Nueva sensación del boxeo arremete con furia contra cubano Yuriorkis Gamboa

02/18/2013 3:59 AM

02/18/2013 9:42 PM

Poco antes de que Adrien Broner procediera a demoler a Gavin Rees el sábado en la noche, la nueva sensación del boxeo atacó con brutalidad a uno de sus potenciales rivales por su supuesta implicación en un escándalo de sustancias prohibidas.

Algún día Yuriorkis Gamboa (26-0, 22 KO) podrá sentir el dolor de los golpes de Broner, pero ahora ya sabe lo que significa estar en la boca del púgil que muchos consideran heredero directo de Floyd Maywheater Jr., luego de que Broner acusara al cubano de consumir esteroides, a pesar de que el campeón olímpico de Atenas 2004 jamás ha fallado una prueba antidopaje.

“El está usando PEDs [sustancias para mejorar rendimientos por sus siglas en inglés]’’, afirmó Broner. “El no está haciendo las cosas correctamente. Cada vez que pelea siempre va a la lona. Quiero decir, seamos serios, si alguna vez Gamboa y yo peleamos lo voy a noquear y todo el mundo va a decir de mi, ‘Oh, él debía hacerlo, él era más alto, fuerte’’’.

Recientemente, una investigación de la revista Miami New Times dio a conocer una lista de atletas de alto rendimiento que supuestamente los vinculada al uso de esteroides en una clínica de Coral Gables bajo el nombre de Biogenesis, dirigida por Tony Bosh, y en la cual aparecía el nombre de Gamboa junto al de luminarias como Alex Rodríguez, Ryan Brayn, Nelson Cruz y Melky Cabrera, entre otros.

Una fuente consultada por El Nuevo Herald indicó que Gamboa, quien ahora pelea en las 130 libras, habría visitado la clínica, pero negó rotundamente que el guerrero hubiese consumido algún tipo de sustancia prohibida para mejorar su rendimiento. Sin embargo, el guantanamero permanece como el único de los implicados que aún guarda silencio sobre las alegaciones, mientras el resto, de voz o propia o mediante abogados, ha rechazado cualquier tipo de acusación.

Otro que, sutilmente, le lanzó un golpe a Gamboa fue el veterano comentarista de HBO –ya retirado- y miembro del Salón de la Fama del Boxeo, Larry Merchant, quien comentó no saber qué estaba sucediendo, pero que “sólo tomo nota de que Gamboa aparentemente está buscando pelear con tipos más grandes; así que uno puedo atar cabos’’.

Por otra parte, la presencia de Gamboa en dicha lista ha avivado el tema del control de esteroides en el boxeo, un deporte que marcha rezagado en este departamento debido a la imposibilidad, hasta el momento de unir criterios entre las más de 40 comisiones estatales que rigen la disciplina. Aquí un ejemplo: para su pelea ante Antonio De Marco, Broner se sometió a un examen de sangre, para la del sábado contra Rees sólo de orina.

“Este es un problema enorme cuando existen tipos como yo que se levantan cada mañana a correr entre seis y ocho millas diarias, haciendo sacrificios, comiendo saludable, todo natural’’, agregó Broner, quien derrotó por nocaut en el quinto asalto al inglés Rees. “Entonces, [otros] ponen algo en el cuerpo para intentar ser de le élite. Eso es [sacar ventaja] del juego. Yo ni siquiera tomo vitaminas. Las pruebas [de sangre] ayudan a mantener el juego limpio. No me interesa. Pínchame con una aguja. Yo pincho a la gente con jabs’’.

Broner derribó a Rees (37-2-1, 18 KO) en par de ocasiones –enfrentando cierta resistencia en los dos asaltos iniciales- para retener su título de las 135 libras, y cuando le preguntaron sobre futuros rivales y le mencionaron los nombres de otros campeones de la división como Miguel Vázquez y Ricky Burns, el estadounidense sólo dijo con ironía, “¿quiénes son ellos?’’, pero no cabe duda de que conoce muy bien a Gamboa.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio