Suspenso tras primer día de deliberaciones en el juicio a Zimmerman

 

dovalle@MiamiHerald.com

Diecisiete meses después que Trayvon Martin fue muerto de un balazo —y luego de 23 días de juicio y 3½ horas de deliberación— las jurados se retiraron el viernes por la noche sin decidir si George Zimmerman asesinó al adolescente de Miami Gardens.

Eso significa que la historia muy seguida de cerca, con partidarios de ambos lados urgiendo a la calma, durará al menos un día más mientras las seis jurados reanudan sus deliberaciones el sábado a las 9 a.m.

Las deliberaciones del jurado del viernes por la noche se convirtieron en un suspenso en un juicio que ha llamado la atención mundial, al poner bajo escrutinio las relaciones raciales en Estados Unidos y la muy criticada ley de autodefensa de la Florida.

“No hay tensión en el Condado Seminole”, dijo el jefe de la policía Don Eslinger, mientras afirmaba que no toleraría ningún desorden.

Había algo de tensión en las afueras de la corte criminal del Condado Seminole, donde un grupo animado pero en su mayoría pacífico de unos 50 manifestantes, muchos de ellos afroamericanos, se manifestaron en la tarde en medio de un nutrido grupo de reporteros y agentes de policía.

“Si Zimmerman es encontrado culpable no debe haber celebraciones inapropiadas porque un joven perdió su vida”, dijo en una declaración el conocido reverendo Jesse Jackson, quien presionó el año pasado porque se arrestara a Zimmerman.

“Y si no es encontrado culpable, debemos evitar la violencia porque sólo llevaría a más tragedias. La autodestrucción no es el camino hacia la reconstrucción”, agregó.

La familia de Zimmerman también dio a conocer una declaración.

“El sistema judicial ha seguido su curso, recen por justicia, recen por paz, recen por nuestro país”, decía la declaración.

Zimmerman, de 29 años, está acusado de la muerte en febrero del 2012 del adolescente de Miami Gardens, quien estaba en Sanford visitando a su padre después de haber sido suspendido de la Escuela Secundaria Dr. Michael Krop en North Miami-Dade.

Su muerte puso bajo escrutinio la ley de autodefensa de la Florida, que según sus críticos promueve la justicia de los vigilantes, mientras que prominentes líderes de los derechos civiles de los negros realizaron mítines a favor del arresto de Zimmerman.

La policía de Sanford declinó inicialmente arrestar a Zimmerman después que este reclamó defensa propia y el gobernador Rick Scott nombró posteriormente fiscales de Jacksonville para investigar el caso. Zimmerman fue arrestado 44 días después.

El juicio comenzó el 10 de junio, cuando los abogados seleccionaron un jurado de seis mujeres. De las jurados, cinco son blancas y una es hispana.

Más de 50 testigos fueron interrogados, incluyendo las madres de Trayvon y Zimmerman, y ambas dijeron que la voz que pedía ayuda en la llamada al 911 de un vecino era la de su hijo.

Los fiscales buscaron mostrar que Zimmerman era un vigilante del vecindario demasiado fervoroso que asumió falsamente que Trayvon era un criminal que merodeaba el Retreat en la comunidad Twin Lakes.

“Ha muerto un adolescente. No murió por su culpa”, dijo el jueves a las jurados el fiscal Bernardo de la Rionda en sus fogosos y a veces melodramáticos argumentos finales.

“Está muerto porque otro hombre hizo una suposición… porque su suposición estuvo equivocada, Trayvon Benjamin Martin no camina más en esta tierra”.

El viernes, fue el turno del abogado defensor Mark O’Mara, quien lo hizo con un estilo contrastante.

O’Mara comenzó con una calmada meditación filosófica sobre el sistema de juicios en Estados Unidos, invocado a Thomas Jefferson y John Adams, alertando a las jurados de no “unir los puntos” para los fiscales, quienes tienen la tarea de probar que Zimmerman es culpable más allá de una duda razonable.

“George Zimmerman no es culpable si ustedes tienen una duda razonable de que actuó en defensa propia”, dijo O’Mara durante los argumentos finales del viernes.

O’Mara enfatizó el importante papel que tienen los jurados en el sistema judicial de EEUU, al decirles “ustedes lo son. Ustedes viven la Constitución”, mientras describía repetidamente la “absoluta inocencia” de su cliente.

O’Mara también buscó desmontar la opinión del estado de que Zimmerman era un aspirante a policía frustrado que estaba harto de los robos en el vecindario. Zimmerman quería ser un policía, o un abogado, destacó O’Mara. “El quería ayudar”, agregó.

“Díganme un testigo que haya dicho que George Zimmerman patrullaba el vecindario”, dijo Mara, respondiéndose: “Ninguno”.

O’Mara también alentó a las jurados a considerar la llamada de Zimmerman a un número policial que no era de emergencia, al decir que no había pruebas de que él siguió a Trayvon después que un despachador le dijo que no era necesario que persiguiera al adolescente. O’Mara destacó un informe meteorológico que explicaba el sonido en el teléfono de Zimmerman que parecía que perseguía a Trayvon, algo que el estado repitió el jueves.

“El viento estaba fuerte esa noche”, dijo O’Mara.

También mostró una vívida animación por computadora que mostró a un dibujo de Trayvon que golpeaba la figura que representaba a Zimmerman, y a continuación sentándose a horcajadas sobre él en la hierba al lado de una acera de concreto. La cinta del 911 capturó los gritos de la lucha y el disparo fatal que se mostró en la animación.

O’Mara pidió entonces a los jurados que observaran un silencio de cuatro minutos para mostrar la cantidad de tiempo que duró el encuentro, y sugirió qué tiempo tenía Trayvon para regresar a su casa si no se hubiera enfrentado a Zimmerman.

“Esto es lo que tenía que correr Trayvon Martin… unos cuatro minutos”, dijo O’Mara.

El abogado defensor destacó, durante tres horas, que el estado mental de Zimmerman, de temor, fue clave. El calificó a las fotos de las lesiones de Zimmerman como “el toque final”. Fue Trayvon el que realizó el crimen, sugirió O’Mara.

“Si Trayvon Martin hubiera sido baleado en la cadera y sobrevivido, ¿de qué piensan que hubiera sido acusado? ¿Agresión agravada, dos cargos?” preguntó O’Mara.

El abogado finalizó de forma dramática: al llevar un pedazo de concreto a la corte y dejarlo caer en el piso, le dijo a los jurados que era “vergonzoso” que los fiscales sugirieran que Trayvon Martin estaba “desarmado”.

“Eso es una acera”, dijo Mark O’Mara durante la parte final de su argumento. “Eso no es un adolescente desarmado con nada más que caramelos, tratando de regresar a su casa”.

Posteriormente, el fiscal John Guy hizo su declaración final, dirigida a los corazones del jurado todo femenino.

Guy se refirió repetidamente al “odio” en el corazón de Zimmerman. Y llamó frecuentemente a Trayvon un “niño” —la mayoría de las jurados son madres.

“¿No estaba ese niño atemorizado cuando escapaba del acusado?” preguntó Guy.

Guy dijo que Zimmerman, un coordinador de vigilancia del vecindario, no se defendía a sí mismo, como había insistido. “Este caso no es sobre defenderse. Es sobre quedarse en su auto, como le dijeron que hiciera”.

El juez Nelson leyó a las jurados las instrucciones después de un descanso por el almuerzo, y estas comenzaron a deliberar a las 2:30 p.m. con sólo una nota al juez, solicitando una lista de las pruebas.

- .

Más de Sur de la Florida

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria