Juez: tribu Miccosukee es responsable de pagar $3.2 millones por accidente

 

jweaver@MiamiHerald.com

Los ojos de un padre se llenaron de lágrimas, y él abrazó a su hijo adolescente el viernes, cuando un juez de circuito de Miami-Dade determinó que la Tribu Miccosukee debía pagar la suma de $3.2 millones a ambos, quienes perdieron respectivamente a su esposa y su madre en un choque de frente causado por una miembro de la tribu.

Carlos Bermúdez, un camionero, y su hijo Mathew, de 16 años, llevan cuatro años esperando para cobrar la compensación de la demanda contra la conductora Miccosukee y su padre. Tammy Gwen Billie estaba al timón de un carro sin seguro, propiedad de su padre, cuando chocó y mató a Liliana Bermúdez, de 30 años, en Tamiami Trail en 1998.

“Ha pasado mucho tiempo”, dijo Carlos Bermúdez, de 44 años, tras la sentencia del juez.

“Esta es una gran victoria para la familia Bermúdez”, dijo el abogado de ellos, Ramón M. Rodríguez.

La Tribu Miccosukee planea apelar la decisión, no obstante, de modo que no está claro cuánto tiempo más tendrá que esperar la familia para que les paguen.

La notoria disputa tuvo su origen en que Billie y su padre Jimmie Bert sostuvieron que no podían pagar la penalidad, la cual fue concedida luego que los acusados admitieron su responsabilidad en un juicio en el 2009. Rodríguez alegó que, puesto que la tribu pagó los $3.1 millones que costó la defensa legal y dirigió la estrategia, los Miccosukees eran en efecto “una parte” de la demanda por homicidio culposo, aunque la tribu no había sido mencionada como acusado.

Los abogados de la tribu respondieron que la misma tiene inmunidad soberana bajo las leyes federales y no podía ser sujeta a sentencia. Pero el juez de circuito de Miami-Dade Ronald Dresnick no estuvo de acuerdo, y dijo que la tribu no podía esconderse detrás de esa barrera en el tribunal de circuito estatal porque había pagado todos los gastos legales y controlaba la dirección del caso.

El juez citó una decisión del Tribunal del Tercer Distrito de Miami-Dade con respecto a una demanda no nativoamericana para justificar su veredicto.

“Creo que hay una dispensa de la inmunidad soberana”, declaró Dresnick, lo cual marcó la primera vez que un juez ha dado un veredicto semejante en un tribunal de circuito de la Florida. “Ellos son una de las partes en este proceso”.

Como resultado, Dresnick agregó a la tribu Miccosukee como “deudora” en el veredicto, cuya penalidad alcanza ahora un total de $4 millones con intereses.

Rodríguez, quien ha dado una batalla al parecer quijotesca para obtener la compensación para la familia Bermúdez, resumió la esencia del asunto ante el juez.

“Los millones of dólares que la tribu Miccosukee pagó en costos legales tuvieron como objetivo impedir que la familia Bermúdez recibiera compensación por su trágica pérdida”, escribió Rodríguez en su moción judicial. “La tribu Miccosukee tomó la decisión de gastar sus significativos recursos en litigación en lugar de pagar la penalidad final”.

El principal abogado de los Miccosukees, Bernardo Román III, y sus asociados no estuvieron de acuerdo. Román respondió que, aunque él había entregado copias de 61 cheques a Rodríguez mostrando que la tribu había pagado directamente a los abogados de los acusados — los ex fiscales federales Guy Lewis y Michael Tein — los Miccosukees no habían renunciado a su soberanía. Por lo tanto, alegó, no se puede nombrar a la tribu como otra de las partes de la demanda con el propósito de pagar la penalidad.

“La tribu es absolutamente inmune”, dijo al juez la abogada de los Miccosukees Yinet Pino. “Esa es la ley federal”.

Pino, asistida por la abogada Yesenia Rey en la audiencia del viernes, dijo que los Miccosukees planean apelar.

En la audiencia, ambas abogadas aseguraron que los costos legales de los acusados habían sido pagados como el resultado de un “fraude” del ex presidente de la tribu, Billy Cypress, quien fue destituido del puesto que ocupaba hacía muchos años a inicios del 2010.

La tribu luego demandó a Cypress, acusándolo de haber malversado $26 millones a los Miccosukees. La tribu también demandó a Lewis y Tein, quienes antes representaban a los Miccosukees y a Cypress en cuestiones de impuestos y otros asuntos legales, en casos separados de negligencia profesional, ante los tribunales estatales, y extorsión, ante los federales.

El caso de homicidio culposo de la familia Bermúdez ha provocado litigación hostil entre Rodríguez, la tribu Miccosukee, y Lewis y Tein.

En abril, los dos prominentes abogados defensores de Miami recibieron una penalidad de $50,000 luego de que Dresnick, el juez, decidió que les había dado originalmente una sanción demasiado baja por una violación posterior al juicio por no haber entregado a los tribunales a tiempo ciertos documentos financieros de sus dos clientes Miccosukees.

El juez subió la penalidad de $3,500 luego de darse cuenta de que había cometido un error inicialmente, al concluir que los costos legales de los asociados no habían sido tan altos y de que los mismos no eran pagados por la tribu Miccosukee.

Dresnick dijo que los $3.1 millones en costos cobrados por Lewis y Tein para representar a los dos indios Miccosukees en el fatal accidente hicieron “que se me salieran los ojos de las órbitas”.

“Estoy en shock ante la cantidad de esos costos”, dijo Dresnick, veterano juez que presidió una audiencia de sanciones de tres días y les ordenó que pagaran la penalidad a Rodríguez. “Estoy escandalizado”.

Más de Sur de la Florida

  •  

 <span class="cutline_leadin">Carlos Hernández, </span>alcalde de Hialeah, sale de la corte federal de Miami después de declarar en el juicio contra Julio Robaina, el miércoles.

    Alcalde Hernández, vinculado al oculto mundo bancario de Hialeah

    La semana pasada, el alcalde de una importante ciudad compareció ante una corte federal en Miami y admitió haberle cobrado tasas de interés exorbitantes e ilegales a un amigo —algo que las leyes de la Florida consideran “usura”— un dinero que no informó cuando hizo su declaración de impuestos.

  •  

 <span class="cutline_leadin">Por muchos</span> años el hogar espiritual de los exiliados cubanos de mayor edad, La Ermita de la Caridad está atrayendo a jóvenes y recién llegados de Cuba y otros países de Latinoamérica.

    Jóvenes y recién llegados llenan de energía La Ermita de la Caridad

    Aunque ha sido desde hace mucho tiempo el hogar espiritual de los exiliados cubanos de más edad, muchos que se encontraban en el festival esa noche habían llegado recientemente de Cuba, y en su mayoría tenían entre 30 y 40 años de edad. Otros venían de República Dominicana, Venezuela, Nicaragua, Honduras y El Salvador.

  • Arzobispo de Miami pide rezar por la disidente cubana Sonia Garro

    Thomas G. Wenski ha pedido oraciones especiales por Sonia Garro y otras dos personas encarceladas sin juicio poco antes de una misa papal en La Habana en el 2012.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria