Madre de ‘Baby Hope’, asesinada en Nueva York hace 22 años, rompe su silencio

 

AFP

- La madre de “Baby Hope”, la niña asesinada en Nueva York hace 22 años y cuya identidad recién se conoció días atrás, rompió su silencio sobre el caso después del arresto de un hombre sospechoso de violar y matar a la pequeña.

“No fui a la policía por miedo de no ser escuchada, de no saber el idioma”, dijo en español Margarita Castillo, de 52 años, oriunda de Puebla, México, a la cadena Telemundo en Nueva York, en una entrevista transmitida el martes por la noche.

Entre sollozos, la mujer dijo también que la gente no debería juzgarla, porque “no sabe lo que pasó”.

Su hija, que tenía cuatro años cuando fue asesinada, fue encontrada muerta el 23 de julio de 1991 en una nevera portátil con refrescos, abandonada cerca de una autopista en el norte de Nueva York. Había sido violada y tenía moretones.

La policía nunca logró dar con el asesino y recién logro confirmar la identidad de la niña la semana pasada, tras una investigación de más de dos décadas.

“Baby Hope” (niña esperanza), como fue apodada entonces, fue identificada como Anjélica Ramírez, según fuentes policiales citadas por el diario The New York Post.

Su muerte, y el hecho de que nadie reclamara su cuerpo, conmocionó profundamente a los neoyorquinos.

Castillo dijo a Telemundo que dejó de ver a la pequeña cuando ésta tenía un año. Al separarse del padre de Anjélica, Genaro Ramírez, con quien tuvo tres hijas, éste quedó con la custodia de las dos menores y ella con la mayor, señaló.

“El papá me las quitó. Y tal vez ese fue mi error: dejar que me las quitaran”, señaló. “Para mí no había desaparecido, su padre se la había llevado”, explicó la mujer.

El sábado, la policía anunció el arresto de un primo de Anjélica, de 52 años, Conrado Juárez, diciendo que él había admitido asfixiar a la niña después de violarla en el apartamento donde ella vivía junto con varias personas. Luego puso sus restos en una nevera portátil, siguiendo el consejo de una hermana, ya fallecida.

Margarita Castillo se enteró un par de años más tarde, por Conrado Juárez y no por el padre de sus hijas, que Anjélica estaba muerta, pero según ella él no le dio ningún detalle. La mujer no reportó el caso a la policía.

La hermana mayor de Angelica, Laurencita Ramírez, de 27 años, le dijo al New York Post que sabía desde hacía años que tenía una hermana que había muerto, pero no había hecho la conexión con “Baby Hope” hasta la semana pasada.

La policía logró identificar a “Baby Hope” gracias a la perseverancia de la policía y un poco de azar.

En julio pasado, al acercarse un nuevo aniversario de la muerte de la niña, las fuerzas de seguridad distribuyeron en diversos lugares de la ciudad, como lo hacían cada año, un panfleto con un dibujo del rostro de “Baby Hope” y la oferta de una recompensa de 12.000 dólares por información sobre el homicidio.

Una persona que conocía a la hermana de la niña vio el panfleto pegado en su barrio de Washington Heights (norte de Manhattan) y se presentó ante las autoridades.

Fue tras escuchar la historia de la hermana que la policía logró ubicar a la madre de la niña.

La identidad de la pequeña fue confirmada mediante pruebas de ADN, según el New York Post, el cual indicó que la policía obtuvo también el certificado de nacimiento de Anjélica.

El martes, llorando, Margarita Castillo agradeció a los detectives que en 1993 dieron sepultura al cadáver de “Baby Hope”, luego de que éste permaneciera dos años en la morgue.

La mujer dijo que visitó la tumba por primera vez hace dos semanas.

Más de Estados Unidos

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria