Márquez celebra fallo sobre la Unión Patriótica

 
 

El comandante guerrilero de las FARC, Iván Márquez, da un discurso durante el inicio de una nueva ronda de conversaciones de paz con el gobierno colombiano, el 1 de julio de 2013 en Palacio de Convenciones de La Habana.
El comandante guerrilero de las FARC, Iván Márquez, da un discurso durante el inicio de una nueva ronda de conversaciones de paz con el gobierno colombiano, el 1 de julio de 2013 en Palacio de Convenciones de La Habana.
ADALBERTO ROQUE / AFP/Getty Images

AP

El guerrillero Iván Márquez, jefe del equipo negociador de las FARC en el proceso de paz con el gobierno colombiano, calificó el domingo de justo un reciente fallo judicial que devolvió a la vida política a la Unión Patriótica, el movimiento de izquierda que en los años 80 y 90 sufrió el exterminio de unos 3,000 de sus integrantes.

El martes el Consejo de Estado, uno de los cuatro altos tribunales del país, le devolvió la personería jurídica a la Unión Patriótica con el argumento de que un movimiento político que había sido víctima de un genocidio no podía ser tratado como una organización cualquiera.

En 2002 a la Unión Patriótica le fue retirada la personería jurídica porque no alcanzó la votación mínima requerida por la ley.

El del Consejo de Estado es “un acto de justicia que, aunque tardío, es una buena señal y les dice a las élites que la intransigencia y el exterminio del opositor no conducen a la victoria definitiva sobre una alternativa política”, aseguró Márquez en una entrevista publicada el domingo por el diario bogotano El Tiempo.

En el mismo reportaje, Márquez, de 58 años y cuyo verdadero nombre es Luciano Marín Arango, se preguntó al referirse al caso de la Unión Patriótica: “¿De qué sirvió descabezar a toda una generación de revolucionarios si hoy sus herederos están al frente de la inconformidad, de la movilización creciente de un pueblo al que no se le pueden conculcar sus derechos, en especial el de la opción política?”.

La Unión Patriótica surgió en 1985 como consecuencia del fallido proceso de paz entre el gobierno del entonces presidente Belisario Betancur (1982-1986) y las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). En esa época Márquez alcanzó a ser congresista por el mencionado movimiento político, pero cuando empezó el exterminio de sus copartidarios volvió a las armas y al monte.

“Es trascendente el fallo del Consejo de Estado, pero es necesario reforzarlo con la democratización del país… con respeto y garantías a la oposición y pedagogía de tolerancia política”, agregó Márquez, quien desde fines del año pasado encabeza en La Habana, Cuba, el equipo negociador de las FARC en el proceso de paz con el gobierno de Juan Manuel Santos que busca acabar con casi 50 años de confrontaciones entre las partes.

“Esperamos que la Fiscalía informe al país cómo van las investigaciones sobre los responsables del exterminio de la Unión Patriótica”, enfatizó el jefe rebelde, contra quien pesan en Colombia por diferentes crímenes 132 órdenes de captura y 28 sentencias condenatorias.

Dichos requerimientos, sin embargo, fueron suspendidos por la Fiscalía a raíz del proceso de paz.

Con la decisión del Consejo de Estado la Unión Patriótica puede volver a la actividad política, dijo el presidente de ese tribunal, Alfonso Vargas.

En 1987, el entonces candidato a la presidencia de Colombia por la Unión Patriótica, Jaime Pardo Leal, fue asesinado al parecer por una componenda entre la mafia y las bandas paramilitares. Bernardo Jaramillo Ossa, el político que sucedió a Pardo en la candidatura a la presidencia, también fue asesinado en 1990.

Casi todos los miembros de la Unión Patriótica que alguna vez fueron elegidos al Congreso, las asambleas departamentales y los concejos municipales fueron igualmente asesinados por narcoparamilitares y militares corruptos.

Más de América Latina

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria