Guerrero cubano esperará en Miami por el nuevo súper campeón de su peso

10/12/2012 12:50 AM

10/12/2012 5:03 AM

Cansado de caerles atrás, Guillermo Rigondeaux no perderá el tiempo en tomar un avión rumbo a California para ver este sábado la pelea entre Nonito Donaire y Toshiaki Nishioka. Pudo haberlo hecho con el objetivo de lanzar un reto directo y personal, pero como suele decir el doble titular olímpico cubano, “esta gente no responde cuando se les habla de frente, a pesar de que soy tan campeón como ellos’’.

A Rigondeaux, que hace varias semanas venció en Las Vegas a Robert Marroquín, no se le escapa el dato. Muy pocas veces en el boxeo actual se aprecia un combate unificatorio. Por un lado, el filipino (29-1, 18 KO) Donaire expondrá sus fajas de la Federación Internacional (FIB) y de la Organización Mundial (OMB), mientras que el japonés Nishioka defenderá su corona de diamante del Consejo Mundial (CMB). Uno de los dos saldrá de la batalla en el Depot Center, en Carson, como la figura más prominente de las 122 libras.

En principio, a Rigondeaux no le desagrada esta pelea. Después de todo, él es el primero que exige el encuntro sobre del cuadrilátero de los mejores entre los mejores, y sólo espera que el vencedor tenga la suficiente entereza como para darle una oportunidad en un futuro no muy lejano. Por otra parte, el hecho de que surja un llamado “súper campeón’’ le facilita, según su punto de vista, la tarea de reunir todos los títulos de la división de un solo golpe, en vez de ir a múltiples batallas, persiguiendo a uno tras otro.

¿Entonces te quedas en Miami?

“Sí, voy a ver la pelea en la casa, tranquilo y sin desesperarme. Como campeón me gusta este combate. Los dos son de lo mejor en el peso y van a ver quién de los dos puede proclamarse como una figura superior. Ya en la piel de aficionado, no puedo pedir otra cosa, porque la gente desea ver a un campeón contra otro campeón. Ojalá el ganador se acuerde que aquí en Miami existe otro campeón. Aquel que desee ser el mejor entre todo, tendrá que tocar a mi puerta’’.

¿Entre Nonito y Nishioka, a quién ves como favorito?

“Fijate que los dos son muy buenos, los dos han logrado cosas importantes y, por cuestiones obvias, llevan más tiempo que yo en el boxeo profesional. Voy a ver la pelea sin prejuicios, con la mente limpia, como si fuera una página en blanco. Más que desear que gane uno u otro, espero ver una confrontación de altura, digna de quienes están en la élite de la división. Espero, por encima de todo, ver buen boxeo’’.

Pero Rigo, como un ser humano con debilidades, es natural eligir a un potencial oponente por encima de otro.

“Te juro que no. Cuando gane el que gane, entonces mi mente y mi equipo se pondrán a trabajar en función de él. Este sábado, soy un aficionado más’’.

¿Te mantienes entrenando?

“Yo nunca paro. Ni cuando estoy de vacaciones. Sigo con un plan de entrenamiento con mi técnico Jorge Rubio y sólo es cuestión de tener una fecha y un rival para pisar el acelerador, prender el interruptor y descargar toda la potencia mental y física hacia ese objetivo’’.

Y hablando de fecha, se está hablando de una pelea el 15 de diciembre en Miami como parte de una cartelera de Top Rank en el parque de los Marlins, ¿te veríamos allí con el ganador entre Donaire y Toshiaki?

“Tengo entendido que no voy a tomar parte en ese programa y lo siento por los fanáticos de Miami, sino que estaré en la velada que protagonizarán también en diciembre Manny Pacquiao y Juan Manuel Márquez. Lo seguro es que pelearé antes de que finalice el año. Con alguno de esos dos personajes, eso espero, ese es mi deseo. Yo puedo controlar lo que esté dentro del alcance de mis puños, pero más allá del ring todo es un enigma’’.

Acerca de Jorge Ebro

Jorge Ebro

@jorgeebro

Jorge Ebro es un periodista nacido en Matanzas, Cuba, y graduado de la Universidad de La Habana. Fanático del béisbol, la NBA, el boxeo, y cuanto deporte exista por ahí. Contacto: jebro@elnuevoherald.com

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio