Donde hubo fuego cenizas quedan

03/23/2010 5:23 PM

03/23/2010 6:25 PM

L a posibilidad de una reunión con Mike Lowell parece algo lejana por el momento, pero el nombre del tercera base del equipo campeón en el 2006 e ídolo del sur de la Florida sigue apareciendo en conversaciones internas del club.

No sólo los peces enviaron a un scout al campo de primavera de los Medias Rojas para verlo de cerca, sino que han evaluado el impacto deportivo y financiero que tendría un reencuentro con el Jugador Más Valioso de la Serie Mundial del 2007.

"Sí se ha hablado de ese tema y para nadie dentro de la organización escapa el significado de traer de vuelta a Lowell desde todos los puntos de vista'', expresó una fuente del equipo. "Pero hay cosas que no están muy claras. Es posible, incluso, que no pase nada''.

Los equipos que estarían interesados en Lowell -se habla también de los Rangers y los Astros- se han quejado que todavía no han visto lo suficiente de Lowell como para borrar las dudas de su salud.

Lowell ha sufrido problemas en la cadera que afectaron su rendimiento y tiempo de juego en las dos temporadas previas, y un posible canje a los Rangers en el invierno pasado fracasó cuando Texas comprobó que el antesalista necesitaba una operación en el pulgar derecho.

Fue operado el 30 de diciembre.

"En primer lugar queremos ver si mantiene el mismo movimiento lateral que le convirtió en uno de los mejores defensores de su tiempo y que la cadera no es un problema para batear'', apuntó la fuente sobre el ganador del Guante de Oro en el 2005. "Y por encima de todo, tratándose de los Marlins, no se puede soslayar la cuestión financiera''.

El puertorriqueño de 36 años, hijo de padres cubanos y criado en Miami, ganará en este año $12 millones y en cualquier negociación es de esperar que los Medias Rojas asuman la mayor parte de su salario.

Tras la llegada del dominicano Angel Beltré para custodiar la esquina caliente de Boston y con Kevin Youkilis afincado en la inicial, a Lowell no le quedan otras opciones que servir de reemplazo a ambos y a David Ortiz en el puesto de bateador designado, algo que también puede cumplir el venezolano Víctor Martínez cuando el equipo decida darle un descanso en la receptoría sin desaprovechar su bateo.

De producirse una reunión con los peces, Lowell estaría en un rol similar con el mexicano Jorge Cantú en tercera y en la inicial Gaby Sánchez, quien ha hecho méritos suficientes para abrir de titular esta temporada.

"Gaby llegó más relajado esta primavera y sus números lo demuestran'', comentó la fuente sobre el cubanoamericano, que batea para .387. "Pero tener a un veterano como Lowell en el banco nunca está de más. Es una temporada larga, suceden lesiones. Si el precio es bueno, un regreso de Lowell no sería descabellado''.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio