Larios on the Beach: la nota cubana en Ocean Drive

05/29/2014 6:20 PM

05/29/2014 8:09 PM

Con un renovado toque de sabor y música cubana, reaparece en el lado oeste de la céntrica y concurrida Ocean Drive de La Playa, Larios On The Beach, el emblemático restaurante de la familia Estefan. Desde la entrada se escucha a Tiempo al Tiempo, un conjunto de música típica cubana, que antes participó en las grabaciones de Buena Vista Social Club. Chan Chan, de Compay Segundo; Y tú qué has hecho, de Eusebio Delfín; Echale salsita, de Ignacio Piñeiro; Caballo viejo, de Simón Díaz, y otras versiones de sones y guarachas famosas animan los dos salones del lugar.

La mano de Gloria Estefan está presente en el nuevo menú, a cargo del chef ejecutivo Odell Torres. Ella dice que hay varias recetas que son de su abuela Consuelo. La lista tiene la novedad que ha llamado “Las tres C”, que en español significa “Cubanos conscientes en calorías”, un concepto creado por ella que consiste en deleitarse con comida cubana auténtica, pero con ingredientes orgánicos e integrales, y con menos o ninguna grasa. “Como la haría mi abuelita, pero de una manera más sana”, dice. Aunque famosa internacionalmente por su carrera como cantante, revela que en su familia existe una tradición culinaria. “Me crié con mi abuela Consuelo en la cocina. Su papá fue chef del Palacio Presidencial en Cuba durante dos administraciones. Ella era la mayor de 12 hermanos y trabajó con él. Aquí, su sueño era tener un restaurante, donde poder promover la cultura cubana a través de la cocina”.

“La sopa de falda que hacía mi abuela”, sigue recordando Gloria, “era la favorita de toda mi familia, y es la misma que puede probarse aquí. Le rallaba malanga y zanahoria, hasta recuerdo los trozos de carne. Era deliciosa”.

“Veinticinco años atrás”, añade Emilio, “todavía éramos emigrantes con un sueño. Tener comida cubana en esa época [1992] en un restaurante, era muy importante. Hoy vienen los turistas y residentes de Miami a probar el arroz y los frijoles, pero ahora hay una nueva generación que quiere comer más saludable. Para ellos tenemos las mariquitas al horno o el arroz y los frijoles orgánicos, pero siempre con el sabor de antes. En casa comemos muy a menudo comida cubana, como la vaca frita de pollo, con arroz integral. Todo eso se puede pedir en Larios On The Beach”.

En el nuevo menú reaparecen los plátanos maduros envueltos en tocino y cocinados al horno, hummus de frijol negro servido con mariquitas de plátano crujientes (también al horno), y ceviche tropical. Quienes recuerdan al primer Larios de La Playa pueden tener un feliz reencuentro con el lechón asado, los tamales rellenos con cerdo (nada de congelados, receta casera), el clásico arroz con pollo o el mero marinado y fresco a la parrilla. Entre los postres, los más cubanos siguen siendo el flan, el arroz con leche, la natilla y el tres leches de chocolate.

El ambiente es totalmente Estefan. En las paredes blancas, en combinación con el mobiliario de los salones, se destaca el trabajo realizado por el propio Emilio, quien lo decoró personalmente con un toque marino, colocando miles de pequeñas piedras, fósiles y conchas marinas, y cristales reciclados, al relieve.

“Lo hice yo. Quise dejar aquí una parte de lo que era el sentimiento de nuestra familia”, afirmó.

Junto a la barra de la entrada hay un mural de piezas de cerámica con la imagen de Gloria, y sobre el techo cuelga una escultura, creada exclusivamente para el restaurante por Carlos Betancourt y Alberto Latorre. Está compuesta de más de 100 piezas tridimensionales en las que utilizaron desde un micrófono usado por Ricky Martin y Gloria Estefan en la grabación del álbum Mi tierra, una armónica de Shakira o las baquetas de las baterías de Sheila E., Tito Puente y Emily Estefan. Antes de dejar el bar, no se olvide pedir un mojito de lujo, preparado con ron Botran Añejo, muy recomendado por Emilio. Al final del salón hay otro mural de mosaicos que representa a la Virgen de La Caridad, la patrona de Cuba. En otra pared una ampliación de una foto muestra a Emilio sonriendo y medio sumergido entre las olas del mar. Al fondo, una foto de Gloria riendo a carcajadas con Celia Cruz.

“Fue en una noche de entrega de los Grammy”, recuerda. “Al día siguiente ella iba a comenzar su tratramiento contra el cáncer. Estábamos celebrando, todo era muy positivo. Me dijo: ‘Déjame tomar champán, porque sabe Dios qué va a pasar. Vamos a celebrar’ ”.

“Para nosotros”, dice Emilio, “es bonito poder mantener nuestro país, nuestras tradiciones. Aunque lo perdimos hace 55 años, es bueno tener nuevas generaciones que puedan aprender cómo se cocinaba y cómo sabía la comida en Cuba. Estamos orgullosos de ser parte del éxito de Miami Beach, de Ocean Drive, una de las calles más famosas del mundo. Por más de 22 años, Larios On The Beach ha sido un lugar predilecto para la comunidad local y para los turistas de todo el mundo”. • 

Larios On The Beach, abierto toda la semana desde las 11 a.m., 820 Ocean Dr., Miami Beach. (305) 532-9577 y www.lariosonthebeach.com

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio