Cuba quiere 'cambiar la mentalidad' de sus funcionarios

12/28/2010 1:27 PM

09/09/2014 8:07 AM

La burocracia frena el acceso al trabajo privado en Cuba, una de las reformas de Raúl Castro, por lo que urge "cambiar la mentalidad'' de los funcionarios, señalaron el martes autoridades y el diario oficial Granma.

"Hay que desatar sobre la marcha los nudos de la burocracia que entorpecen la entrega expedita de licencias a los trabajadores por cuenta propia'', indicó el órgano de prensa del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC, único).

La subdirectora de empleo del Ministerio del Trabajo, Idalmys Alvarez, citó como ejemplo que en una oficina de permisos para el trabajo privado de La Habana se pedían cuatro documentos que no eran necesarios, lo cual implicaba "gestiones excesivas, demoraba el proceso y creaba una irritación lógica en las personas''.

La ampliación del trabajo por cuenta propia a 178 oficios y a todos los que cumplan los requisitos mínimos es una de las medidas aplicadas por Raúl Castro para enfrentar el despido de 500, 000 empleados estatales para abril de 2011.

"Este proceso implica un cambio de mentalidad y de la responsabilidad individual de las personas'', manifestó Alvarez.

Las reformas, que el gobierno califica de "actualización del modelo'' socialista, incluyen además apertura al capital extranjero, creación de cooperativas urbanas de producción y servicios, disminución de los subsidios y descentralización económica.

Hasta inicios de diciembre, 108,000 personas habían concurrido a las oficinas a solicitar información o licencias para trabajar privadamente.

Según Granma, más de 60% de las nuevas licencias concedidas corresponden a personas sin vínculo laboral y las actividades más solicitadas son la elaboración y venta de alimentos, así como productor-vendedor de artículos del hogar.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio