Línea de imigración: Ley de Ajuste Cubano exige decisiones, no titubeos

 

Especial para El Nuevo Herald

Estimado doctor Manfred Rosenow: Siempre he sido asidua lectora de su columna Línea de Inmigración y le confieso que sólo por el mero hecho de apreciar sus comentarios y ayuda a los inmigrantes, siempre con sus sólidos conocimientos de nuestras leyes y sentido de humanidad. Nunca pensé que un día le escribiría por consejos para un amigo muy apreciado.

Esta es la cuarta visita de él a Estados Unidos –1998-2001-2009-2013, siempre respetando el tiempo de visado. Esta vez, él desea acogerse a la residencia por los beneficios de la Ley de Ajuste Cubano, una vez que transcurra el tiempo fijado por esta ley tan bendecida. Las veces que ha entrado a nuestro territorio, como todos los cubanos, su visa es R tipo B2, con entrada 1 (visita familiar). El quisiera saber si el tiempo de sus otras visitas es acumulativo para que se sume a los 2 meses que tiene en ésta, su cuarta entrada.

Queremos agradecerle sus atenciones, otra vez más, por sus vastos conocimientos puestos a la disposición de todos. Gracias por tenerlo entre nosotros y le deseamos muchísima salud. Que Dios lo bendiga. De usted, su ferviente lectora,

(Anónima, a solicitud), Miami

Gracias, apreciada “Anónima” por sus amables palabras y el reconocimiento que me expresa por mi tridecagésima tarea (30 años largos...) de estar pergeñando las cinco Líneas semanales que usted me honra con disfrutar y valorar. Del estudio y revisión continuada de las mal contadas 10,000 cartas contestadas, inevitablemente se me queda algo que conjuga lo indispensable para esta ingente tarea: conocimiento y voluntad de servir.

Como no ejerzo más profesión que esta, la de conocer, estudiar, y ofrecer soluciones a la inmensa cantidad de extranjeros de las más diversas nacionalidades que pasan por Miami, Florida, en el camino de sus ensueños de hallar en Estados Unidos la respuesta de paz y productividad que les falta en sus terruños originales, esta labor que me he impuesto desde los 1980s es inacabable –cada día hay más personas y más familias que, en este mundo cada vez más convulso, hacen lo imposible buscando que Dios les otorgue un nuevo comienzo en este bendito terreno para rehacer sus vidas y re-empezar sus esfuerzos de progreso. ¿No es, acaso, un compromiso moral de primera línea, ayudar, orientar, contribuir a enderezar su camino, enfrentados ellos a una nueva cultura, un nuevo desafío, un nuevo país? ¡Claro que sí! Yo mismo no nací en esta tierra, y si hoy soy (y toda mi familia lo somos) ciudadanos de Estados Unidos, es porque también mi esposa, mis hijos, y yo mismo, pasamos por esa diáspora y nos esforzamos por ganarnos la vida inteligente y honestamente ante los magníficos recursos que ofrece este país. También por eso se me revuelca el estómago y, figurativa o literalmente, me dan ganas de vomitar cuando leo en el periódico u oigo a través de la media (la “midia”, dicen los latinos) acerca de algunos de los extranjeros en Miami –¡muy pocos!, a Dios gracias– enriqueciéndose con trampas, estafas, fraudes, y demás artimañas, y robándole de paso a la comunidad la confianza de los “americanos” nativos, vale decir, de los anglosajones que por 400 o más años han hecho con sudor y lágrimas lo que hoy es Estados Unidos –¡el primer país del planeta...!

Pero, Manfred (valga el soliloquio), ¡es hora de parar y tiempo de contestarle en concreto a la amable y anónima lectora! Mi respuesta sintética: a mi parecer, no. El reglamento de la Ley de Ajuste Cubano, 8 C.F.R. 245.2, que regula lo pertinente, permite al cubano que intenta establecerse en Estados Unidos bajo esa generosa ley, ausencias temporales dentro del período acumulativo de 366 días de presencia física que se exige para obtener la residencia. Esto, permite al cubano volver a salir del país, por ejemplo, para arreglar o completar algún asunto pendiente y vital. Pero entradas cortas en 1998-2001-2009-2013, son demasiado exiguas para considerase ausencias temporales. Más bien, strictu sensu, son presencias temporales, y ese no es el sentido de la ley.

En la vida hay momentos que son de decisiones. La Ley de Ajuste Cubano (ahora mismo, bastante atacada, por cierto) exige un propósito, una determinación –no la ambigüedad que describe su carta. “Visitas” esporádicas no sirven para el caso. ¡Lo siento!

MANFRED ROSENOW es un abogado y periodista de Miami especializado en temas de inmigración.

Escríbale a

El Nuevo Herald,

3511 NW 91 Avenue,

Doral FL 33172 o al

correo electrónico rosenowesq@aol.com

Más de Sur de la Florida

  •  

 <span class="cutline_leadin">María Pérez,</span> reportera de el Nuevo Herald.

    Periodista de el Nuevo Herald gana premio nacional

    La reportera María Pérez de el Nuevo Herald fue galardonada el miércoles con el premio nacional Sigma Delta Chi Awards de la Sociedad de Periodistas Profesionales (SPJ) de Estados Unidos por una serie de artículos publicados sobre pacientes que murieron, cayeron en coma o sufrieron problemas de salud tras someterse a procedimientos de cirugía cosmética.

  •  

Un estudiante fue apuñalado el jueves por la mañana en Piper High School en Sunrise.

    Apuñalan a estudiante en secundaria de Sunrise

    La policía de Sunrise está investigando un incidente en el que un estudiante resultó apuñalado en una escuela secundaria de Sunrise el jueves por la mañana.

  •  

 <span class="cutline_leadin">Varios trabajadores</span> se toman un descanso cerca de un grafiti de la mascota del Mundial Brasil 2014, Fuleco, cerca de la parada del metro Maracaná en Río de Janeiro.

    Aeropuerto de Miami será una puerta al Mundial Brasil 2014

    Con conexiones de vuelos a 10 de las 12 sedes del Mundial de fútbol, el aeropuerto de Miami se posiciona como un portal de entrada a la nación sudamericana

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria