Las Damas de Blanco se reunirán con el cardenal cubano Jaime Ortega

06/06/2012 5:00 AM

06/07/2012 1:47 AM

La portavoz de las Damas de Blanco, Berta Soler, y el cardenal Jaime Ortega Alamino, arzobispo de La Habana, sostendrán este jueves una reunión privada para abordar el recrudecimiento de la violencia y las amenazas de turbas progubernamentales contra las integrantes del colectivo femenino. Junto con Soler asistirán a la reunión Odalys Sanabria, Magali Norbi y Laura María Labrada Pollán.

“Nosotras solicitamos esta reunión en diciembre porque es muy importante que la máxima autoridad de la jerarquía católica interceda para que acabe toda esta represión”, dijo Soler en una entrevista telefónica a El Nuevo Herald. “Somos hostigadas y amenazadas por el gobierno cubano y sus fuerzas represivas”.

Soler agregó que las Damas de Blanco también están preocupadas por los arrestos de corta duración y las amenazas de la Seguridad del Estado. Recientemente las mujeres dieron una lista de alrededor de 60 cubanos presos por motivos políticos, y los nombres de más de 50 Damas de Blanco arrestadas en marzo por breves períodos de tiempo para impedirles que asistieran a las misas papales.

Las quejas del colectivo femenino también surgieron por las amenazas y los obstáculos de simpatizantes del gobierno cubano para impedirles que realicen su tradicional encuentro, conocido como Té Literario, en su sede principal, en Centro Habana.

Recientemente, turbas progubernamentales colgaron letreros con consigas a favor de la revolución cubana frente a la sede de las Damas de Blanco, pintaron algunos tramos de la calle y distribuyeron las fotos de los llamados “cinco espías cubanos”, presos en Estados Unidos.

La última vez que las Damas de Blanco se reunieron personalmente con Ortega fue en agosto del 2011. Hace dos semanas Soler y otras tres mujeres fueron recibidas por monseñor Ramón Suárez Polcari, canciller de la Arquidiócesis de La Habana. La reunión fue tensa, recordó Soler, debido a que Suárez impugnó el propósito de las Damas de Blanco y dijo que el colectivo femenino se había convertido en un movimiento político.

Soler dijo que en la reunión del jueves le plantearán a Ortega que dialogue con el gobernante cubano Raúl Castro para que este garantice personalmente el fin de las hostilidades. Asimismo dijo que solicitarán a la Iglesia Católica cubana que les gestione una audiencia en el Vaticano con el Papa Benedicto XVI para informarle sobre el estado de los derechos humanos en la isla y las limitaciones que impone el gobierno cubano a la sociedad civil.

Las activistas del colectivo femenino habían pedido reunirse con el Papa anteriormente al menos “un minuto” durante su visita realizada del 26 al 28 de marzo. La solicitud fue rechazada por falta de tiempo.

“Nosotras somos mujeres de fe y esperanza”, dijo Soler. “Por eso sentimos que el cardenal Ortega debe escucharnos para que comprenda la situación que estamos pasando”.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio