Reformas en Cuba no buscan respeto ni protección a derechos humanos

 
 

 <span class="cutline_leadin">Las abogadas </span>Laritza Diversent (izq.) y Yaremis Flores. (MARTÍ NOTICIAS)
Las abogadas Laritza Diversent (izq.) y Yaremis Flores. (MARTÍ NOTICIAS)
Diario de Cuba

Diario de Cuba

En los últimos años el gobierno ha “adoptado, modificado y derogado leyes, pero ninguna enfocada en el respeto y protección de los derechos humanos”, afirma la abogada independiente cubana Laritza Diversent.

El único cambio en este sentido ha sido “la eliminación de los permisos de entrada y salida del país”, el resto “sigue igual, con vistas a empeorar”, añadió.

Es además “preocupante la cantidad de reclusos cubanos, sin ser disidentes, que actualmente piden que revisemos su caso”, advirtió por su parte la también abogada Yaremis Flores. “Eventualmente, detectamos que les han sido vulnerados sus derechos a un juicio justo y al respeto a las garantías del debido proceso.

Lo dramático “es que para muchos organismos internacionales, los cubanos vivimos en un paraíso”, criticó Diversent.

Diversent y Flores, del independiente Centro de Información Legal Cubalex, se dedican a brindar asesoría a cubanos y extranjeros, investigar denuncias relativas a violaciones de derechos humanos y enviar informes sobre el tema a organismos internacionales.

Ambas forman parte del grupo de activistas, artistas contestatarios y otros jóvenes que desde enero han cursado estudios en el Miami Dade College, como parte del programa “Somos un solo pueblo”, que apoya la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba.

Una campaña en internet recoge actualmente fondos para ayudar a las abogadas a asistir al Programa de Estudios Avanzados en Derechos Humanos de la Universidad Americana, en Washington.

“Los disidentes no hemos sabido crear estrategias con la que logremos denunciar eficientemente las violaciones de los derechos humanos, y despertar el interés de los organismos internacionales respecto a Cuba”, lamentó Diversent.

Resaltó que en el caso de los abogados, por ejemplo, la formación universitaria que proporciona el régimen no incluye “la defensa y protección de los derechos humanos”.

“La sociedad civil cubana desconoce cómo funcionan los mecanismos de denuncia internacional y tiene una visión limitada”, dijo.

Flores considera, no obstante, que existe un cambio en la ciudadanía de la isla, que “está ganando en organización, en posición proactiva ante las violaciones y en superación”.

El gobierno, entretanto, “continúa haciendo caso omiso de los mecanismos especiales como el Examen Periódico Universal (del Consejo de Derechos Humanos de la ONU)” y de los señalamientos de organismos como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)”.

Sobre el momento que atraviesa la isla, Diversent opina que “nada” ha mejorado, a pesar de las nuevas reformas económicas.

"Por ejemplo se amplió el trabajo por cuenta propia, pero no existen mecanismos institucionales que permitan a este sector defender sus derechos e intereses”, argumentó.

“Hubo reformas al sistema de asistencia y seguridad social (el actual es más disfuncional que el anterior), pero las familias de bajos recursos, que son mayoría en Cuba, quedan desprotegidas a la par que el Estado se hace menos responsable de sus necesidades”. Mientras, “sigue silenciado el tema del abuso de poder y la corrupción por los funcionarios del Estado”, dijo.

Interrogadas sobre lo que les ha reportado el paso por el Miami Dade College, ambas coincidieron en que el aprendizaje del idioma inglés es un requisito indispensable para poder continuar estudios en universidades extranjeras y llevar “con claridad” las denuncias sobre la situación en la isla a escenarios internacionales como la ONU.

“En mi condición de abogada independiente tengo cerrada en Cuba toda posibilidad de superación”, recordó Flores.

“Todo proyecto que tenga como objetivo la superación y capacitación de personas que quieren ayudar a un cambio favorable en Cuba abre un diapasón enorme de posibilidades de que en un futuro podamos hablar de goce pleno de libertades en nuestra tierra”, indicó. “Uno de los puntos débiles que tenemos en la sociedad civil es que debemos ganar en superación y profesionalismo”.

Flores explicó que los estudios en el Programa de Estudios Avanzados en Derechos Humanos de la Universidad Americana les proporcionarán “más herramientas para ayudar en la visualización de las violaciones de derechos humanos que ocurren a diario” en Cuba.

Pero “nuestro propósito es no detenernos solamente en que el mundo sepa lo que sucede en Cuba, sino en buscar soluciones para las víctimas”. Para ello, es “necesario en la mayoría de los casos apoyarnos en mecanismos y vías internacionales, las cuales hay que conocer para poder tener resultados efectivos”, agregó.

La idea es “perfeccionar el trabajo que ya venimos haciendo dentro de Cuba. Aprovechar eficientemente el escenario internacional para promover la defensa y protección de los derechos humanos, y fomentar su respecto dentro la isla”, dijo Diversent. "Nuestro trabajo no se agota con un cambio de poder o régimen. No es político. Pase lo que pase en el futuro incierto de Cuba, nosotros continuaremos con nuestra labor”, concluyó.

Más de Cuba

El Nuevo Herald

Súmese a la
discusión

el Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

el Nuevo Herald utiliza una aplicación de Facebook para su sistema de comentarios. Usted debe ingresar con su cuenta de Facebook para hacer comentarios en nuestro sitio. Si tiene preguntas acerca de cómo hacer comentarios usando su cuenta de Facebook, haga click aqui.

¿Tiene información noticiosa que compartir con nosotros? Haga click aqui para enviarnos su información o inscríbase para participar en la red de Public Insight Network, que le permite convertirse en una fuente de información para el Nuevo Herald y The Miami Herald.

Esconder Comentarios

Esto afectará los comentarios en todas las historias.

Canceler OK


Empleo

Palabras clave(s) Ciudad Estado Categoria