargado su caso a un profesional, y no a un tegua de los que medran de la inmigración? “... una persona capacitada para eso”, no es una descripción, ni mucho menos, sino una conclusión suya, no garantizada por factor alguno. Abundan en Miami (¡y en Hialeah...!) ‘tramitadores”, “expertos” y aprovechados de toda clase que viven de la práctica ( desautorizada, claro está) de este ramo y no tienen cómo enfrentarse a la autoridad en un caso complicado y difícil.

Acérquese a mi casa-oficina, con todos sus papeles, sin costo ni compromiso suyo (ni mío), para ver qué puedo hacer por usted...

¡Mi esposa y yo la esperamos!

MANFRED ROSENOW es un

abogado y periodista de Miami

especializado en temas de inmigración.

Escríbale a El Nuevo Herald,

3511 NW 91 avenue, Doral FL 33172

Más de Sur de la Florida

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria