El 2013, el año de los viajes para los cubanos

 

EFE

El año 2013 fue para muchos cubanos el de los viajes con la entrada en vigor de una anhelada reforma migratoria que puso fin a décadas de restricciones para salir de la isla y que permitió también el retorno de más de 3,000 emigrados.

Desde enero, cuando comenzó la aplicación de la nueva ley migratoria, hasta octubre, según los últimos datos oficiales, los cubanos realizaron unos 227,000 viajes al extranjero para los que no necesitaron ya obtener de las autoridades de la isla el discrecional “permiso de salida”, uno de los restrictivos trámites que quedó suprimido con la reforma.

Esta ha sido una de las medidas más populares de las emprendidas por el presidente Raúl Castro dentro de su plan de reformas económicas para “actualizar” el modelo socialista cubano.

Entre los viajeros cubanos más activos en el 2013 se cuentan destacados miembros de la disidencia y voces críticas como la bloguera Yoani Sánchez, que tras obtener su nuevo pasaporte emprendió en 2013 varias giras internacionales tras años de recibir negativas del gobierno para salir del país.

Disidentes como la líder de las Damas de Blanco, Berta Soler, el psicólogo y periodista independiente Guillermo Fariñas, el activista de derechos humanos Elizardo Sánchez, la familia del fallecido Oswaldo Payá o los opositores Manuel Cuesta Morúa y Jorge Luis García “Antúnez” también pudieron viajar al extranjero con la nueva ley migratoria.

Sin embargo, se mantienen limitaciones para la salida al exterior de directivos, profesionales o atletas considerados “vitales” para Cuba y que necesitan autorización especial para viajar.

En cualquier caso, el principal problema que tienen ahora los cubanos para salir de la isla -además del coste de los viajes en un país donde el salario medio ronda los 20 dólares/15 euros mensuales- es la obtención del visado de los países de destino.

Con las nuevas leyes migratorias se ha pretendido, además, normalizar las relaciones con los emigrados y en lo que va de año unos 3.300 cubanos que vivían fuera del país se han establecido de nuevo en Cuba.

El 2013 también será recordado en la isla caribeña por la muerte del presidente venezolano Hugo Chávez, quien convirtió a Venezuela en el principal aliado político y económico de Cuba en el siglo XXI.

Chávez fue “el mejor amigo que tuvo el pueblo cubano a lo largo de su historia”, según lo definió su mentor político, Fidel Castro, pocos días después de la muerte del presidente venezolano, quien recibió en Cuba la mayor parte de su tratamiento contra el cáncer que se le detectó en el2011.

En el año que acaba, el presidente Raúl Castro fue confirmado en febrero para un segundo y último mandato de cinco años, para el que designó como primer vicepresidente y “número dos” de su Gobierno a Miguel Díaz-Canel, de 52 años, en una clara señal de renovación para encaminar el relevo en la cúpula del régimen.

De hecho, el general Castro, de 82 años, definió el nombramiento de Díaz-Canel como “un paso definitorio en la configuración de la dirección futura del país, mediante la transferencia paulatina y ordenada a las nuevas generaciones de los principales cargos”.

Cuba continuó este año sumergida en su plan de reformas económicas, que han entrado en una fase de “mayor complejidad” con anuncios como la próxima y gradual eliminación del complicado sistema de doble moneda que rige en el país.

La isla también ha dado los primeros pasos para su primera zona de desarrollo especial alrededor del Mariel, el puerto que se hizo famoso en 1980 por el éxodo masivo de 125.000 cubanos y que ahora quiere convertirse en motor de la economía nacional y en un foco de atracción para la inversión extranjera.

En el plano internacional, Cuba, el único país comunista del hemisferio occidental, obtuvo un importante espaldarazo de reinserción regional al asumir en enero la presidencia temporal de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac), que agrupa a todos los países de América, excepto a Estados Unidos y Canadá.

En cuanto a las relaciones con EE.UU., el histórico enemigo de la isla desde hace más de medio siglo, no hubo grandes avances, si bien el presidente Barack Obama declaró a primeros de noviembre que ha empezado a ver “cambios” en Cuba y que su país necesita ser “creativo” en sus relaciones con el país caribeño.

Obama hizo esas declaraciones al asistir a un encuentro en Miami con un grupo de opositores cubanos entre los que se encontraban el disidente Guillermo Fariñas y la líder de las Damas de Blanco, Berta Soler.

Durante 2013, Cuba continuó siendo el escenario de la negociación de paz entre el Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC, un proceso que ha cumplido más de un año y cuyos frutos hasta el momento son dos acuerdos parciales (de una agenda de seis) sobre desarrollo rural y participación política.

Más de Cuba

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria