Más de 18,000 condenados en EEUU piden reducción de penas

 
 

 <span class="cutline_leadin">Un grupo </span>de prisioneros se dirige hacia un área de ejercicios dentro de la prisión estatal de California.
Un grupo de prisioneros se dirige hacia un área de ejercicios dentro de la prisión estatal de California.
Rich Pedroncelli / AP

EFE

Casi un mes después de que el gobierno del presidente Barack Obama anunció un programa de reducción de sentencias para criminales no violentos, el Departamento de Justicia ha recibido más de 18,000 peticiones de clemencia, informaron el martes las autoridades.

La oficina federal de prisiones distribuyó a partir del 5 de mayo formularios a más de 200,000 convictos, después de que la Comisión Federal de Sentencias, una agencia independiente, anunciara nuevas normas para las condenas en los tribunales federales.

El presidente Obama busca que el Congreso le autorice a tener más flexibilidad en el otorgamiento de perdones para presos que hayan cumplido ya 10 meses de encarcelamiento por un crimen no violento, y que bajo las normas actuales recibirían una sentencia más breve.

Un ejemplo de esta disparidad en cuán severas son las sentencias es el de un individuo acusado bajo las leyes de 1980 y 1990, ahora abandonadas, y que imponían un castigo 100 veces más prolongado por la posesión o venta de crack que de cocaína.

La Comisión Federal de Sentencias calcula que un individuo condenado por delitos no violentos relacionados con las drogas cumple como promedio 62 meses de condena y las nuevas normas ayudarían a bajarlas en una media de 11 meses.

La cifra de peticiones de clemencia recibidas en un mes es similar a la de solicitudes presentadas en los doce años anteriores.

Estados Unidos tiene la tasa más alta de encarcelamientos en el mundo, con más de 2.3 millones de personas en prisiones federales, estatales y locales.

Esta elevada tasa de encarcelamiento refleja las leyes de “mano dura” en el curso de la llamada “guerra contra las drogas” que desde la década de 1980 aumentó la severidad de las sentencias para las personas que producen, poseen o distribuyen drogas.

Según la jueza Patti Saris, que preside la Comisión de Sentencias, “la reducción de la población carcelaria se ha convertido en un tema urgente, ya que esa población es ahora tres veces mayor que en 1991”.

Más de Estados Unidos

  •  

En esta fotografía del 17 de junio de 2011, el periodista James Foley recibe aplausos de estudiantes en la Escuela Pública Regional Independiente Christa McAuliffe en Framingham, Massachusetts, luego de que acababa de ser liberado tras pasar seis meses detenido en Libia. Alumnos de la escuela le habían escrito a los gobiernos a que trabajaran por su liberación. Posteriormente Foley fue secuestrado en noviembre de 2012 mientras cubría el conflicto sirio, y extremistas islámicos difundieron un video donde se ve cómo es asesinado el martes 19 de agosto de 2014.

    Caso de Foley desata debate sobre pago de rescates

    La decapitación del periodista independiente James Foley ha generado un nuevo debate entre la antigua negativa de Estados Unidos y Gran Bretaña de negociar con terroristas y la creciente disposición de Europa y los países del Golfo Pérsico a pagar rescates en un intento desesperado por liberar a ciudadanos.

  •  

En esta fotografía de 2014 proporcionada por la Universidad Estatal de Michigan, estudiantes del Programa de Estudios de Verano en el Extranjero descansan durante un paseo en Israel.

    Piden a estudiantes de EEUU que regresen de Israel

    Algunas universidades estadounidenses están pidiendo a sus alumnos que cursan estudios en Israel que regresen al país ante el furor de la guerra en Gaza, aunque la relativa calma más allá de las áreas inmediatas de batalla están suscitando cuestionamientos en algunas instituciones sobre la razón por la que tendrían que regresar.

  •  

El abogado Paxton Guymon muestra una fotografía de Jim y Jan Harding durante una conferencia de prensa en Salt Lake City el 14 de agosto del 2014. La mujer está hsspitalizada después de haber bebido té con lejía en un restaurante de Utah.

    Mejora mujer que tomó té con lejía

    A medida que los fiscales tratan de determinar qué cargos corresponden contra empleados de un restaurante de Utah en el que una mujer estuvo al borde de la muerte después de beber té con lejía, el marido y el hijo de la víctima se disponían a hablar públicamente el jueves sobre su recuperación.

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria