SIN UN cuerpo de asombro, Tim Lincecum posee un 
arsenal de envíos que es la envidia de cualquier pitcher.
SIN UN cuerpo de asombro, Tim Lincecum posee un arsenal de envíos que es la envidia de cualquier pitcher. Associated Press
SIN UN cuerpo de asombro, Tim Lincecum posee un arsenal de envíos que es la envidia de cualquier pitcher. Associated Press

Veneno en la pelota

07 de agosto de 2009 10:33 PM