Lagniappe

Lagniappe: bohemia a lo Nueva Orleans

 

Especial/El Nuevo Herald

Similar Prisoners, la banda que encabeza el cantante y guitarrista Adrian López, abre la noche del viernes en el Lagniappe Wine House del Midtown de Miami con Changing Blood, un tema de su primer disco que lleva el nombre del grupo, y The Eight Ball, de su segundo álbum Premise of My Demise.

Para el grupo, que integran además Rodney Covington (bajo), y Eduardo “Popi” Ramos (batería y percusión), esta ha sido su más reciente presentación en Miami, después de ofrecer conciertos en el 2012 por el suroeste de la ciudad, en la librería Books and Books de Coral Gables, y los clubes PAX, Brewski’s, House Of Rock y Radioactive

Records.

Localizado en los límites entre Wynwood, Midtown y el Design Distric, en Lagniappe se disfruta de una música, un decorado ecléctico y un menú de platos elaborados con ingredientes orgánicos, que recuerdan en muchos detalles el ambiente relajado e informal de los bares bohemios de Nueva Orleans.

Para los que disfrutan la música en vivo, de pequeño formato y acústica, el lugar tiene un salón principal y un amplio patio donde de martes a domingo se puede escuchar jazz, rock, soul, blues o bluegrass. Solo en julio han pasado por el escenario del Lagniappe el KJ Trio, Red Monkey, Band of Gypsies (jazz gitano) y el Nick Tamura Trio. En este año también lo han visitado el folclorista peruano El Viejo Guardia, Ketchy Shuby, el Vincent Raffard Trio, Matthew Sabatella and Rambling Sting Band y Joe Da Silva & The Midnight Howl.

Las paredes muestran los ladrillos originales de la construcción. El suelo sin losas, semiáspero, está despreocupadamente adornado con viejas y desteñidas alfombras de estilo persa. Las lámparas con pantalla de tela que cuelgan del techo –milagrosamente bien conservadas– tienen el aspecto de estar allí antes de que existiera la Florida Power & Light, en 1925. Los sofás, los cuadros y el resto del mobiliario parecen comprados en tiendas de segunda o tercera mano, no obstante, le confieren un raro encanto por el que se adivina que el único orden lógico es que todo ha sido puesto intencionalmente fuera de contexto. No tendrá mucho de elegante pero es inexplicablemente ecléctico, agradable y acogedor. A la entrada hay unas pocas mesas afuera, y al llegar adentro uno siente que está en presencia de un exclusivo y poco caro concepto de decoración, que pudiera definirse como el “Midtown Thrift Shop Style”.

Quizás lo menos informal del lugar es su amplia selección de vinos y cervezas, pero los precios están acordes con el ambiente del lugar. Florent Blanchet, presidente de la distribuidora Vine Craft, se encarga de traer las 150 marcas de vinos que pueden degustarse a precios difíciles de igualar. A manera de ejemplo sugiere probar el Brunello di Montalcino, cosecha del 2006, una botella que no se consigue en los restaurantes por menos de $200, pero que aquí cuesta solo $90.

Como los vinos, a través de los cristales de las neveras se pueden elegir las cervezas. A simple vista se muestran reconocidas marcas como la brasileña Xingu, la Golden Pheasant, White Rascal, DPA Denver Pale Ale, Nitro Milk Stout, la Holy Grail (de Monty Phyton), Westmalle y la Old Brown Dog Ale.

Para acompañar las bebidas Lagniappe tiene un menú de aperitivos de chorizo, salami, y quesos frescos, cremosos, curados y azules. Entre las marcas, los más conocidos son el Blue Stilton, Brie Couronne, St Andre Triple Crème, Taleggio, Aged Goat Cheese, Manchego y Pecorino Toscano.

En Lagniappe los meseros no van a las mesas, más bien el cliente tiene que ir a la montaña. Para pedir una copa de vino (cuesta entre $8 y $6), tendrá que ir a la barra. Si quiere una botella, la toma directo de la nevera, y paga en la barra también. Lo mismo ocurre con los quesos y aperitivos. La bartender Irene Arm se los coloca en un plato, usted los lleva al mostrador del patio, y allí el chef Marvin Burden o sus ayudantes se lo preparan adicionándole rodajas de pan tostado con aceite de oliva y ajo, aceitunas y maíz.

En una segunda sesión los Similar Prisoners interpretan Holy Ghost Rag, un estreno de su nuevo disco en preparación, y versiones de éxitos de la década de 1960 como I Call Your Name, para complacer a un grupo de admiradores del rock.

El menú es variado y orgánico, y como es de esperar, una suerte de última vuelta de tuerca a lo informal. Se ofrecen únicamente cuatro platos o recetas originales de la región del delta del Mississippi: Grilled Mahi Mahi (Mahi Mahi a la parrilla), Chipotle BBQ Chicken (Pollo con chipotle a la barbacoa), Veggie Skewers (Vegetales al pincho), y Filet Mignon Steak.

Lagniappe proviene de un vocablo quechua que llegó a estas tierras con los primeros españoles. Pasó al francés de la región de Lousiana, y hoy se usa en inglés, principalmente en la costa norteamericana del Golfo. En todas partes significa algo extra, y en Hispanoamérica se le conoce como la “contra”, la “yapa” o la “ñapa”, cualquier producto adicional que se le ofrece gratis al cliente por una compra. En Miami significa también un ambiente multicultural y variado de música y sabores, como todo lo que ofrece este club del Midtown. • 

Lagniappe Wine House, 3425 NE 2 Ave, (305) 576-0108. Vinos, cervezas, música en vivo y comida orgánica de martes a domingo, 7 p.m. a 2 a.m. (www.lagniappehouse.com)

albertosanchez415@yahoo.com

Más de Entretenimiento

  •  

El príncipe británico Guillermo, su esposa Kate y el hijo de ambos, Jorge, a su partida de Wellington, Nueva Zelanda, rumbo a Sydney, Australia, el miércoles 16 de abril de 2014.

    Duques de Cambridge llegan a Australia

    El príncipe británico Guillermo, su esposa, Kate, y el bebé de ambos, Jorge, llegaron el miércoles a Sidney, en un día soleado, al inicio de su gira por Australia, ante la aclamación de miles de admiradores.

  • Iñárritu rodará ‘The Revenant’ con Leonardo DiCaprio

    El cineasta mexicano Alejandro González Iñárritu contará con el actor Leonardo DiCaprio para protagonizar el que será su próximo proyecto, titulado “The Revenant”, informó en un comunicado el estudio New Regency.

  •  

Juan Esteban

    Juan Esteban, la ópera fue primero

    El cantante cubano Juan Esteban, creador de los éxitos Bum, Bum, Bum, Qué pena y Te equivocaste, que han alcanzado los primeros lugares en las listas de música tropical de Billboard, tiene sus raíces musicales en un género diametralmente opuesto a la salsa.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK

Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria