Cuba puede aumentar en 50% producción petrolera con nuevas tecnologías

 

AFP

Cuba puede elevar en 50% su producción de petróleo en el corto plazo usando modernas tecnologías de “recuperación mejorada” en pozos -contra lo que conspira el embargo estadounidense-, a la espera de nuevas exploraciones mar afuera en el Golfo de México, dijo un experto.

Con estas tecnologías la producción cubana de crudo “aumentaría entre 20,000 y 25,000 barriles diarios, hasta un 50% más de los 50,000 barriles diarios que se producen hoy día”, dijo el experto Jorge Piñón, de la Universidad de Texas en Austin (EEUU), en un correo electrónico.

Con la “recuperación mejorada” disminuye la viscosidad del crudo y la porosidad de las estructuras geológicas que lo contienen, haciendo mucho más productivos los pozos, explicó Piñón, expresidente de la petrolera Amoco Oil Latinoamérica.

Estas tecnologías darían “viabilidad a corto plazo” a la industria petrolera cubana, que actualmente explota pozos en tierra y aguas someras, mientras espera nuevas exploraciones mar afuera en su Zona Económica del Golfo de México, tras cuatro intentos fallidos de compañías extranjeras.

“El factor de recuperación primaria”, un índice que mide el rendimiento de los pozos, es de 7% en Cuba y con esas tecnologías podría crecer a 17 o 20%, según este experto.

Piñón explicó que más importante que adquirir nuevo equipamiento para la recuperación mejorada es “la experiencia en su aplicación y el know-how”, por lo que muchos productores en vez de invertir en comprarla, prefieren asociarse con compañías que la tienen.

A pesar de los cuatro fracasos en las exploraciones en el Golfo, hay indicios científicos de que existen yacimientos de crudo en las aguas cubanas.

De hecho, una comisión de expertos estadounidenses, incluido el exsenador Bob Graham, visitó Cuba en enero para discutir temas de seguridad en la explotación petrolera en el Golfo, próxima a las costas de Estados Unidos.

Cuba produce en tierra y la costa casi el 60% del petróleo que consume, mientras que el resto lo importa de Venezuela con facilidades de pago.

Pero la mayoría de ese crudo es pesado, con gran contenido de azufre, que lo hace muy viscoso, difícil de extraer e imposible de refinar en plantas comunes, por lo que debe ser tratado en refinerías especiales de “conversión profunda”, poco frecuentes en el mundo.

Por eso, las autoridades apuestan a encontrar petróleo en aguas profundas de la zona cubana del Golfo, que colinda con las de México y Estados Unidos, pues los expertos descartan que existan grandes reservas en tierra.

El monopolio petrolero estatal Cupet anunció que este año se dispone a trabajar en 10 nuevos pozos, entre ellos uno de 8,200 metros, el más profundo del país.

Además, en la refinería cubano-venezolana de Cienfuegos, en el centro sur de la isla, se realizarán inversiones en busca de aumentar su eficiencia, según informó la televisión estatal el miércoles.

Por su parte, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció hace una semana en La Habana la firma de 56 proyectos con Cuba por 1,259 millones de dólares, varios de ellos en petróleo y petroquímica.

La dificultad en aplicar la “recuperación mejorada” radica en que la mayor de esa tecnología está en manos de empresas de Estados Unidos, impedidas de operar en Cuba por el embargo vigente de 1962.

Además, “cualquier compañía petrolera internacional (no estadounidense) que quisiera operar en Cuba va a tener un sobrecosto de un 15-20%, ya que los equipos, tecnología, personal, tendrían que venir de Europa o Canadá”, calcula Piñón.

En su informe de 2013 ante Naciones Unidas, Cuba denunció que el bloqueo estadounidense busca “paralizar el ramo (petrolero) y obstaculizar las modernizaciones, las actualizaciones tecnológicas, el acceso a piezas de repuesto y la participación en el proceso de innovación”.

Todo equipamiento petrolero que se pueda utilizar en Cuba, como las plataformas petroleras, debe tener menos del 10% de componentes estadounidenses y las principales refinerías de “conversión profunda” de América están en Estados Unidos, a las que la isla no tiene acceso, destacó Piñón.

“En materia energética el embargo no solamente tiene un alto costo económico para Cuba sino también político, ya que continúa dependiendo de un solo país”, Venezuela, agregó.

Más de Cuba

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria