Opositor cubano Antúnez en paradero desconocido

06/12/2012 12:00 AM

09/09/2014 8:50 AM

El disidente Jorge Luis García Pérez, conocido como Antúnez, permanecía desaparecido tras haber sido detenido y golpeado el sábado en un calabozo de la policía, dos días después de testificar por videoconferencia ante un subcomité del Senado de Estados Unidos, informó su esposa el lunes.

A su vez, un disidente dijo que vecinos de la ciudad oriental de Palma Soriano informaron que un cóctel Molotov estalló el domingo en un campo vacío junto a una escuela, y que otro similar fue encontrado intacto.

Yris Tamara Pérez Aguilera, esposa de Antúnez, dijo el lunes que se dirigía junto con otras dos activistas a la sede de la Seguridad del Estado en la ciudad central de Santa Clara para exigir a las autoridades noticias sobre el paradero de su esposo.

Antúnez dijo el jueves a la Subcomisión sobre Asuntos del Hemisferio Occidental del Senado, que la política de la administración del presidente Barack Obama hacia Cuba equivalía a un “apaciguamiento” que sólo fortalece “al aparato represivo y la impunidad de los agresores”.

Acompañado de los disidentes Loreto Hernández y Jonniel Rodríguez, Antúnez salió de su casa en la ciudad de Placetas, cerca de Santa Clara, a las 3 p.m. del sábado para hacer una llamada telefónica. Fueron detenidos por la fuerza y ​​llevados a un calabozo de la policía, dijo Pérez Aguilera.

Pérez comentó que cuando ella y la disidente Yaité Cruz Sosa fueron a la cárcel para informarse acerca de los hombres, agentes de la Seguridad del Estado les cayeron a puñetazos y patadas y finalmente las encarcelaron.

Agregó que al gritar, después de que un agente la pateara, Antúnez y algunos de los presos comunes comenzaron a gritar en señal de protesta. Entonces, los agentes los rociaron con gas pimienta en las celdas y después golpearon a Antúnez hasta que se desmayó.

Antúnez fue sacado de la cárcel alrededor de las 7:30 p.m. y no se ha sabido su paradero desde entonces, dijo Pérez. Los otros disidentes fueron puestos en libertad el domingo. Pérez dijo que ha debido usar un collarín ortopédico debido a las lesiones sufridas durante la golpiza.

El disidente Duniesky Domínguez González, de Palma Soriano, dijo por su parte a El Nuevo Herald que policías y agentes de la Seguridad del Estado mantuvieron acordonada una cuadra de la calle C hasta la mañana del lunes.

Los vecinos le dijeron que un cóctel Molotov había estallado en la noche del domingo, y que otro había sido encontrado intacto en un campo vacío junto a una escuela primaria, indicó Domínguez.

Agregaron que los investigadores dijeron que las bombas podrían ser obra de opositores al gobierno, dijo Domínguez. Pero todos los disidentes rechazan la violencia, agregó. La violencia contra el gobierno es muy poco frecuente en Cuba.

El senador Robert Menéndez, demócrata por Nueva Jersey, que presidió la sesión de la mencionada subcomisión, emitió un comunicado diciendo que estaba “indignado, pero no sorprendido” por la detención de Antúnez, “una prueba más de la brutalidad del régimen de los hermanos Castro”.

Los representantes republicanos Ileana Ros-Lehtinen y David Rivera, del sur de la Florida, dijeron que el arresto de Antúnez era una prueba de que Cuba sigue reprimiendo a los disidentes, a pesar de lo que ellos calificaron como la política de “apaciguamiento” del gobierno de Obama hacia la isla.

“Le urjo al Presidente y a su administración tomar medidas más firmes contra el régimen castrista. La falta de acción por parte de esta administración está envalentonando a la tiranía y poniendo en peligro las vidas de los pacíficos activistas cubanos que buscan respeto a sus derechos humanos”, declaró Ros-Lehtinen.

Rivera precisó que la detención era inaceptable y servía como otro ejemplo de la práctica “del régimen castrista de aplastar los derechos humanos y recurrir a la violencia en contra de los que se oponen a la dictadura”.

El representante Connie Mack, republicano del sur de la Florida que aspira al Senado, dijo que las detenciones mostraban que “ni el más mínimo cambio ha tenido lugar en Cuba bajo el reinado de los hermanos Castro”.

Súmese a la Discusión

El Nuevo Herald tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que cubrimos. Los comentarios que haga pueden ser publicados tanto en nuestro sitio en línea como en el periódico. Lo invitamos a que participe en un debate abierto sobre los asuntos del día y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.

Términos del Servicio