Elián González rememora su odisea de Miami a Cuba

 

“Fueron momentos muy tristes para mí que me marcaron para toda la vida”, afirma en Cuba

Servicios de El Nuevo Herald

Elián González, el célebre niño balsero cubano que hace 13 años polarizó a la opinión pública de Miami con su caso de custodia, afirmó el lunes que esos hechos lo marcaron “para toda la vida”.

“Fueron momentos muy tristes para mí, que me marcaron para toda la vida. Nunca se me dio la posibilidad de tener un momento para pensar en mi madre, quien producto de esa Ley de Ajuste Cubano falleció en el mar”, expresó.

Elián fue víctima de un dramático naufragio en el Día de Acción de Gracias de 1999 cerca de las costas de Miami en el que murió su madre cuando escapaban de Cuba en una precaria embarcación.

El niño de cinco años fue hallado solo en el mar por un pescador –Donato Dalrymple– aferrado a un bote destartalado. Aparentemente había pasado la noche solo en alta mar luego de que su madre se soltara del bote y perdiera la vida. La imagen imborrable de un niño no identificado, cubierto por una manta y mirando desorientado a su alrededor mientras era custodiado por autoridades locales, conmovió al exilio y a toda la comunidad del sur de la Florida.

Poco después Elián fue entregado a sus familiares en Miami con los que vivió varios meses mientras era reclamado por su padre desde La Habana en una agria disputa de custodia infantil que se convirtió casi de inmediato en una desmesurada campaña política cuando el entonces gobernante Fidel Castro afirmó en público que el niño tenía que ser devuelto a Cuba.

En una entrevista con el semanario oficial Girón, de la provincia de Matanzas, que reproduce el sitio oficial cubadebate.cu, Elián González, que cumplirá 20 años en diciembre, emplea la versión y el lenguaje oficial del régimen para describir cómo fue retenido en Miami por sus familiares y su devolución a Cuba, por orden de los tribunales.

“A finales del año 1999 yo sufrí las consecuencias de esa Ley. También se me violaron derechos elementales que recoge la Convención sobre los Derechos del Niño: el derecho a estar junto a mi padre, el derecho a conservar mi nacionalidad, y permanecer en mi contexto cultural”, dijo.

Claramente haciéndose eco de los deseos del gobierno cubano, Elián aprovechó su entrevista para pedirle al presidente Barack Obama la liberación de los espías cubanos convictos y presos en cárceles estadounidenses, fustigó a grupos históricos de exiliados cubanos, como la fundación Nacional Cubano Americana y Alfa 66 de quienes dijo que “son organizaciones terroristas que en todo momento apoyaron a la mafia anticubana para que yo sufriera alejado de mi familia”. También criticó a la operación Pedro Pan, que hace medio siglo permitió a miles de niños cubanos escapar a tiempo del adoctrinamiento del régimen de Fidel Castro.

La puja legal por la custodia del menor se convirtió en un largo culebrón reflejado en la prensa internacional durante el año 2000, hasta que, tras un aparatoso rescate por fuerzas especiales estadounidenses, fue devuelto a su padre y tras un juicio, regresó a Cuba.

“Es importante destacar que nuestra lucha no es contra el pueblo norteamericano, es contra su gobierno. Desde el instante que el pueblo norteamericano conoció mi caso, se volcó a las calles exigiendo que yo regresara a mi patria”, señaló.

La Ley de Ajuste Cubano, de 1966, prevé que los cubanos que lleguen a Estados Unidos por cualquier vía se les otorgará residencia y facilidades laborales.

La Habana la califica de “ley asesina” y la culpa de inicitar la emigración que califica de “ilegal”, intentando llegar a la costa estadounidense en precarias embarcaciones a través del estrecho de Florida, con saldo de miles de muertos.

La saga de Elián González culminó con un asalto al amanecer del 22 de abril del 2000, cuando agentes estadounidenses fuertemente armados asaltaron la casa del tío abuelo de Elián en La Pequeña Habana, por órdenes de la entonces Fiscal General Janet Reno con el propósito de entregarle al niño a su padre, el cubano Juan Miguel González, que poco después lo llevó de vuelta a Cuba.

Elián se convirtió desde entonces en un exhibido trofeo ideológico de Castro y ha vivido los últimos 13 años bajo la tutela de las autoridades de la isla.

Más de Cuba

  •  

ARCHIVO - En esta imagen del 27 de noviembre de 2012 cedida por James L. Berenthal, el estadounidense Alan Gross, preso en Cuba, posa para una foto durante una visita del rabino Elie Abadie y el abogado estadounidense James L. Berenthal en el Hospital Militar Carlos J. Finaly, donde cumple una sentencia de prisión en La Habana, Cuba.

    Alan Gross dice que este será su ‘último cumpleaños en Cuba’

    El subcontratista estadounidense Alan P. Gross “no está en buen estado” luego de pasar cuatro años y medio en una cárcel cubana, y ha jurado que “regresará a EEUU antes de su cumpleaños 66, vivo o muerto”.

  •  

 <span class="cutline_leadin">Diariamente viajan</span> a la isla cientos, si no miles de cubanos desde varios aeropuertos en Estados Unidos, aunque el de Miami concentra la mayoría e los pasajeros. La foto corresponde al mes de enero de este año.

    Cuba bloquea entrada de cubanos desde el extranjero

    El gobierno cubano ha bloqueado repentinamente la entrada de los cubanos desde el extranjero cuyos pasaportes no muestren la validación requerida, encolerizando a algunos viajeros varados en el Aeropuerto Internacional de Miami.

  •  

 <span class="cutline_leadin">La presidenta </span>de Costa Rica, Laura Chinchilla, dijo el jueves que aprobó la nota enviada a Estados Unidos.

    Costa Rica espera una explicación por el programa ‘Zunzuneo’

    La presidente de Costa Rica Laura Chinchilla dijo el jueves que las declaraciones del canciller y la nota diplomática que su gobierno envió a la Embajada de Estados Unidos, por haber lanzado desde su país un “Twitter cubano” secreto con el fin de socavar el gobierno de la isla, contó con su autorización.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria