En peligro la vida del disidente cubano Luis Enrique Santos

 

jtamayo@elnuevoherald.com

Un disidente cubano que el lunes cumplió un mes en una huelga de hambre de sólo agua, está en un hospital con una serie de problemas de salud graves que ponen en riesgo su vida, según sus partidarios.

Damarys Moya, una colega disidente que dijo que visitó a Luis Enrique Santos Caballero el domingo por la noche, dijo que éste no tiene sensibilidad en el lado izquierdo del cuerpo y que sufre de fiebres y diarrea constantes y de dolores en las articulaciones y el estómago.

Santos ha estado recibiendo alimentación intravenosa, pero ésta parece ser insuficiente para revertir la tendencia descendente en que entró cuando inició su huelga de sólo agua como protesta el 24 de mayo, dijo Moya a El Nuevo Herald.

Santos debe estar en una unidad de cuidados intensivos en el Hospital Arnaldo Milián Castro, en la ciudad central de Santa Clara, pero en vez de ello se encuentra en una sala regular, porque los agentes de la seguridad del Estado están presionando a los médicos para que le nieguen el tratamiento adecuado, dijo Moya.

La salud de Santos ha sido fragil durante años porque tiene un solo riñón y ha sufrido de gastritis crónica y de úlcera, según Moya y Carlos Morales Rodríguez, designado por los compañeros disidentes de Santos como el contacto de éste con los medios informativos .

Fue ingresado en el hospital Milián Castro el 15 de junio. Moya, director de la Coalición Central de Oposición, una organización sombrilla, dijo que Santos fue ingresado porque su salud se había “deteriorado notablemente”.

Fotos de Santos dadas a conocer por sus partidarios antes de que fuera hospitalizado, lo muestran con una delgadez casi cadavérica y casi inconsciente, mientras otros disidentes lo cargan para destacar sus demandas de tener un techo sobre su cabeza.

Encarcelado hace varios años por delitos comunes, Santos se unió posteriormente a la disidencia, pero fue expulsado de su casa por familiares bajo la presión de agentes del gobierno, dicen sus partidarios. Se declaró en huelga de hambre para exigir ayuda del gobierno con una casa.

El gobierno no ha comentado sobre el caso.

Mientras tanto otro disidente, Osvaldo Rodríguez Acosta, suspendió el sábado condicionalmente parte de sus seis semanas de huelga de hambre en la cárcel, con el fin de crear un espacio para la negociación de sus demandas, según su esposa, Juana Castillo.

Rodríguez está buscando la revocación de las sentencias dictadas contra él por los cargos de resistirse en septiembre a una incursión de la policía en su casa. Está cumpliendo una condena de nueve años de cárcel, su hijo Osvaldo cumple siete años de cárcel y su esposa fue sentenciada a cinco años de “trabajo correccional sin internamiento”.

Más de Boletín de Cuba

  • Herencia de una cubana se esfuma en las Bahamas

    Kenia Batista Mir afirma que ella tuvo una vida feliz con su esposo alemán, quien llevó a la cubana a vivir con él en las Bahamas. “Estaba fuera de Cuba, y a la vez cerca”, dijo ella. El falleció despues, dejándole un patrimonio que se estima en unos $10 millones.

  • GLORIA LEAL: Museo del Exilio o monumento a la humillación

    ¿Qué hubiese pasado si en vez de unirse a las fuerzas mambisas, José Martí hubiera decidido recaudar fondos para crear un Museo fuera de Cuba sobre los años de exilio de los cubanos que vivieron en Nueva York, Cayo Hueso y Tampa?

  • ONU pena a operador norcoreano de barco con armas

    La ONU impuso sanciones a la compañía naviera norcoreana que opera un barco que fue detenido en Panamá en julio de 2013 por llevar equipo militar no declarado procedente de Cuba y ha ordenado a todos los países que congelen sus activos.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria