Algo se mueve en el cine cubano

 

EFE

El cine cubano y sus instituciones viven un momento de debate enfocado a remodelar y dinamizar los mecanismos y estructuras que han guiado sus funciones durante más de cinco décadas, en sintonía con las reformas aplicadas en la isla.

Casi un centenar de cineastas cubanos apuestan por participar con sus opiniones y peticiones en la reforma que el Gobierno proyecta para el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), organismo estatal que dirige el sector desde 1959.

Un grupo de esos realizadores, productores, guionistas y técnicos ha comenzado a trabajar de forma independiente en la elaboración de propuestas sobre transformaciones que consideran urgentes.

Para unificar criterios han celebrado varios encuentros en La Habana, a partir de una convocatoria para “salvar el cine nacional” que hizo el realizador Enrique Álvarez a principios de mayo.

Entre los asistentes a esas reuniones figuran representante de distintas generaciones del cine como los directores Fernando Pérez, Manuel Pérez, ambos premios nacional de cine, los también realizadores Pável Giroud, Juan Carlos Cremata, Esteban Insausti, el guionista de “Fresa y chocolate” Senel Paz, y el actor Jorge Perugorría.

“La aspiración fundamental es lograr un enfoque sistémico del cine cubano que permita trabajar a partir de la situación actual, de adaptarlo dentro de los cambios que tienen lugar en el país, pero eso pasa no solo por el aspecto económico, sino también por lo cultural y social”, explicó Álvarez a Efe.

Entre sus peticiones principales la promulgación de una ley de cine que “ordene y proteja” el sector y en particular a las producciones autónomas que hoy no cuentan con respaldo oficial aunque son toleradas y solicitan “el mismo tratamiento y oportunidades” que las estatales.

Esa norma, según los cineastas, debe dar una “sombrilla legal” a las producciones independientes para su actividad financiera, el contrato de personal técnico y artístico, protección ante la piratería y la posibilidad de establecer coproducciones.

En ese estatus se encuentran cerca de un centenar de productoras en la isla, que se dedican por cuenta propia a realizar audiovisuales de publicidad, vídeos-clip musicales, filmes de animación, largo, medio, cortometrajes y documentales.

A estas peticiones se suman las quejas por el deplorable estado de muchas salas cinematográficas, el deterioro de los archivos fílmicos, la promoción deficiente que no lleva al público a los pases o encorsetadas regulaciones que obstaculizan su trabajo.

También abogan por un “Fondo Nacional de Fomento Cinematográfico” al que accedan todos los realizadores por igual, beneficios fiscales y la participación en festivales internacionales y mecanismos de distribución, que hasta ahora controla en exclusiva el ICAIC.

Tanto Álvarez como otros profesionales del cine cubano que hablaron con Efe aseguran que no pretenden la desaparición del ICAIC, pero instan a su “rediseño” para convertirlo en un “mapa real”.

Un cineasta cubano que pidió el anonimato, sostiene que “el tema está abierto al diálogo”, cuestiona “el monopolio absoluto” del ICAIC y defiende la aprobación de una “resolución o un decreto” que dé “luz verde” a algunas decisiones mientras llega una ley de cine.

En esto coincide Claudia Calviño, joven productora independiente de “Quinta Avenida Films” que desarrolló películas como “Juan de los muertos” y “Melaza”, para quien “hay muchas cosas que se pueden ir trabajando, avanzando ya, ahora que hay una intención de hacer cambios”.

“Cine cubano es todo el que se hace en Cuba, tanto institucional como independiente, hay que defender al cine como patrimonio cultural y por eso tiene que apostar el Estado”, opinó.

Hace unos días los sitios oficiales “Cubacine” y “Cubadebate” publicaron una reseña sobre el proceso de reestructuración que planea aplicar la dirección del país al ICAIC, conocidos durante una reunión que encabezó el presidente de esa institución artística, el escritor Omar González.

Según esos reportes, en esa asamblea con cineastas, especialistas y trabajadores del ICAIC, González afirmó que existe “voluntad política” para llevar a cabo el proceso.

Algunos cineastas se muestran escépticos sobre la respuesta a sus planteamientos porque recuerdan otros intentos fallidos, pero muchos confían en el apoyo “mayoritario y entusiasta” de su acción.

Más de Cuba

  •  

 <span class="cutline_leadin">Los jugadores</span> cubanos de los Senadores de Washington en 1950, de izq. a der.: Conrado Marrero, Saudalio Consuegra, Roberto Ortiz y Limonar Martínez.

    Fallece a los 102 años Conrado Marrero, leyenda del béisbol cubano

    Como la última brizna de fuego en uno de sus eternos tabacos, así se apagó el miércoles en la tarde, en La Habana, la vida de Conrado Eugenio Marrero Ramos, el pelotero de Grandes Ligas más longevo del mundo y el ejemplo más claro de que no siempre es necesario un físico impresionante ni el vigor de la juventud para alcanzar una meta.

  •  

ARCHIVO - En esta imagen del 27 de noviembre de 2012 cedida por James L. Berenthal, el estadounidense Alan Gross, preso en Cuba, posa para una foto durante una visita del rabino Elie Abadie y el abogado estadounidense James L. Berenthal en el Hospital Militar Carlos J. Finaly, donde cumple una sentencia de prisión en La Habana, Cuba.

    Alan Gross dice que este será su ‘último cumpleaños en Cuba’

    El subcontratista estadounidense Alan P. Gross “no está en buen estado” luego de pasar cuatro años y medio en una cárcel cubana, y ha jurado que “regresará a EEUU antes de su cumpleaños 66, vivo o muerto”.

  • Cuba sigue en lista negra por derechos humanos

    Cuba, Honduras y Venezuela integran un año más la “lista negra de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) como los países que necesitan hacer una especial mejora en esta materia.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria