PURO PAIROL

Boxeador cubano pide una oportunidad para regresar al ring

 
 

Puro Pairol posa durante la entrevista el martes en un gimnasio de Miami.
Puro Pairol posa durante la entrevista el martes en un gimnasio de Miami.
Pedro Portal / Pedro Portal

jebro@elnuevoherald.com

Puro Pairol representa la otra cara de la moneda de los boxeadores cubanos. Mientras algunos de sus compatriotas se mantienen atareados en los cuadriláteros, e incluso, llegan a ganar coronas mundiales, él se mantiene a la espera de una oportunidad que podría no llegar nunca.

En un deporte no siempre transparente, Pairol (5-0-1, 1 KO) cometió el pecado de usar una sustancia prohibida y en el área geográfica de la más poderosa Comisión de Boxeo que existe en estos momentos. Su positivo, tras vencer a Frankie Martínez el 25 de marzo del 2011, ha sido el detonante de muchos de sus problemas.

Con un digno récord amateur, hasta el momento Pairol mantiene las esperanzas de volver al ring, pero a sus 33 años sabe que no le queda mucho tiempo y que podría llegar el momento de tirar la toalla.

¿Puro qué fue lo que realmente pasó contigo?

“Mi carrera prácticamente se detuvo. Después de mi última pelea en Las Vegas me detectaron furosemida en la orina y eso determinó que la Comisión del Estado de Nevada me suspendiera por nueve meses. A partir de ahí todo se vino abajo y todavía no veo la luz al final del túnel, porque me veo sin apoyo, a pesar de continuar con las mismas ganas del primer día’’.

Es decir, te suspendieron por dopaje…

“Yo a estas alturas de mi vida no voy a mentir. Tuve que hacer el peso rápidamente y todo el mundo sabe que la furosemida ayuda a perder líquido. No quería perder la oportunidad de pelear en esa ciudad. Yo pensaba que un triunfo allí me podría ayudar a dar un salto importante en mi carrera. Pero no consumí nada para hacerle daño al rival ni para fortalecer mis músculos’’.

Pero ya han pasado dos años y medio…

“Sí, pero a partir de ese momento el mundo del boxeo se ha distanciado de mí en parte por problemas de promoción y escaso apoyo de parte de los mánagers, que me abandonaron. Estoy buscando ayuda de donde sea posible para continuar. Ya no tengo sanción alguna, me han dado luz verde para subirme a un ring y quiero una pelea, cualquiera, la que aparezca, pero yo sólo no puedo. Este es un negocio muy difícil y un púgil, salvo contadas excepciones, no puede ser a la vez promotor’’.

¿Cómo mantienes la ilusión?

“Sirvo de compañero de sparrings para otros boxeadores que enfrentan compromisos. Hace poco ayudé al dominicano Joan Guzmán y anteriormente al boricua Jason Vélez. También trabajo en un gimnasio enseñando a niños. De boxeo lo hago todo menos pelear yo mismo. Es como rozar un juguete pero no poder jugar con él’’.

¿Te arrepientes de haber venido a este país?

“No, jamás, pero sí es cierto que yo vine con unas aspiraciones de hacer una carrera bonita, pero desde que llegué tuve que batirme a la brava, sin que nadie me hiciera una carrera suave, bien llevada. Y no es que esté pidiendo una limosna ni nada por el estilo, ni que me hagan trabajos en televisión ni los periódicos, sino que me encuentren rivales, que me dejen pelear’’.

¿Está entonces muerto el sueño de campeón?

“No, todavía no. Yo mismo me doy esperanzas de que algo positivo va a pasar algún día. Me siento joven y fuerte, con ganas. Sería la vida muy cruel conmigo si me dejara sin una oportunidad más. Al fin y al cabo eso es lo único que pido, una oportunidad’’.

Más de Deportes

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK

Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria