Demanda contra Aroldis Chapman supera fuerte obstáculo en Miami

12/04/2012 4:01 PM

12/05/2012 4:50 PM

La demanda civil presentada contra Aroldis Chapman sobrevivió un enorme obstáculo presentado por la defensa del lanzador cuando una jueza desechó cuatro mociones que buscaban detener el proceso contra el lanzador de los Rojos de Cincinnati y su padre, a quienes se les señala como responsables por el arresto, condena y tortura de Danilo Curbelo García y Carlos Rafael Mena Perdomo.

En la Corte Federal del Distrito Sur de la Florida, la jueza Cecilia Altonaga dictaminó que la demanda posee los méritos suficientes para seguir adelante, a pesar de las reclamaciones de la defensa. Interpuesta por el abogado Avelino González, la demanda se asienta en la Ley de Reclamación de Agravio contra Extranjeros, que abre una ventana para encausar a personas involucradas en acciones contra ciudadanos extranjeros fuera del territorio de los Estados Unidos.

“Sin duda, este es un paso importante en el caso, porque son muchos los procesos que no logran seguir vivos en esta instancia bajo esta ley’’, expresó González. “La jueza entendió que la demanda tenía méritos suficientes y nosotros planeamos llegar hasta las últimas consecuencias. Esto se lo hice saber directamente a Chapman en la corte para que él entendiera la seriedad del tema’’.

A pesar de este paso, todo parece indicar que la batalla legal no será nada fácil, pues Chapman está respaldado por la agencia Hendricks Sporst Management, dirigida por los hermanos Alan y Randal Hendricks, dos poderosos representantes de deportistas de todas las principales ligas profesionales del país, los cuales cuentan con un poderoso equipo legal con muchos años de experiencia.

Muy posiblemente el próximo pasó sería la comparecencia de Chapman para efectuar una declaración jurada antes de llegar al juicio.

La demanda hace responsable a Chapman de la suerte de Mena y Curbelo –condenado a 10 años-, ante lo que la esposa de este último pide una compensación de $18 millones.

“El [Chapman] ha arruinado a mi familia’’, expresó a El Nuevo Herald la esposa de Curbelo, Maylén Turruellas Méndez. “Sé que será difícil, pero tengo fe en que se haga justicia y podamos ganar este caso, para que todos puedan ver qué clase de persona es Aroldis Chapman’’.

Luego de que Chapman fuera atrapado en un intento de salida ilegal en la primavera del 2008 perdió su puesto en la selección de Holguín y, por supuesto, el equipo nacional.

De acuerdo con el testimonio de Turruellas, la denuncia del zurdo contra Curbelo por "intento de salida ilegal’’ era parte de un plan para volver a los primeros planos del béisbol en la isla con el propósito final de escapar, lo que hizo en el 2009 durante el Torneo de los Puertos en Rotterdam, Holanda.

Según la demanda, Curbelo visitó a su familia en Cuba el 18 de julio del 2008 para visitar a sus padres en Holguín y por esos días se tropezó con el lanzador en el poblado de "Frank País’’. Lo que aparentemente resultó un comentario inofensivo –un elogio sobre la calidad del pitcher-, le costó al residente en Miami la libertad y el comienzo de un calvario en las prisiones cubanas que todavía continúa.

“Tenemos las evidencias de lo ocurrido en el juicio en Cuba, con las firmas de Chapman y su padre, tenemos testigos presenciales, que saben la verdad de todo y de cómo Chapman denunció a Curbelo a las autoridades para recuperar la confianza de ellos’’, agregó el abogado González. “La jueza hizo notar en su declaración la validez de los principios de la demanda’’.

Después de su fuga en Holanda en el 2009, una estadía breve en Barcelona y tras establecer residencia en Andorra, Chapman llegó a Estados Unidos y firmó un contrato por $30.25 millones y seis años con Cincinnati.

En la pasada temporada, el zurdo terminó con una de las mejores actuaciones en la historia para un cerrador al finalizar con 38 rescates en 43 oportunidades y efectividad de 1.51. Su dominio fue tal que ponchó a 122 bateadores en 71.2 entradas. Para el el 2013 los Rojos planean utilizarlo en la rotación.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio