Familia de joven muerto exige respuestas a Fiscalía de Miami-Dade

 

mperez@elnuevoherald.com

El padre de Israel Hernández Llach, el joven colombiano que murió en agosto después de que un policía de Miami Beach le disparara con un Taser, denunció el jueves que, seis meses después, las autoridades aún no les han explicado qué sucedió exactamente y que ni siquiera se ha presentado el informe de la autopsia.

“De esta situación, lo peor es no tener siquiera el menor indicio de que va a haber justicia”, dijo Israel Hernández Bandera, padre del joven de 18 años, frente a la sede de la Fiscalía Estatal en Miami-Dade. “Hoy estamos como hace seis meses. Estamos como si estuviéramos comenzando. Se produjo una muerte y no hay ninguna información de cómo pasó. Los abogados no pueden hacer nada porque no hay reporte de la autopsia”.

Jorge Estomba, miembro del Consejo Comunitario de Justicia para Israel “Reefa” Hernández, señaló que el forense encargado de la autopsia les dijo hace cinco semanas que lo único que necesitaban para poder presentar el informe de la autopsia era un reporte de la policía y que todas las pruebas forenses que él debía realizar ya estaban concluidas.

El miércoles, afirmó Estomba, el médico les dijo que la situación no había cambiado y que debían esperar dos semanas más.

“Le pedimos a la fiscal (Katherine Fernández-Rundle) que tome cartas en el asunto porque ella tiene el poder, y le diga a la policía que ya tenían que estar los reportes en su poder”, dijo Estomba mientras otros miembros del grupo pedían una reunión con la fiscal.

La oficina de la fiscalía estatal no quiso realizar comentarios sobre la investigación, que continúa abierta, y sólo emitió un comunicado en el que señaló que están esperando los resultados de la autopsia para determinar la causa de la muerte de Hernández Llach.

“Tenemos entendido que la determinación final de la autopsia está pendiente de los resultados de la exploración del cerebro del Sr. Hernández, que se está realizando por la Universidad de Miami. Estos resultados tendrán un rol importante en la investigación”, indica el comunicado.

Sin embargo, Larry Cameron, director de Operaciones del Departamento del Médico Forense, afirmó que ya habían recibido los resultados del estudio del cerebro.

Algo más tarde, Cameron explicó que su Departamento estaba esperando por los resultados de una prueba de ADN, así como por la declaración de un testigo y una cronología oficial del incidente, que tiene que entregarles el Departamento de Policía de Miami Beach.

La detective Vivian Hernández, portavoz del Departamento de Policía de Miami Beach, no pudo encontrar el jueves información sobre el estado de los reportes a los que aludió el departamento forense.

El padre de Hernández Llach considera que la policía utilizó fuerza desmedida al disparar con un Taser a su hijo, incluso cuando había varios policías presentes.

“Mi hijo no presentaba ningún riesgo. Era un chico de 52 kilos”, dijo Hernández Bandera.

El subjefe de la Policía de Miami Beach, Mark Overton, afirmó en agosto que el Departamento de Asuntos Internos había concluido que después de que el oficial Jorge Mercado y su compañero Cormilus Lattimore vieron a Hernández-Llach pintando un graffiti en Miami Beach, el joven salió corriendo, desencadenando una persecución que duró entre cinco y siete minutos.

La descarga del Taser habría ocurrido mientras Hernández-Llach corría hacia los oficiales Mercado y Lattimore. El oficial Mercado ordenó varias veces a Hernández-Llach que se detuviera, pero el joven continuó corriendo hacia ellos, afirmó Overton.

Cuando estaban a una distancia de entre ocho y 10 pies, Mercado descargó el Taser, que impactó a Hernández-Llach en el pecho. El shock causó que el joven cayera de rodillas y luego boca abajo contra el suelo.

Amigos de Hernández-Llach que fueron testigos de parte del incidente declararon que cuando él estaba en el suelo, vieron a varios policías reír y expresar su orgullo por haberlo atrapado.

Hernández Bandera se preguntó por qué los policías estaban festejando cuando su hijo yacía en el suelo, por qué Hernández Llach sufrió heridas en el cráneo, por qué no le permitieron tomar fotografías del cuerpo de su hijo, por qué tardaron 12 horas en avisarle y retuvieron a los testigos durante 10 horas.

También cuestionó el hecho de que aún no hayan podido acceder a las imágenes de las cámaras de video y las conversaciones de los policías que estuvieron presentes.

Estomba afirmó que en la fiscalía sólo les ha dicho que la justicia es muy lenta.

La familia de Hernández Llach interpuso una demanda civil contra la Policía de Miami Beach que aún no ha sido respondida. Además, los representantes legales de la familia están considerando interponer una demanda federal por violación de los derechos civiles, pero que no pueden actuar en tanto no se concluya el reporte de la autopsia, indicó Estomba.

Más de Sur de la Florida

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria