La presidencia sudafricana desmiente que Mandela esté en “estado vegetativo”

 
 

Mujeres sostienen velas y realizan oraciones en honor al expresidente sudafricano Nelson Mandela, el 4 de julio 2013.
Mujeres sostienen velas y realizan oraciones en honor al expresidente sudafricano Nelson Mandela, el 4 de julio 2013.
Muhammed Muheisen / AP

AFP

La presidencia sudafricana desmintió el jueves por la noche informaciones según las cuales el expresidente Nelson Mandela se encontraba la semana pasada en “un estado vegetativo”, lo que habría provocado que su familia contemple desconectar las máquinas que lo mantienen en vida.

“Madiba (Nelson Mandela) está en estado crítico pero estable. Los médicos desmienten que el expresidente esté en estado vegetativo”, afirma la presidencia en un comunicado, publicado varias horas después de la difusión de informaciones contrarias.

Según un documento judicial del 26 de junio pasado el héroe de la lucha contra el apartheid se encontraba “en un estado vegetativo permanente y bajo asistencia respiratoria”.

“Los médicos aconsejaron a la familia Mandela desconectar las máquinas que lo mantienen artificialmente en vida. En vez de prolongar su sufrimiento, la familia Mandela estudia esa opción como algo muy probable”, añadía el abogado David Smith, autor de este escrito judicial.

El documento fue presentado al tribunal de Mthatha (sur), en apoyo a la demanda presentada por una parte de la familia para obtener el traslado de los restos de tres hijos de Nelson Mandela a la aldea de Qunu (sur), donde el héroe de la lucha anti apartheid quiere ser enterrado.

El comunicado de la presidencia indica además que un “equipo de médicos, enfermeras, y otros profesionales de salud atienden a Madiba 24 horas al día”.

Por su parte, un compañero de lucha de Nelson Mandela, Denis Goldberg, afirmó que Mandela estaba “claramente consciente” cuando fue a visitarlo el lunes, y que había incluso intentado mover sus ojos y su boca.

El contenido del documento judicial contrasta también con las declaraciones del jueves por la mañana de la esposa de Mandela, Graça Machel, que pasa largas horas al día en el hospital de Pretoria, donde su esposo está hospitalizado desde el 8 de junio pasado.

“Hace unos 25 días que estamos en el hospital. Aunque Madiba no siempre ha estado bien, ha sufrido muy poco”, dijo su esposa a la prensa en una rueda de prensa de la Fundación Mandela en Johannesburgo. “Pero él está bien”, añadió.

En base a una demanda de la familia Mandela, el tribunal de Mthatha ordenó el miércoles al nieto mayor de Nelson Mandela, Mandla, trasladar los restos de su padre, de su tía y de su tío al panteón familiar de Qunu.

Mandla había decidido unilateralmente en 2011 trasladar los restos de sus tres familiares hacia el pueblo natal de su abuelo, Mvezo, donde es el jefe tradicional.

Los restos fueron exhumados esa misma tarde bajo el control de un alguacil, que tuvo que forzar la verja de la residencia de Mandla para llegar hasta el lugar de las sepulturas.

Los restos de Makaziwe, muerta cuando era bebé en 1948; Thembekile, muerto en un accidente de carretera en 1969, y de Magkatho, fallecido de sida en 2005, fueron trasladados a Mthatha, donde fueron sometidos a un examen forense.

Poco después fueron enterrados en el panteón familiar de Qunu, según confirmó la policía. “Estamos ahora en el cementerio para enterrar los restos. Estamos realizando la inhumación en este momento”, dijo el teniente coronel Mzukisi Fatyela, portavoz de la policía del Cabo oriental (sur).

Mientras eran enterrados los cuerpos, Mandla Mandela, organizó una conferencia de prensa difundida en directo en todo el país, para saldar las cuentas con varios miembros de la familia.

“Me encuentro en el centro del ataque de individuos que buscan un minuto de gloria y atención mediática a mi costa”, declaró. Aunque se defendió de querer “lavar ropa sucia en público”, atacó personalmente a varios de ellos.

Su tía Makaziwe: “en lugar de ser una fuerza de unidad, no ha hecho más que sembrar la división en la familia”.

Su mediohermano Ndaba: “El sabe que mi padre preñó a una mujer casada y él es el resultado de este acto”.

Su otro hermano Mbuzo: “Fecundó a mi propia esposa” (Anaïs Grimaud, de la isla de la Reunión a donde regresó después).

A juzgar por las primeras reacciones en Twitter, a los sudafricanos no les han hecho ninguna gracia estas declaraciones. “Felizmente que el legado político de Mandela es demasiado fuerte para ser destruido”, “uno no elige a su familia”, “Quizá sea un Mandela, pero no creo que sea un Nelson…”, se podía leer en la red social.

Más de El Mundo

  • Corea del Sur trata de salvar del hundimiento a un barco con 350 pasajeros

    La Guardia Costera y la Marina de Corea del Sur han enviado equipos de rescate para intentar salvar a los 350 ocupantes de un barco de pasajeros que ha comenzado a hundirse hoy frente a la costa suroeste del país, informó la televisión pública KBS.

  • Inician segunda misión submarina en busca del avión desaparecido

    El vehículo autónomo submarino Bluefin-21, cuyo cometido es rastrear el fondo de parte del océano Índico en busca del avión malasio desaparecido, inició su segunda misión bajo el agua, después de que ayer abortara su trabajo, apuntan hoy las autoridades australianas.

  • Togo: 48 muertos en choque de autobús

    Cuarenta y ocho personas murieron en Togo cuando un autobús y un camión chocaron en una carretera al norte de la capital del país africano, informó el martes la televisión estatal.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK

Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria