LINEA DE INMIGRACION: Cuando su hija se haga ciudadana, ¡adiós problema!

 

Especial para El Nuevo Herald

Señora María Díaz, con el respeto que se merece, le suplico tenga la amabilidad de asesorarme referente a mi estatus en este país.

Estoy radicada aquí hace 8 años, mi hermana es ciudadana americana. Ella me pidió hace 2 1/2 años. Tengo mi hija que se casó hace 2 años y 8 meses. Quisiera saber si mi hija, cuando tenga la ciudadanía, me puede pedir, ¿o cómo sería mejor?

Por otro lado quisiera comentarle que el marido de mi hija es un tipo muy vulgar. No tiene modales, la humilla, la insulta, etc., pero no le pega -- él sabe por qué no lo puede hacer. Es una persona que tuvo problemas en su infancia, la calidad de vida que tuvo antes no fue buena, fuma marihuana, y es impulsivo. A mi hija la hace llorar mucho, ella se siente con ciertos malestares por todo el estrés que tiene y los problemas que él le hace. Tiene problemas en su organismo, todo esto, estoy segura, debido a la vivencia con este hombre.

Dios lo bendiga y gracias por su paciencia. Atentamente, J.A.K., Miami Beach, Florida

Debo comenzar, noblesse oblige, por agradecer a mi vecina colega de página, la distinguida señora María Díaz, veterana experta en Seguro Social y materias relacionadas, el haber canalizado esta carta hacia mis manos –igual que lo haré yo todas las veces que un lector me consulte por uno de aquellos temas. Aunque como abogado que soy, debiera saber contestar cualquier pregunta legal, ya fuera de agricultura o hasta de... derecho marítimo, modestamente declino opinar en materias que no son de mi cotidiana práctica. Una cosa es que en la Facultad de Derecho de la universidad, en materia legal nos enseñen “de todo como en botica”, y otra, que nos arroguemos el privilegio de escribir para informar al público sobre materias que no son de nuestro cotidiano manejo.... “¡Zapatero a tus zapatos!”, dice un simple pero sabio precepto. Mejor es saber bien una entre mil cosas, que pretender saber todas las mil –hábito de malos abogados que desesperadamente pescan su almuerzo en río revuelto...

En cuanto a usted, mi tri-letrada (J.A.K.) lectora, permítame comenzar por comentarle que, como dijo el gran George Bernard Shaw, “La paciencia debe ser la virtud más estimada de los dioses...”. Cuando un día un curioso aficionado a sus geniales obras, intrigado por aquella sibilina frase le pidió explicación, el genial literato irlandés respondió: “... si así no fuera, ¿ cómo se explicaría que Dios haya creado a tantos hombres cuya única función parece ser, ¡poner a prueba la paciencia de los demás?!”

Ahora sí, a sus preguntas directas. Usted no identifica su nacionalidad, de manera que lo único que sabemos de ella es que usted no es cubana. (De serlo, hace años ya hubiera ajustado su estatus (obtenido la residencia) por la Ley de Ajuste Cubano). Si su hermana ciudadana de Estados Unidos hace dos y fracción de años que la pidió, y si usted entró legalmente a este país, ¡sólo le faltan entre 10 a 15 años de espera! (La cola de hermanos de ciudadanos toma alrededor de ese número de años para “madurar”). Si su hija se casó con un ciudadano “americano” (como dice incorrectamente la gente), ella podrá hacerse ciudadana a los 3 años de su propia residencia. Su petición por usted (hija entonces ciudadana que pide a su madre) será de “familiar inmediato”, libre de toda espera siempre y cuando usted entró legalmente al país. Nada existe “mejor”: esa petición es lo óptimo para usted.

Vamos ahora por el díscolo yerno de usted. Respeto completamente sus observaciones, pero si no hay graves cosas concretas, lo que usted me pinta no es suficiente. (En todo caso, no tiene conexión alguna con las preguntas acerca de usted misma). El yerno, según todo lo que usted describe, desafortunadamente es un esposo bastante corriente. Su paréntesis (lo de que él no le pega a su hija) es de agradecer a Dios, pero sólo tiene importancia en cuanto a su relación conyugal. La opinión y comentario suyo al respecto es bastante común –las suegras (con honrosas excepciones) raras veces ponderan y aprecian a los yernos...

Se me acabó, no la paciencia, pero sí, ¡el espacio! Si en algo concreto le puedo servir, mi oficina siempre está disponible...

MANFRED ROSENOW es un

abogado y periodista de Miami

especializado en temas de inmigración.

Escríbale a El Nuevo Herald,

3511 NW 91 Avenue, Doral FL 33172 o al correo electrónico rosenowesq@aol.com

Más de Sur de la Florida

  •  

 <span class="cutline_leadin">Carlos Hernández, </span>alcalde de Hialeah, sale de la corte federal de Miami después de declarar en el juicio contra Julio Robaina, el miércoles.

    Alcalde Hernández, vinculado al oculto mundo bancario de Hialeah

    La semana pasada, el alcalde de una importante ciudad compareció ante una corte federal en Miami y admitió haberle cobrado tasas de interés exorbitantes e ilegales a un amigo —algo que las leyes de la Florida consideran “usura”— un dinero que no informó cuando hizo su declaración de impuestos.

  •  

 <span class="cutline_leadin">Por muchos</span> años el hogar espiritual de los exiliados cubanos de mayor edad, La Ermita de la Caridad está atrayendo a jóvenes y recién llegados de Cuba y otros países de Latinoamérica.

    Jóvenes y recién llegados llenan de energía La Ermita de la Caridad

    Aunque ha sido desde hace mucho tiempo el hogar espiritual de los exiliados cubanos de más edad, muchos que se encontraban en el festival esa noche habían llegado recientemente de Cuba, y en su mayoría tenían entre 30 y 40 años de edad. Otros venían de República Dominicana, Venezuela, Nicaragua, Honduras y El Salvador.

  • Temen que los legisladores de la Florida no ayuden a los niños en riesgo

    Luego de un año particularmente sangriento para la juventud de Florida, los legisladores han prometido reparar el colchón de seguridad para los niños abandonados y que sufren abuso.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria