Activistas siguen ruta de inmigrantes

 
 

Inmigrantes mexicanos indocumentados caminan por el desierto de Sonora después de cruzar la frontera en Arizona, en enero del 2011.
Inmigrantes mexicanos indocumentados caminan por el desierto de Sonora después de cruzar la frontera en Arizona, en enero del 2011.
John Moore / Getty Images

EFE

Un grupo de activistas inició el lunes una caminata de una semana por el desierto de Arizona, una ruta que miles de personas intentan cada año con la intención de entrar clandestinamente a Estados Unidos desde México e iniciar aquí una nueva vida.

Los participantes en esta iniciativa, que cumple este año su décima edición, partieron de Tucson y desde allí fueron trasladados en vehículos hasta la ciudad fronteriza de Sasabe, en Sonora (México).

Con una oración y con la esperanza de que algún día dejen de morir inmigrantes indocumentados en el desierto de Arizona comenzó el lunes, cuando en Estados Unidos se conmemoraba el Día de Recordación (Memorial Day), una caminata que está previsto que se prolongue hasta el próximo 2 de junio.

Entre los 53 participantes hay ciudadanos estadounidenses e inmigrantes provenientes de México, Perú y Guatemala, acompañados muchos de ellos de hijos y nietos. Todos están dispuestos a recorrer a pie las 75 millas (120 kilómetros) que separan Sasabe y Tucson, en homenaje a quienes hacen este recorrido de forma clandestina.

“Para mí es una ofrenda que yo puedo dar sacrificando un poquito de mi esfuerzo y mi tiempo para recordar a todas esas personas que han muerto en la frontera”, dijo a Efe Marisol Flores, quien lleva ya tres años participando en esta iniciativa.

En su opinión, y “como ciudadanos de este país, debemos de tener la conciencia suficiente como para acordarnos de nuestros hermanos que cruzan todos los días” y que cada vez más a menudo mueren en el intento.

Se calcula que al menos 6,000 personas han muerto desde 1990 tratando de cruzar la frontera por el desierto.

Además, el hecho de que se haya extremado la vigilancia por parte de las autoridades estadounidenses hace que los inmigrantes recurran a vías cada vez más remotas y peligrosas, lo que ha propiciado que ahora sea ocho veces más probable morir en el intento que hace una década.

Así lo ha calculado la Fundación Nacional para la Política Estadounidense (NFAP). Según sus datos, sólo entre 2011 y 2012 las muertes de inmigrantes indocumentados en la frontera suroeste con México aumentaron en un 27 %, al pasar de 375 a 477 el número de fallecidos contabilizados.

Según la Patrulla Fronteriza en el sector de Tucson, en los siete meses comprendidos desde que comenzó el presente año fiscal 2013, el pasado 1 de octubre, hasta el pasado 1 de mayo se ha contabilizado la muerte de 64 inmigrantes indocumentados en esta ruta.

“No es uno, sino que son cientos de muertos cada año”, defendió Flores, quien añadió antes de partir que “desde que comenzó a hacerse esta caminata han muerto 2,500 migrantes”.

Los participantes ven en esta iniciativa no sólo un esfuerzo físico, sino también emocional y espiritual, ya que durante las jornadas de caminata –en las que arrastran una gran cruz de madera– se recuerda constantemente a quienes han muerto en esta ruta y cuyos cuerpos nunca han sido encontrados.

Más de Estados Unidos

  • Niños cargan cruces pidiendo alto a deportaciones

    Más de una decena de niños de padres que viven en el país sin autorización legal marcharon el Viernes Santo con cruces pequeñas por el centro de Los Angeles para resaltar el sufrimiento de las familias inmigrantes que son separadas por las deportaciones.

  • Agente fronterizo le disparó dos veces a mexicano

    Un mexicano que fue muerto a tiros por un agente fronterizo estadounidense en un área montañosa remota recibió dos balazos en el pecho tras presuntamente lanzarle piedras al agente, de acuerdo con un informe de autopsia dado a conocer el viernes.

  •  

Esta fotografía muestra una choza hecha a base de pasto y ramas después de que agentes de la Patrulla Fronteriza detuvieron a unos 75 inmigrantes que estuvieron viviendo varios días en un área agreste, el jueves 17 de abril de 2014, cerca de unas calles de McAllen, Texas. El Departamento de Seguridad Nacional volvió a enviarles las normas de asilo a los funcionarios de inmigración en medio de preocupaciones de que estén malinterpretando cómo decidir qué inmigrantes pueden ver a un juez para este tipo de casos.

    EEUU: Emiten de nuevo normas para casos de asilo

    El Departamento de Seguridad Nacional volvió a enviarles las normas de asilo a los funcionarios de inmigración en medio de preocupaciones de que estén malinterpretando cómo decidir qué inmigrantes pueden ver a un juez para este tipo de casos.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria