Línea de imigración: En Estados Unidos hay que saber hacer la cosas bien

 

Especial para El Nuevo Herald

Buenas tardes doctor, reciba un saludo especial de mi parte, felicitarlo por su columna en este periódico y agradecerle de antemano la respuesta que nos da a los consultantes, otorgándonos muchas luces para seguir adelante. Mi pregunta surge de lo siguiente: me acaban de conceder visa de residente en Estados Unidos, toda vez que mi hermano es ciudadano americano y me había pedido desde el año 2002.

Soy colombiana próxima a pensionarme en mi país en el 2014, pero me han dicho que en este momento no puedo irme a vivir definitivamente a Estados Unidos, que hasta tanto me concedan mi pensión de jubilación debo estar entrando y saliendo. Pero no sé con qué regularidad debo hacerlo, cuánto tiempo debe pasar para que yo pueda aplicar a la ciudadanía, qué requisitos debo llenar, y qué NO debo hacer para evitar inconvenientes con dicha solicitud y que no me vayan a quitar la residencia por no quedarme definitivamente en estos momentos. Agradezco su amable respuesta,

Elsa Consuelo Ortiz,Colombia (correo electrónico)

Gracias por escribirme para consultarme aspectos muy importantes de su exitosa inmigración a este Primer País del mundo civilizado. Usted tiene bien percibido que Estados Unidos es un país de leyes, donde estas no son solamente parágrafos muertos escritos en libros para los eruditos, sino una especie de manual de vida al cual hay que aprender a acogerse para que su existencia transcurra sin sobresaltos ni contratiempos. Especialmente, con el impresionante avance de la tecnología, cada persona, literalmente sin excepción, tiene un expediente que lo más limpio que esté, lo más tranquila y agradable para esa persona será vivir y disfrutar Estados Unidos.

La respuesta a su múltiple pregunta tiene diferentes aristas y variantes. Para poder contestarle con máxima propiedad, trasladémonos conceptual y temporalmente al.... ¡Africa!, tomando de allí un sabio y utilísimo principio: “Para comerse un elefante, lo primero que hay que hacer es partirlo en pedacitos pequeños”. Como dicen mis amigos cubanos, ¿estamos claros?!

Manos a la obra. En primer lugar, usted tiene 6 meses para inmigrar, contados desde la fecha en la que le expidieron su visa de inmigrante. Esto hace que su visa quedaría anulada (!) si usted no inmigra antes de los umbrales del 2014. Por otro lado, es mejor inmigrar inmediatamente, pues si (Dios no lo quiera), falleciera el peticionario antes de que usted inmigrara, habría que pedir una reinstitución de la petición I-130 –¡una complicación que usted no necesita!–. En cambio, si usted inmigrara ahora pronto, podrá pedir acá un permiso de re-ingreso ( reentry permit) que le permitirá regresar una o varias veces a Colombia o ausentarse de Estados Unidos hasta por un año y 364 días continuos sin problema alguno para poder finiquitar allá sus asuntos personales sin perder el anhelado estatus de residente permanente. Así le protegería la residencia (y por ende, la futura ciudadanía), pero todo en la vida (excepto la gracia de Dios) tiene su costo: salir de este país le frenaría el tiempo de acumulación de residencia en procura de la ciudadanía si permaneciera fuera de este país por más de 6 meses. En conclusión, la fórmula ideal, si para usted es indispensable hacer estas salidas y regresos, sería que sus viajes fueran moderadamente cortos y que, mientras tanto, usted vaya estableciendo su residencia fija en Estados Unidos.

En cuanto al aspecto tributario, tenga en cuenta que cualquier ingreso que usted reciba fuera de EEUU (incluyendo su pensión), is taxable here –es gravable aquí– vale decir, que lo debe declarar en su forma 1040, su income tax return anual. No se asuste: declarar esos ingresos para efectos de impuestos, tiene un cap (un límite) bastante amplio exento de tributación, y usted podrá cumplir cómodamente con esa obligación. Si, en cambio, esconde un ingreso del extranjero, echará a perder su good moral character (su moralidad) y se hará inelegible a la ciudadanía durante 5 años, lo más contraproducente que usted pudiera hacer.

Uno puede hacerse ciudadano a los 5 años de ser residente de este gran país. Si usted arribara por Miami, ubíquenos y mi esposa y yo podremos orientarla en todo lo posible. ¡Feliz llegada!

MANFRED ROSENOW es un

abogado y periodista de Miami

especializado en temas de inmigración.

Escríbale a El Nuevo Herald,

3511 NW 91 Avenue, Doral FL 33172 o al correo electrónico rosenowesq@aol.com

Más de Sur de la Florida

  •  

 <span class="cutline_leadin">María Pérez,</span> reportera de el Nuevo Herald.

    Periodista de el Nuevo Herald gana premio nacional

    La reportera María Pérez de el Nuevo Herald fue galardonada el miércoles con el premio nacional Sigma Delta Chi Awards de la Sociedad de Periodistas Profesionales (SPJ) de Estados Unidos por una serie de artículos publicados sobre pacientes que murieron, cayeron en coma o sufrieron problemas de salud tras someterse a procedimientos de cirugía cosmética.

  • Celebran mañana reunión sobre 'Víctimas Inocentes'

    El próximo jueves 17 de abril, el Miami Herald y WLRN celebrarán una reunión para discutir 'Víctimas Inocentes', la serie de investigación que analizó las 477 muertes infantiles por maltrato o descuido en la Florida durante un período de seis años.

  •  

<span class="cutline_leadin">Julio Robaina</span> (der.), ex alcalde de Hialeah, y su abogado David Garvin, son entrevistados tras abandonar la corte federal en Miami el martes.

    ‘Felipito’ revela detalles de negocios con ex alcalde de Hialeah, Julio Robaina

    Un crucero hacia la paradisíaca isla de Cozumel y un barbecueen el patio de una residencia en Hialeah fueron los eventos claves en los que el joyero Luis Felipe Pérez dijo haber acordado hace casi ocho años controvertidos negocios con pagos de intereses de usura al ex alcalde de Hialeah, Julio Robaina.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria