Dan masivo adiós a la cantante mexicana Jenni Rivera

Cientos siguieron los actos a través de una pantalla gigante

12/20/2012 1:58 AM

12/20/2012 5:00 AM

Cientos de personas se acercaron a las puertas del Gibson Amphitheatre de Los Ángeles para seguir a través de una pantalla gigante el funeral de la fallecida cantante Jenni Rivera.

La pantalla, instalada en la plaza del City Walk de los Estudios Universal, permitió seguir la despedida a la “Diva de la banda” a los seguidores que no lograron un boleto para entrar al recinto y presenciar en directo la “ceremonia de graduación al cielo”, tal y como la describieron los familiares de la cantante.

“Para mí ella no está muerta, ella sigue viva más que nunca en nuestros corazones”, dijo a Efe Alma Alvarado, una admiradora de la música de la cantante de origen mexicano que acudió con varios familiares.

“Aunque no tuvimos boletos (estamos aquí) para que ella sienta que nosotros estamos aquí con ella, presentes, porque yo sé que ella nos ve desde donde ella esté. Estamos presentes y siempre vamos a estar con ella”, afirmó.

Alvarado, quien vestía una camiseta con la imagen de Rivera, destacó que la cantante de música regional mexicana fue una “gran señora”.

“Como dicen, no es un último adiós, porque ella va a vivir siempre en nuestros corazones, como la gran señora que ella fue, como una mujer, como la mujerona que siempre la vimos luchar por sus hijos”, destacó Alvarado.

En el aparcamiento de los Estudios Universal, donde se anunciaba en rótulos electrónicos que las entradas para la despedida de Jenni Rivera estaban agotadas, un grupo de admiradores aprovecharon para vender a cinco dólares rosas blancas, las preferidas de la cantante de temas como Juro que nunca volveré o Mírame.

La familia de la “Diva de la banda” había pedido que las personas que acudieran al velorio lucieran rosas blancas, tal y como hicieron alguno de los rostros más populares entre los asistentes, como Marco Antonio Solís, Joan Sebastian, Kate del Castillo, Ana Gabriel y Olga Tañón.

“(Estamos vendiendo flores) porque no tuvimos tiempo, no tuvimos boletos para entrar y tenemos que estar aquí apoyándonos uno a otros como ella lo hacía desde chica”, dijo a Efe Avileni Cervantes, quien, junto a tres hermanos, vendía las rosas.

Cervantes explicó que la cantante les mostró con su actitud ante la vida que hay que seguir adelante, aunque haya muchas trabas en el camino.

“Eso nos mostró, que no nos tenemos que rajar, que tenemos que salir adelante, que tenemos que hacer lo que tenemos que hacer para sobrevivir”, remarcó.

Frente a la pantalla donde se proyectó el velorio, Darling Pacheco dijo a Efe que era amiga de la cantante, mientas mostraba una foto de ella junto a la artista en su celular.

“Cuando prendí la radio de la casa y ahí dijeron que ella falleció, que andaba perdida, dije yo ‘¡No puede ser¡’”, relató Pacheco.

La seguidora de la “Diva de la banda” lamentó no haber tenido la oportunidad de conseguir uno de los boletos que daban acceso al interior del Gibson Amphitheatre, pero que eso no le impidió acudir a las puertas del recinto para seguir por televisión la ceremonia.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio