Comienza a moverse el mercado para peloteros cubanos

01/04/2012 12:12 AM

01/04/2012 9:05 PM

Los Marlins hicieron su labor de estudio con Yasiel Balaguer, pero al final los Cachorros le dieron el aprobado.

El jardinero cubano, de 19 años, firmó a fines del 2011 un contrato con el equipo de Chicago, al igual que su compatriota Carlos Martínez, en clara señal de que el mercado de peloteros cubanos comienza a moverse con más rapidez antes del inicio de los campamentos primaverales.

Ambos peloteros, representados por el conocido agente Jaime Torres, esperan por la evaluación de los expertos de los Cachorros para ubicarse en los distintos niveles de Ligas Menores con el fin de iniciar la trayectoria hacia la gran carpa. Los términos financieros de esos pactos no han sido revelados.

“En el caso de Balaguer, había mucho interés por varias organizaciones, pero los Cachorros mostraron más que ninguna otra’’, apuntó Torres, un experto en peloteros cubanos. “Ahora viene otro proceso de evaluación por parte de la franquicia. Es un pelotero muy joven, aunque con mucho talento’’.

Los peces formaron parte del grupo de clubes que observaron de cerca a Balaguer a fines de noviembre en la República Dominicana. El pacto con los Cachorros se oficializó el 30 de diciembre.

Balaguer, de 19 años de edad y natural de San Antonio de los Baños, escapó de la isla en noviembre del 2010 y llegó a esta ciudad, donde se estableció un tiempo de la mano de la compañía Miami Sports Consulting, pero finalmente decidió unirse a Torres.

Un jardinero que, según la publicación especalizada Baseball America, es un deportista "sólido’’, que ha formado parte de los equipos antillanos que a partir de las categorías infantiles participan en torneos internacionales, y fue titular en la última escuadra que tomó parte en el Mundial Juvenil celebrado en el verano del 2010 en la ciudad de Ontario, Canadá.

Bajo la guía de Torres -quien representa, entre otros, a José Ariel Contreras, Yuniesky Betancourt y Alexei Ramírez-, Balaguer estableció residencia en Dominicana y comenzó un programa de entrenamientos para ponerse en óptimas condiciones antes de mostrarse a los equipos de las Mayores.

Martínez, por su parte, jugó para los Industriales en la Serie Nacional 2009-10 como relevista derecho. Terminó con efectividad de 5.48 en 23 entradas de actuación, con 19 ponches y 23 boletos.

“Se trata de otro muchacho joven, de apenas 21 años, con un buen físico de 6.4 pies de estatura y 230 libras de peso’’, explicó Torres, quien espera pronto ver a otro de sus representados convertido en agente libre: el también lanzador industrialista Gerardo Concepción, actualmente en Dominicana, donde ya estableció residencia.

Con 18 años, Concepción abandonó en mayo del 2011 la concentración de la selección antillana en el World Port Tournament, en Holanda.

Concepción fue elegido como el Novato del Año en la pasada Serie Nacional de la isla, luego de registrar récord de 10-3 en 21 partidos para el conjunto de la capital. En 101.2 episodios permitió 103 hits, entregó 43 boletos y ponchó a 53 con efectividad de 3.36.

Como si fuera poco, otro grupo de peloteros cubanos encabezado por Yoennis Céspedes espera recibir los documentos que los acrediten como agentes libres. El jardinero de los equipos Cuba espera recibir un contrato jugoso y ha efectuado varias demostraciones ante la mayoría de los clubes de las Mayores.

Más allá de Céspedes, también han enseñado sus talentos y esperan por sus papeles el jardinero Jorge Soler (19 años), el lanzador Armando Rivero (23 años), los jardineros Henry Urrutia (24), Gerald Sánchez (26) y el lanzador zurdo Omar Luis (19), todos representados por el agente radicado en el sur de la Florida, Bart Hernández.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio